Inicio » Embarazo » Carbonato de magnesio en el embarazo, ¿es beneficioso?

Carbonato de magnesio en el embarazo, ¿es beneficioso?

El magnesio es un nutriente que juega un papel fundamental durante el embarazo, ya que interviene de forma directa en la formación de nuevos tejidos, y sobre todo en el músculo junto con el calcio. Este nutriente se puede tomar a partir de una alimentación variada y equilibrada, pero en ocasiones, tomar carbonato de magnesio en el embarazo nos puedes asegurar la dosis correcta que necesita el feto y la madre cada día, cuando no se consigue a partir de la dieta.

¿Pero es realmente beneficioso tomar el magnesio en forma de suplemento alimenticio si estamos embarazadas? ¿Cuáles son los efectos positivos y los posibles riesgos de tomar carbonato de magnesio en el embarazo? ¡Vamos a verlo!

Carbonato de magnesio en el embarazo

Carbonato de magnesio en el embarazo, ventajasUn déficit de magnesio durante el embarazo aumenta el riesgo de preeclampsia, mortalidad infantil, e incluso de malformaciones durante el desarrollo del feto. Cuando se detecta que la madre tiene una malnutrición, y que el feto está en riesgo, se aplica siempre una dosis de sulfato de magnesio por vía intravenosa como tratamiento de última hora. Aunque siempre que se pueda, es mejor aportar esa cantidad de magnesio a través de la alimentación.

La dosis recomendada de magnesio durante el embarazo es de 400 miligramos diarios, unos 100 miligramos más de lo habitual en mujeres que no están embarazadas. Esta dosis extra es precisamente para asegurarnos de que el bebé se desarrolle perfectamente, ya que él también necesita muchos nutrientes para crear sus nuevos tejidos.

Siempre que se siga una dieta saludable, no tiene por qué ser necesario tomar suplementos como el carbonato de magnesio en el embarazo. Tomando alimentos ricos en magnesio como los frutos secos (nueces, almendras, avellanas, castañas, pipas de girasol, semillas de soja, etcétera), cereales enteros, legumbres, mariscos, y verduras como la zanahoria, remolacha o espinacas, podemos cubrir a la perfección las necesidades de magnesio.

Carbonato de magnesio en el embarazoSi además de ello queremos enriquecer nuestras comidas añadiendo una dosis extra de magnesio, no supone ningún riesgo siempre que se haga en la dosis adecuada.

Podemos añadir en las comidas una cucharadita de postre por día de carbonato de magnesio (equivalente a un total de 3 comprimidos), que se presenta en forma de polvo blanquecino sin ningún tipo de sabor. Se puede añadir a alimentos líquidos o sólidos, justo antes de comer, sin aportar un sabor extra y sin que lo notemos a la hora de tomarnos nuestra comida.

Tomando además 2 ó 3 comprimidos de carbonato de magnesio en el embarazo justo antes de irnos a dormir, notaremos una ligera función laxante, que nos puede ayudar sobre todo cuando se produce un estreñimiento leve. ¡Punto extra para añadirlo a nuestra dieta! Eso sí, no hay que pasarse con la dosis, una cucharada al día es más que suficiente.

Carbonato de magnesio en el embarazo, ¿es beneficioso?
4.33 (86.67%) 3 votes

Etiquetas: , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates