Inicio » Educación » Chuparse el dedo, ¿es normal en el bebé?

Chuparse el dedo, ¿es normal en el bebé?

Chuparse el dedo es un hábito bastante común en los bebés, que en la mayoría surge como apoyo a la hora de dormir, o como estímulo para relajarse cuando el bebé presenta cierto estrés. No es un hábito peligroso en sí, pero es preferible que a cierta edad, el niño que tiende a chupar su dedo, deje de hacerlo para no producir daños en sus manos o fallos en el desarrollo de la dentición.

Los padres somos los responsables de conseguir que nuestros hijos dejen los malos hábitos antes de que lleguen a causar algún problema, y hacerlo de buena forma, con refuerzo positivo y nunca regañando al niño.

Chuparse el dedo, comportamiento en bebés

Chuparse el dedo, comportamiento en bebésLos niños desde pequeños pueden tender a chuparse el dedo, ya sea de las manos o de los pies, que puede mantenerse en el tiempo por costumbre o porque le produce placer o relajación cuando la necesita.

En ocasiones, un niño también puede recurrir a chuparse el dedo debido a alguna dificultad en el desarrollo psicomotor, sobre todo cuando hay falta de estimulación en el medio que lo rodea. Para evitar ésto, los adultos deben ayudar y animar al pequeño a moverse y desarrollarse correctamente.

En el caso de que el bebé no padezca ningún problema físico ni psicológicos, y siga recurriendo a este hábito a medida que va creciendo, hay formas de controlar el hábito de meterse los dedos en la boca, y la más efectiva es siempre sustituir el hábito por otra costumbre más beneficiosa.

Chuparse el dedoPor ejemplo, si el bebé tiende a chuparse los deditos a la hora de ir a la cama, podemos conseguir que se relaje de otra forma teniendo sus manos ocupadas con algún muñeco que le guste mucho, y conseguir que se relaje acariciándole el pelo o masajeándole las manitas. Nunca debemos recurrir al castigo o las prohibiciones para cambiar este tipo de hábitos en los niños, porque el bebé no entenderá el motivo, y no será la forma de conseguir que cambie su costumbre.

Después de los cuatro años, este hábito mantenido puede ser muy negativo en los niños. La posición de los dientes en los niños mayores de cuatro años aún siguen chupándose los deditos, o llevando chupete para dormir se vuelve incorrecta; los dientes delanteros quedan hacia delante, y puede ser muy negativo en su salud.

A esta edad debemos conseguir que el niño deje de chuparse el dedo sin excepción, siempre con mucha paciencia y cariño.

Chuparse el dedo, ¿es normal en el bebé?
5 (100%) 1 vote

Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates