Inicio » Salud » Conjuntivitis en el recién nacido; cómo tratarla

Conjuntivitis en el recién nacido; cómo tratarla

Cuando un bebé nace, el primer contacto con el exterior supone para él un gran cambio, que puede generarle pequeñas alteraciones en su cuerpecito. Una de ellas es la conjuntivitis en el recién nacido, un síntoma muy común en los bebés que puede ser debido a múltiples factores.

Según la procedencia de esta infección en sus ojitos, los padres debemos actuar de una u otra forma para tratarla y conseguir que los ojos de nuestro bebé se recuperen cuanto antes.

Conjuntivitis en el recién nacido

Conjuntivitis en el recién nacido; prevenirla y tratarlaLa conjuntivitis en el recién nacido se presenta como ojos enrojecidos, muy sensibles a la luz, y con constante lagrimeo. El primer paso sería acudir al pediatra para confirmar de qué tipo de infección se trata, y a partir de ahí, el tratamiento a seguir lo tendremos que llevar a cabos los padres.

– Cuando la conjuntivitis está producida por una inflamación del conducto lagrimal, muy típica en los recién nacidos, los ojitos del bebé se verán rojos y con legañas húmedas y pegajosas. Para tratarla, con las manos bien limpias masajeamos la terminación del ojo del bebé, justo dónde se une el ojo con la nariz, para desobstruir el conducto. Después lavamos bien el ojito con suero específico, y repetimos a lo largo del día cuantas veces sean necesarias.

– Cuando la conjuntivitis en el recién nacido está causada por una alergia (al polvo, flores, pelo de animales, etc), los ojos se presentan rojos y con lágrimas. El pediatra puede recetar al bebé un antihistamínico, pero al tratarse de un bebé de poco tiempo, la mejor forma de evitar la conjuntivitis será protegerle de la fuente que la produce, y exponerlo lo menos posible. Cuando sea mayor, el niño podrá someterse a un tratamiento para eliminar la alergia.

Conjuntivitis en el recién nacido– Cuando la conjuntivitis tiene un origen bacteriano, debido a una infección, los ojos se verán con una secreción amarillo-verdosa. Suele aparecer cuando el bebé tiene gripe o está resfriado, y la forma de eliminar tanto la conjuntivitis con la enfermedad que la produce, es acudir al pediatra, y seguir el tratamiento antibiótico que nos recete.

Tratar la conjuntivitis en el recién nacido no es tarea difícil, tan sólo debemos seguir bien las pautas de tratamiento que nos indica el pediatra, y nuestro bebé se recuperará en poco tiempo, volviendo a tener sus ojos completamente sanos.

¡Dame tu opinión!

Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates