Inicio » Alimentación » Dieta blanda para gastroenteritis en bebés

Dieta blanda para gastroenteritis en bebés

La gastroenteritis es una enfermedad que ocurre muy a menudo en niños, la mayoría de las veces ocasionada por virus, aunque también puede producirse por una intoxicación alimentaria ocasionada por bacterias.

Nuestras abuelas solían combatir contra la gastroenteritis a través de dietas astringentes, pero es algo que en la actualidad se ha demostrado que no es nada efectivo, y que hay otros medios que nos pueden ayudar a recuperar la salud y el apetito mucho antes si sufrimos de vómitos o diarreas.

Cuando un niño pasa por un episodio de estos, debemos procurar que coma cuanto antes, evitando el ayuno prolongado. La dieta blanda para gastroenteritis que debe seguir el pequeño deberá consistir en 3 partes diferentes, las cuáles veremos a continuación.

Dieta blanda para gastroenteritis

Primera parte: evitar en la medida de lo posible la pérdida de líquidos.

Dieta blanda para gastroenteritis en niñosCuando el bebé o el niño comienza con un episodio de diarreas o vómitos, debemos empezar cuanto antes a aplicar nuestro protocolo de dieta blanda para gastroenteritis. El niño se mostrará más reacio a comer si no se encuentra bien, pero debemos insistir en que tome algo, porque si continúa mucho tiempo perdiendo líquido sin reponerlo, podría entrar en una situación de peligro.

Si nuestro bebé es pequeño y aún se alimenta con leche materna, no debemos suspender las tomas. Hay que insistir en que el niño se alimente, ofreciéndole el pecho incluso con más frecuencia, y procurar que tome algo de alimento cada 3 horas como mínimo.

Si nuestro bebé toma fórmulas infantiles, hay que preparar los biberones de la forma habitual. No tenemos ni que diluir la leche, ni que cambiar el tipo de leche; será suficiente con que le ofrezcamos su leche normal más veces para que se anime a comer.

En los niños más mayores es importante que tomen mucho líquido, todo el que puedan, pero mejor que no sea sólo agua, sino líquidos más apetecibles como zumos, tés, o cualquier suero especial que contenga electrolitos para que el agua se absorba mejor en el intestino. En la farmacia puedes encontrar este tipo de suero especiales para dieta blanda para gastroenteritis, o puedes preguntar a tu pediatra.

Segunda parte: aportar la energía necesaria para recuperar la salud.

Dieta blanda para gastroenteritisUna vez que el niño pueda retener algo de comida en su estómago, podemos empezar a darle papillas y comidas con una composición calórica mucho más alta. Podemos empezar con papillas o purés de arroz, pasta, pan, y cualquier alimento que contenga hidratos de carbono de absorción lenta.

En esta etapa es mejor restringir por el momento las carnes magras, el pescado, frutas y lácteos, y evitar sobre todo los alimentos muy grasos, los dulces o frutas laxantes como las ciruelas y kiwis.

Es mejor escoger alimentos para la dieta blanda para la gastroenteritis que sean apetecibles para el niño, y no obligarle a tomar los alimentos que menos le gustan o que no le apetecen en ese momento.

Tercera parte: volver a una alimentación normal rica y equilibrada.

Cuando el niño ya ha superado el episodio de vómitos y diarreas, y vuelve a poder comer de manera habitual gracias a nuestra dieta blanda para gastroenteritis, es hora de que enriquezcamos la dieta con todo tipo de alimentos, volviendo a darle carnes, pescados, frutas, verduras, legumbres, y todo tipo de alimentos, para que el niño recupere su fuente de vitaminas y minerales por completo.

Dieta blanda para gastroenteritis en bebés
5 (100%) 2 votes
Etiquetas: , .

2 Comentarios

  1. son cosas que creemos que sabemos pero a veces no del todo,y viene bien tenerlo presente!! yo por ejemplo me he quedado con lo de las tres horas hay que ofrecerle alimento,tengo un lactante y no sabia ésto con exactitud. GRaciassss

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates