Inicio » Embarazo » Dormir en verano si estás embarazada

Dormir en verano si estás embarazada

Si la hora del sueño ya nos resulta una odisea a las embarazadas cuando no sabemos en qué postura colocarnos para que no nos moleste la tripa, dormir en verano si estás embaraza puede ser hasta mil veces peor, sobre todo si nos toca pasar el último trimestre de embarazo en los meses más calurosos del año.

Lidiar con el calor, encontrar la postura más cómoda, evitar las molestias de tener que llevar un pijama demasiado apretado… incluso decidir a qué temperatura poner el aire acondicionado mientras estamos durmiendo, o si prescindir o no del ventilador durante la noche. Son muchas las dudas que nos asaltan, y muchos los problemas que tenemos que solucionar para poder descansar las horas que nos exige nuestro estado.

Por ello, vamos a ver los mejores trucos y algún que otro consejo que puedes aplicar para dormir en verano si estás embarazada, y pasar lo mejor posible esta época del año que nos resulta tan complicada a muchas mujeres.

Dormir en verano si estás embarazada; trucos y consejos

Dormir en verano si estás embarazada, consejos prácticosEn verano, ventila bien la habitación a primeras horas de la mañana, cuando todavía no hace calor. Mantén las persianas bajadas en las horas de más calor para que el sol no entre, y vuelve a abrir ventanas justo cuando anochezca. Así evitaremos que la casa se caliente, y la habitación sea un horno a la hora de acostarnos.

Mientras dormimos, la temperatura de nuestro cuerpo tiende a descender. Sin embargo, cuando estamos embarazadas, la temperatura corporal es mayor, por lo que una temperatura ambientel de unos 26ºC sería la idónea para conciliar el sueño y descansar placidamente, mientras que a partir de los 27ºC, la calidad de nuestro sueño podría disminuir.

Si prefieres dormir con el aire acondicionado, procura ponerlo a 26ºC justo en el momento de irnos a dormir, y mantenerlo así algunos minutos hasta que consigas conciliar el sueño. Para dormir en verano si estás embarazada no necesitas tener el aire acondicionado funcionando toda la noche, prográmalo para que se apague a una hora concreta.

Por supuesto, no es nada conveniente que el chorro de aire esté dirigido al cuerpo, ya que el cuerpo tendería a enfriarse mucho más, y podríamos pillar un resfriado.

Dormir en verano si estás embarazadaSi aún así no consigues dormir, no te quedes en la cama dando vueltas desesperadamente. Lee un libro, por la tele un rato… mientras estén tumbada tu cuerpo estará descansado, y llegará un momento en que tengas sueño suficiente para dormirte.

También ayuda mucho para dormir en verano si estás embarazada, que des un paseo nocturno justo antes de irte a dormir. Podrás refrescarte en la calle antes de ir a la cama, además de que te cansarás más y te costaré menos conciliar el sueño.

Si eres de las que no pueden dormir sin pijama, opta por tejidos fresquitos como el algodón o el lino, mejor si son anchos y que no se ajusten al cuerpo.

Y si por la noche no puedes dormir lo suficiente por culpa del calor, ¡no te saltes la siesta! Acostúmbrate a descansar en esas horas del día en las que hace más calor en la calle, poniendo el aire acondicionado a 26ºC o el ventilador. Dormir en verano si estás embarazada puede hacer que te saltes la rutina, ¡recuerdas que necesitas descansar más y mejor!

¡Dame tu opinión!

Etiquetas: , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates