Inicio » Educación » Ejercicios para mejorar la psicomotricidad gruesa en niños

Ejercicios para mejorar la psicomotricidad gruesa en niños

Uno de los aspectos más importante en el crecimiento y desarrollo de los niños, es la adquisición de soltura en la psicomotricidad gruesa, es decir, que los niños aprendan a controlar movimientos grandes desde que empiezan a tener independencia, como pueden ser los gateos y los primeros pasos durante los primeros años de su vida, así como movimientos más específicos que conlleven el control de equilibrio a medida que se hacen mayores.

Como con todo proceso de aprendizaje, la motricidad gruesa también conlleva su dificultad, ya que algunos niños necesitan más tiempo que otros para controlar determinados movimientos. Otros en cambio, necesitan de la ayuda de los adultos, practicando ejercicios de motricidad gruesa con ellos para aprender a controlarlos mejor.

Juegos de psicomotricidad para infantil

Hoy vamos a ver exactamente, ¿qué es la motricidad gruesa?, y algunas de las mejores actividades para niños de 1 a 3 años, para que los pequeños puedan aprender a controlar la psicomotricidad gruesa según su etapa de crecimiento y también según sus necesidades personales.

¿Qué es la psicomotricidad gruesa?

Se entiende como psicomotricidad gruesa a la capacidad que tenemos los seres humanos de realizar movimientos grandes, utilizando grandes grupos de músculos que nos ayudan a movernos de una forma precisa, controlando el equilibrio y la precisión de cada uno de nuestros movimientos.

Es muy importante que los niños aprendan a controlar la motricidad fina infantil, pero también la motricidad gruesa, ya que ambos aspectos son muy importantes para su correcto desarrollo, sobre todo para los niños que presentan ciertas dificultades desde sus primeros años de vida.

Psicomotricidad 3 años

Lo que aprendan los niños en sus primeros años, influenciará en gran medida el desarrollo en su etapa de adolescente y como adulto, así que los 3 primeros años del niño es cuando debemos detectar los principales problemas y corregirlos cuanto antes.

Para ello, existen muchos tipos de juegos de psicomotricidad que se pueden practicar en casa o en la escuela como veremos a continuación.

Psicomotricidad gruesa en niños de 1 a 2 años

Cuando los niños cumplen su primer año, es el momento de que empiecen a gatear y a dar sus primeros pasos. Cada uno lo hará a su ritmo, y se tomará el tiempo necesario; alguno incluso se saltará el proceso de gateo y empezará a levantarse y caminar directamente, pero siempre es mejor que les ayudemos a controlar cada uno de sus movimientos, para que aprendan a hacerlo más rápido y mejor.

Como puedes ver en el vídeo, los mejores ejercicios de psicomotricidad para bebés a partir de un año son los que potencian su gateo, como poner a los niños bocabajo, y atraerlos con diferentes juguetes para que se animen a moverse por sí mismos.

Una vez que el niño ya gatea, podemos hacer otras actividades de psicomotricidad para que tengan más autonomía en sus movimientos, haciendo que el niño pase por debajo de la mesa, y entre diferentes objetos para que tenga una mejor percepción del espacio que le rodea.

Psicomotricidad gruesa en niños de 2 a 3 años

Los niños con 2 añitos por lo general ya saben caminar o están empezando a hacerlo, y para que se sientan más seguros, los padres podemos hacer con ellos otros ejercicios de psicomotricidad para niños que sean adecuados para la etapa de los primeros pasos.

Juegos de psicomotricidad 3 años

Podemos hacer cada día en el parque una sesión de psicomotricidad gruesa animando a los niños a caminar por ejemplo sobre los juguetes del parque, como las piletas o los troncos situados en horizontal para pasar sobre ellos. Es muy importante que al principio le demos la mano, hasta que estén seguros y puedan hacerlo ellos solitos sin caerse.

También pueden empezar haciendo juegos de psicomotricidad para niños como saltar por encima de algunos obstáculos, para controlar mejor los saltos y los movimientos más precisos.

Psicomotricidad gruesa en niños de 3 a 4 años

A los 3 años se hace más importante que los niños den en el colegio clases de psicomotricidad gruesa. De hecho en la mayoría de las escuelas de España ya se hacen. Estas son algunas de las actividades de psicomotricidad para niños que más se realizan y que ayudan a los pequeños a tener un mejor control de sus movimientos:

  • Jugar a la rayuela; lo que conlleva lanzar objetos a un objetivo concreto para poder acertar y al mismo tiempo saltar sobre unos recuadros en el suelo controlando el espacio.

Psicomotricidad gruesa en niños

  • Jugar a los bolos; lanzando la bola justo para dar a los bolos y derribarlos, creando un movimiento completo del cuerpo en el que participan muchos músculos, y al mismo tiempo potenciando la puntería del niño.
  • Caminar por la línea; ya sean líneas curvas o líneas rectas, si los niños intentan caminar sobre ellas para controlar sus pasos, estarán haciendo un buen ejercicio de psicomotricidad gruesa sin que se den cuenta, porque realmente son juegos para ellos y están influyendo en su desarrollo de forma muy positiva.
Ejercicios para mejorar la psicomotricidad gruesa en niños
5 (100%) 4 votes

Etiquetas: , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates