Inicio » Salud » Enfermedades exantemáticas en niños

Enfermedades exantemáticas en niños

Se conoce como enfermedades exantemáticas a aquellas que producen erupciones en la piel (denominados exantemas), ya sea en forma de puntitos rojos, manchas, granitos o pequeñas ampollas que pueden llegar a ser de mayor tamaño en algunos casos.

Entre estas enfermedades se encuentran la rubéola, el sarampión y la varicela, y aunque no son peligrosas en los niños, siempre es mejor evitarlas. También es muy importante que se aplique un tratamiento adecuado lo antes posible, para evitar los posibles riesgos y efectos secundarios que podrían ser muy peligrosos en los más pequeños.

Enfermedades exantemáticas

Vamos a ver cuáles son las enfermedades exantemáticas más comunes en nuestro país, y cómo podemos evitarlas para que los niños no las adquieran y las contagien a otros compañeros del colegio ni a los miembros de la familia.

Enfermedades exantemáticas; cómo evitarlas

Las enfermedades exantemáticas han estado toda la vida con nosotros; la pasaron nuestros padres, quizás la pasemos nosotros mismos en nuestra infancia, y puede que la pasen nuestros hijos.

No hay que tenerles miedo, ya que son enfermedades de fácil curación en la mayoría de los niños, pero siempre es recomendable evitarlas en la medida de lo posible, ya que pueden complicarse y ser peligrosas para los peques.

La mejor forma de evitarla es seguir de forma adecuada el calendario de vacunaciones de los niños. De esta manera, aunque el niño entre en contacto con el virus, no contraerá la enfermedad, ya que es completamente inmune.

Enfermedades exantemáticas en niños

No debemos olvidar vacunar a nuestros hijos con las vacunas básicas para la varicela, sarampión y rubeola, para así evitar el riesgo de contagio de estas enfermedades, aunque sí hay otros virus que puedes producir exantemas en la piel. Estos otros virus no son para nada peligrosos, y el bebé sólo necesitará unos cuidados básicos para conseguir pasar la enfermedad en pocos días sin males mayores.
Estas enfermedades suelen cursar como un exantema súbito, tal y como lo denominan los médicos. El niño sufrirá un par de días de fiebre sin otro síntoma, y a partir del tercer día aparecerán los exantemas, desapareciendo la fiebre, y terminando la enfermedad por completo en un par de días más.

Varicela vacuna

El único caso en que debemos preocuparnos los padres ante las enfermedades exantemáticas en los niños, es cuando las manchas son hemorrágicas, es decir, aparecen manchas más grandes de lo normal con un color liliáceo. Es aquí cuando debemos acudir al médico de urgencia, aunque ésto sólo ocurre en un número de casos muy limitado.

En el resto de casos, las enfermedades exantemáticas no deben ser motivo de preocupación mayor en los padres. Simplemente tenemos que preocuparnos en tratar al niño con una correcta vacunación para evitar cualquier problema en el futuro, y así estaremos más tranquilos y nuestro bebé más protegido.

Enfermedades exantemáticas en niños
5 (100%) 3 votes

Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates