Inicio » Educación » Estímulos para que el bebé gatee

Estímulos para que el bebé gatee

La fase del gateo en los bebés comienza alrededor del octavo o décimo mes de vida, aunque hay algunos bebés que pueden empezar antes, e incluso otros que la pasan por alto y directamente comienzan a caminar. Sin embargo, la mayoría necesita estímulos para que el bebé gatee, y los padres somos los responsables de conseguir que nuestro pequeño siga con su completo desarrollo psicomotor.

El gateo es una etapa muy importante, en la que los bebés fortalecen sus músculos y sus huesecitos, consiguiendo además una mayor autonomía y más confianza en sí mismos para seguir desarrollándose sin miedo.

Los padres, a través de sencillos estímulos para que el bebé gatee, podemos brindarle a nuestro pequeño la confianza final que necesitan para se atrevan a dar el gran paso.

Estímulos para que el bebé gatee - Juegos y juguetes

Estímulos para que el bebé gatee con ayuda de sus padres

Uno de los primeros estímulos para que el bebé gatee que podemos comenzar realizando es extender y flexionar sus piernecitas mientras el pequeño está tumbado bocarriba, como si estuviera pedaleando. De esta forma, conseguimos que el niño fortalezca poco a poco los músculos, y pueda flexionar más fácilmente la articulación de la rodilla.

Estímulos para que el bebé gateeCuando se encuentre bocabajo en el suelo, pásale a tu bebé un pañuelo por debajo de la tripa, y levántalo de forma que sólo queden en el suelo sus manitas y sus rodillas. Así el bebé empezará a tener seguridad hasta que aprenda a levantar la tripa del suelo él solito.

Ponte a su lado a cuatro patas, y muéstrale cómo gateas. Muévete por la habitación, llámale para que vaya hacia ti, muévete hacia él a cuatro patas, enséñale su juguete favorito para que se acerque… Todos estos estímulos servirán para que bebé vea cómo debe moverse, y para instarle a que lo haga él también.

Utiliza pelotas con ruido, rodillos de colores, y otros juguetes que el niño pueda hacer rodar por el suelo y que le animen a perseguirlos. También las mantas de actividades le animarán a moverse de un lado a otro, y si son amplias de gran tamaño, más superficie tendrá que cubrir el pequeño y más tendrá que moverse para jugar él solito.

A través de estos estímulos para que el bebé gatee, tu pequeñín empezará a moverse cuanto antes, y seguirá un desarrollo sano.

 

¡Dame tu opinión!

Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates