Inicio » Alimentación » Extracción de leche materna y conservación

Extracción de leche materna y conservación

Cuando meses después de haber dado a luz debemos volver al trabajo, la extracción de leche materna se hace fundamental para aquellas madres que queremos seguir dándole a nuestro bebé una alimentación más natural.

Ya sea por cuestiones laborales, por tener que ausentarnos algunos días en los que no podamos estar con el bebé, o simplemente por razones de salud, extraer la leche de nuestros pechos es una actividad que acabamos practicando tarde o temprano todas las madres, y debemos aprender a hacerlo bien, pero sobre todo, a conservar esa leche de forma correcta para que conserve todas sus propiedades y nutrientes.

Extracción de leche materna

Existen tres técnicas para la extracción de leche materna: una manual sin utilización de ningún aparato, extracción con sacaleche manual, y extracción con sacaleche eléctrico.

Extracción de leche materna La extracción manual es la más sencilla y natural, pero es la menos utilizada, ya que los sacaleche que podemos encontrar en el mercado son muy útiles y nos facilitan mucho la labor.

Si queremos hacer de forma manual, tan sólo debemos estimular la salida de la leche del pecho con movimientos circulares ejercidos con nuestros dedos. Colocando el dedo pulgar por encima de areola, y el índice por debajo, vamos empujando hacia atrás, y presionando con ambos dedos en dirección al pezón, repitiendo rítmicamente hasta que salga la leche.

De esta misma forma actúan los sacaleche tanto manual como eléctrico. Tan sólo tenemos que colocar en el pecho según las indicaciones de cada aparato, y utilizar la palanca en el caso del sacaleche manual o presionar el botón en el caso del sacaleche eléctrico.

Es conveniente que la extracción de leche materna se haga siempre en ambos pechos. El momento perfecto para hacerlo es justo después de amamantar al bebé. Si el bebé ha tomado un pecho, podemos sacar la leche del otro, y conservarla.

Si hemos dado ambos pechos, debemos esperar al menos media hora para que los pechos vuelvan a llenarse lo suficiente como para seguir extrayendo leche.

Conservación de leche materna

La leche de ambos pechos puede mezclarse dentro del mismo recipiente sin problema. Fuera de la nevera se mantiene bien de 4 a 8 horas en ambiente fresco

Extracción de leche materna y conservaciónLo más recomendable es que se conserve en el refrigerador como máximo 48 horas después de la extracción de leche materna.

Los recipientes idóneos para guardarla deberán ser herméticos, estar esterilizados, y que sean para pequeñas cantidades.

La leche materna también puede congelarse. Cuando vayamos a utilizarla para alimentar al bebé, la descongelación debe hacerse poco a poco, dejando el recipiente a temperatura ambiente, o mejor en la nevera hasta que vuelva a su estado líquido. No descongelar en el microondas ni poniendo al baño maría, ya que pierde sus propiedades.

Agitamos bien para que se vuelva homogénea, y calentamos sumergiendo en agua tibia. Una vez descongelada, puede estar en nevera 24 horas, pero nunca volver a congelar.

Extracción de leche materna y conservación
5 (100%) 3 votes

Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates