Inicio » Salud » Herpes labial en niños; qué es y cómo tratarlo

Herpes labial en niños; qué es y cómo tratarlo

Al igual que en los adultos, el herpes labial en niños está causado por un virus que se reproduce en los nervios faciales, en la piel y mucosas de las boca. Es un virus que se contagia con mucha facilidad, por eso es muy frecuente que si lo tiene un adulto que se encuentre con un niño, el niño también se infecte en sus primeros meses de vida.

No tiene por qué ser peligroso para el niño, pero si un poco molesto, porque la herida duele y el niño puede presentar otros síntomas paralelos, por lo que se hace necesario tratarlo de forma adecuada para la edad del pequeño.

Herpes labial en niños y bebés

Herpes labial en niños pequeños Con el contagio, el niño presenta una primera enfermedad denominada gingivoestomatitis herpética, que pasará en pocos días. Pero el virus del herpes labial en niños se mantiene latente en los nervios faciales, y puede volver a reproducirse dando un brote de lo que denominamos concretamente herpes labial, sobre todo cuando las defensas bajan.

Durante la gingivoestomatitis, aparece fiebre y yagas en el interior de la boca, que pueden ser bastante dolorosas en el niño. Su tratamiento sólo puede ser un mantenimiento adecuado de las heridas del niño hasta que se curen por sí mismas.

En ocasiones las heridas pueden ser tan dolorosas que dificulten la alimentación del niño, en este caso es conveniente acudir al médico para una rehidratación por vía intravenosa, aunque raras veces es necesario recurrir a esta medida tan extrema.

En una segunda reinfección, se tratará propiamente de herpes labial, también conocido como ‘calentura’, que es cuando aparece una pequeña yaga en la boca, labio o nariz.

No suele extenderse más que una pequeña lesión cuando se trata de una recaída, ya que rápidamente el sistema inmune se volverá a reactivar y actuar contra el virus, tardando de 3 a 7 días en eliminarlo por completo.

Herpes labial en niñosLa prevención del herpes labial en niños debe hacerse evitando que el pequeño entre en contacto con otra persona que está padeciendo la infección. El herpes es contagioso mientras la persona que lo tiene padece fiebre, y es mejor que el niño no esté en contacto con ella para no contagiarse.

Hasta el momento, no existe ningún tratamiento médico que sea realmente efectivo contra el virus del herpes labial. Puede tratarse aplicando alcohol 70º sobre la costra que se forma en el labio, una crema antiviral específica igual que la que usamos los adultos (sólo efectiva los primeros días de la infección), o bien, simplemente dejar actuar al sistema inmune para que elimine al virus, y dedicarse a tratar la costra del labio con vaselina para que no se abra y sangre.

El herpes labial en niños no es una enfermedad grave, por lo que no debemos preocuparnos en exceso. Pero si nos quedamos más tranquilos, podemos acudir al médico para que se haga un diagnóstico exacto del niño, y consultar el tratamiento que debemos seguir; eso sí, siempre con tranquilidad para no asustar al pequeño.

¡Dame tu opinión!
Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates