Inicio » Salud » Hipo en recién nacidos, prevenirlo y tratarlo

Hipo en recién nacidos, prevenirlo y tratarlo

El hipo en recién nacidos está principalmente ocasionado por la inmadurez del sistema digestivo, produciéndose justo cuando el bebé de pocos días de vida termina de comer y se produce una pequeña regurgitación de leche al no quedar bien cerrada la entrada del estómago. El hipo es un sistema de defensa del cuerpo del bebé para evitar esta acción, entrando en acción el diafragma del pequeño, y causando esas molestas convulsiones.

En poco tiempo, el sistema digestivo del bebé se desarrolla, y el hipo comienza a ser algo menos habitual. Pero hasta entonces, si queremos evitar la aparición del hipo en recién nacidos, podemos llevar a la práctica una serie de acciones.

Hipo en recién nacidos, cómo evitarlo

Hipo en recién nacidosPara evitar que se produzca la regurgitación del alimento en el bebé, y el posterior hipo en recién nacidos, la clave está en encontrar un biberón adecuado, y usarlo de la forma correcta a la hora de alimentarlo.

  • Controla la inclinación del biberón para evitar que aparezcan gases por entrada de aire
  • El flujo de leche debe ser constante, para que el bebé se alimente a ritmo continuo
  • El agujero de la tetina no debe ser demasiado pequeño, ya que el niño tendría que succionar más y tragaría más aire
  • Pregunta en tu farmacia por un biberón y una tetina anti-hipo
  • Cuando el bebé comience a tomar otros alimentos, controla que mastique bien y que coma poco a poco

Si a pesar de estas precauciones, el hipo aparece en nuestro bebé, existen una serie de pautas para aliviarlo y hacer que desaparezca cuanto antes.

Hipo en recién nacidos, cómo aliviarlo

Hipo en recién nacidosCuando el hipo aparece en nuestro bebé, debemos actuar con delicadeza para lograr que su respiración y los movimientos del diafragma vuelvan a la normalidad. Un remedio muy eficaz es darle una cucharada de agua, para que el bebé trague e intente controlar el hipo mientras lo hace.

También puedes ocasionarle un estornudo rozándole suavemente la nariz, que facilitará la desaparición del hipo, o si el hipo aparece en mitad de la toma, sólo con seguir dándole el pecho o el biberón, el ritmo natural que tiene al tragar hará que desaparezca el molesto hipo.

A un niño nunca se le debe dar agua con gas, ya que el gas hará que el hipo empeore, ni dar unas gotas de limón, que pueden causar daños en el sistema digestivo del bebé por ser demasiado ácido para él.

Otros remedios que solemos usar los adultos para hacer que el hipo desaparezca, como tapar la nariz para contener la respiración o dar un susto, no funcionan con el hipo en recién nacidos, ya que sólo conseguiremos hacer que llore sin que se vaya el hipo.

Hipo en recién nacidos, prevenirlo y tratarlo
5 (100%) 2 votes
Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates