Inicio » Salud » Linfocitos bajos en niños; Síntomas, causas y tratamiento

Linfocitos bajos en niños; Síntomas, causas y tratamiento

Los linfocitos son un tipo de glóbulos blancos que podemos encontrar en la sangre, encargados de la parte más importante de la defensa del organismo humano. Cuando en una analítica encontramos un valor de linfocitos bajos, quiere decir que el sistema inmune no está funcionando correctamente, y que debemos actuar cuanto antes para que recupere su función normal.

monocitos altos neutrofilos bajos

Este nivel de linfocitos bajos puede ir acompañado a veces de una serie de síntomas que nos advierten del riesgo. Las causas de la bajada pueden ser muy diferentes, pero son sobre todo peligrosas en embarazadas y cuando hay linfocitos bajos en niños.

Si tú también crees que tu hijo pueda tener algunos de estos glóbulos blancos bajos, presta atención a estos signos para actuar a tiempo, aplicando el tratamiento más adecuado para que se recupere cuanto antes. Toma nota de todos los detalles.

¿Qué son los linfocitos?

Los linfocitos son un tipo de glóbulo blanco o leucocito, que se produce en la médula ósea para pasar a formar parte de la defensa del organismo. Se encuentran en la sangre y en el sistema linfático, y su función principal es la de detectar y reaccionar ante materiales extraños al cuerpo humano como son los diferentes microorganismos, antígenos que producen las alergias, e incluso las células que forman los tumores.

Más concretamente, los linfocitos son las primeras células que comienzan con una reacción de defensa en el organismo, uniéndose a estos cuerpos extraños para que el resto de células de defensa se puedan unir después a ellos y eliminarlos.

linfocitos bajos sintomas

Tipos de linfocitos

Dentro de los linfocitos, podemos diferenciar tres tipos concretos que tienen funciones diferentes:

  • Linfocitos T: son células que se desarrollan en el timo, y que participan en la respuesta inmunitaria de las células.
  • Linfocitos B: se desarrollan en la médula ósea para migrar a los tejidos linfáticos y dar la respuesta inmunitaria.
  • Células NK (natural killer): son las células que se encargan de la destrucción de las células que contienen los cuerpos extraños que hay que eliminar.

¿Qué significa tener los linfocitos bajos?

Un nivel de linfocitos bajos en el organismo también es conocido como linfopenia o linfocitopenia. Se produce cuando el valor de estas células se encuentra por debajo de 1500 unidades por microlitro de sangre.

causas linfocitos bajos

Cuando un niño llega a este nivel de globulos blancos bajos, no siempre tiene que presentar síntomas, pero sí tiene un riesgo muy alto de sufrir alguna infección que no pueda ser controlada por el propio organismo. En casos muy graves, se puede incluso producir la muerte de la persona afectada, ya que el cuerpo no tiene forma de defenderse frente a los microorganismos que lo están atacando.

Función de los linfocitos en el sistema inmunológico

Causas de linfocitos bajos en niños

En los niños se pueden dar muchos casos de bajada del nivel de globulos blanco. Podemos encontrar niveles de basofilos bajos, neutrofilos bajos, monocitos bajos, e incluso combinaciones que puede llegar a ser peligrosas como neutrofilos bajos y linfocitos altos, o eosinófilos altos en niños como ya vimos en este post del blog.

En todos estos casos, las causas que producen estas bajadas y subidas de los niveles de los diferentes glóbulos blancos pueden ser muy diferentes. Pero la que se da con más frecuencia es la bajada de linfocitos, y puede ser debido a diferentes factores:

Infecciones virales

Es la causa más común que produce un nivel de linfocitos bajos en los niños, y también en adultos. Una infección viral causa la pérdida de estas células de defensa de forma temporal, ya que han sido usados para combatir la infección, y han muerto durante el ataque. Será necesario que el sistema inmune aumente la producción durante unos días para reponer todas estas bajas.

neutrófilos bajos linfocitos altos

Pero hay un tipo de infección que no deja que el sistema inmune se recupere con el tiempo: la infección del VIH. Cuando un paciente tiene el SIDA, los niveles de células de defensa suelen estar bajos, ya que el virus las destruye poco a poco. Por esta razón es muy importante que se cuide de cualquier patógeno oportunista, porque el cuerpo no puede defenderse por sí mismo.

Fallos en la médula ósea

En determinados casos, si un niño no tiene un correcto funcionamiento de su médula ósea, el nivel de glóbulos blancos que se producen puede ser bajo. Este tipo de problema se llama en medicina anemina aplásica, y suelen estar relacionadas con enfermedades genéticas que se presentan en diferentes grados.

Toma de medicamentos

Algunos medicamentos como los esteroides, o los medicamentos que se utilizan para la quimioterapia, hace que el recuento de linfocitos caiga durante su toma. Estas personas que están con medicación tan fuerte, deben tener mucho cuidado cuando hay un nivel de linfocitos bajos, para no sufrir otra enfermedad oportunista.

tratamiento leucopenia

Trastornos autoinmunes

De la misma forma que la médula ósea puede fallar en su producción de linfocitos por un problema genético, también puede hacer una sobreproducción de estas células, que sea entendida por el propio organismo como un problema que haya que combatir.

En estos casos, un problema de autoinmunidad puede hacer que las células luchen unas contra otras, y al final se pierdan números importantes, de forma que no queden glóbulos blancos para combatir microorganismos externos que realmente son perjudiciales.

Síntomas de linfocitos bajos

Cuando el nivel de leucocitos es bajo en los niños, no siempre vemos síntomas claros asociados. Cuando hay pocos leucocitos y linfocitos, los niños pueden presentar en algunos casos algo de debilidad y cansancio, así como fiebre y procesos inflamatorios, pero no siempre son síntomas claros que se puedan diferenciar de otros problemas de salud.

bajos leucocitos

La única prueba que realmente puede señalar un nivel bajo de leucocitos y linfocitos es el análisis de sangre, que hace un recuento específico de todas las células de la sangre.

Para hacer un diagnóstico, el médico hará una repetición de la prueba con un nuevo recuento de los glóbulos blancos en la sangre del niño, así como una historia clínica basándose en las últimas enfermedades por las que haya pasado el paciente, incluyendo el riesgo de que pueda haber contagio por VIH. Aunque este último paso, es muy poco probable en los niños.

Tratamiento de linfocitos bajos en niños

El tratamiento para un niño bajo en linfocitos variará según la causa de la bajada del nivel de sus células. Si está ocasionado por una enfermedad subyacente, la prioridad será tratarla para que el propio organismo esté en plenas facultades para aumentar por sí mismo el nivel de linfocitos. Entre estas enfermedades se incluyen todas las posibles infecciones, así como el SIDA.

leucocitos altos y linfocitos bajos

En otros casos, si hay un nivel de linfocitos bajos, solo cabe esperar a que el niño se recupere por sí mismo. Al mismo tiempo hay que protegerle de forma complementaria para que no se contagie con ningún agente externo que pueda suponer un peligro para su salud, sin que su organismo pueda defenderse por sí mismo.

Linfocitos bajos en niños; Síntomas, causas y tratamiento
5 (100%) 1 vote
Etiquetas: , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates