Inicio » Educación » Masajes para bebés; ventajas para los padres y el niño

Masajes para bebés; ventajas para los padres y el niño

A diferencia de los adultos, los masajes para bebés tienen un objetivo afectivo y de estimulación para los sentidos. Es decir, cuando los padres le damos un masaje a nuestro bebé es para conseguir estrechar los lazos entre ambos, y hacer sentir a nuestro pequeño que está protegido y tiene a alguien que le quiere muy cerca de él.

Los bebés recién nacidos tienen que sentir que sus padres le quieren, pero aún no entienden ciertos gestos de cariño como las palabras, los besos o los abrazos, y es a partir de estos pequeños masajes como los papás y las mamás podemos hacer que el bebé si sienta amado. Los masajes para bebés son el primer medio de comunicación que nuestros hijos pueden comprender desde el nacimiento.

Masajes para bebés; beneficios físicos para él

Masajes para bebés; demuéstrale que le quieresAdemás del claro componente afectivo que supone dar un masaje a nuestro bebé, también contiene otros beneficios para su pequeño cuerpecito:

  • Masajear el cuerpo del bebé ayuda a sus funciones gastrointestinales, circulatoria y respiratoria, evitando la aparición de cólicos, gases y extreñimiento tan frecuentes en los recién nacidos
  • Facilita la eliminación de sustancias de desecho al estimular el sistema diurético
  • Dar cariño al bebé a través de estos masajes favorece el desarrollo de su sistema nervioso, y por consiguiente, de su sistema inmunológico, haciendo que el niño crezca feliz y protegido
  • Ayuda también a favorecer la psicomotricidad del pequeño, que empieza a notar la necesidad de sus primeros movimientos por sí mismo
  • Calma al bebé cuando se encuentran mal e incómodos, por ejemplo cuando se ponen a llorar sin razón aparente
  • Ayuda al pequeño a sentirse más relajado y facilita el sueño

Cómo dar los masajes para bebés

Masajes para bebés

Tu pequeño tiene que estar preparado para que le toques y le des su masaje, por lo que la mejor forma de empezar es siempre comunicándoselo. Habla en todo momento a tu bebé, diciéndole que vas a darle un masaje, comentándole qué zonas estás masajeando, y sin olvidarte de decirle en todo momento que le quieres mucho y que estará protegido.

Masajea todo su cuerpo con suma suavidad, ya que su piel, sus músculos y huesecitos son muy delicados. Puedes ayudarte con una crema hidratante o aceite para bebés para hacer que el tacto sea más sedoso y suave, así como con juguetitos suaves para masajear el cuerpo, sin ejercer demasiada presión sobre su piel.

Puedes hacerlo a diario después del baño del bebé. Mima a tu pequeño como se merece, y haz que se sienta querido en todo momento con estos masajes para bebés.

¡Dame tu opinión!

Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates