Inicio » Salud » Mocos amarillos en bebés y niños; Causas y tratamiento efectivo

Mocos amarillos en bebés y niños; Causas y tratamiento efectivo

El color de los mocos en los niños, al igual que el color de las heces, puede ser indicativo de que algo no va del todo bien en sus pequeños cuerpecitos. Si bien los mocos de los niños suelen ser de color transparente, y en ocasiones tener un color verdoso, cuando vemos mocos amarillos, los padres nos podemos llegar a alarmar, porque no es nada común encontrar este color en sus mucosidades.

flemas marrones espesas

Los mocos amarillos espesos suelen ir acompañados de otros síntomas que denotan algún tipo de enfermedad, y pueden llegar a ser una señal de alarma en los niños si la mucosidad amarilla dura más allá de un par de días. Pero, ¿qué quiere decir realmente el color del moco?

Vamos a ver qué diferencia hay entre el moco normal y los amarillos en niños, qué quiere decir el moco líquido y un moco mucho más espeso, y en qué ocasiones debemos preocuparnos realmente. También veremos cómo actuar contra los mocos en el casos de encontrar mocos muy amarillos, y los mejores remedios caseros para cada caso.

Si tu hijo también está enfermo y tiene mocos amarillos, toma nota de todos los detalles para actuar correctamente y saber cuándo se trata de una emergencia y cuándo es algo totalmente normal en el bebé. ¡Vamos allá!

¿Qué son los mocos?

Los mocos son una sustancia pegajosa que suele producirse dentro de la nariz, con una media aproximada de un litro al día en los niños mayores y adultos. La función de los mocos es la de proteger los pulmones reteniendo pequeñas partículas y gérmenes en ellos al pasar el aire por la nariz en dirección al interior.

Estos mocos suelen quedarse en la nariz, pero si a veces hay una cantidad muy grande, pueden llegar a los pulmones y otras partes del cuerpo cercanas, dificultando la respiración, e incluso pudiendo infectarse o produciendo irritaciones importantes.

cómo parar los mocos líquidos

En los bebés y niños pequeños, que aún no tienen del todo desarrollado su sistema inmune, es más común que se aumenten las defensas, y que se produzca una mayor cantidad de moco como medida de prevención. Por eso los niños moquean más que los adultos, pero también pueden llegar a tener más problemas derivados de la acumulación de los mocos si no se limpian bien cada día.

¿Qué significan los mocos amarillos en niños?

Un cambio en la coloración de los mocos, cuando estos suelen ser de color claro por lo general, significa que se está produciendo una infección, y supone una señal de alarma muy clara.

Entre las principales causas de la aparición de mocos amarillos en niños, podemos destacar:

Sinusitis

Los senos paranasales son los órganos encargados de producir moco. Es muy común que en los niños se pueden infectar, irritándose y bloqueando los conductos. Esta infección suele ir acompañada siempre de mocos amarillos muy espesos.

mocos en la cabeza

Resfriado

Es muy común en los resfriados de los niños que vayan de la mano los mocos amarillos y dolor de garganta. Es la causa más frecuente de la aparición de mocos amarillos espesos en la mayoría de los niños, y aunque al principio suelen ser más abundantes y transparentes, al final del resfriado los mocos se colorean como síntoma de que la infección está terminando.

Bronquitis

Además del resfriado, la infección causada por un virus o bacteria que afecta a los bronquios también suele producir mocos amarillos en los niños. Suele ir acompañada de flemas y mocos que pasan del color amarillo al verde. Solo en caso de que estas flemas tengan mal olor y que sean mocos negros o de colores demasiado poco comunes con sangre, es un signo de preocupación para los padres.

mocos amarillos en bebés

Alergia

Las alergias también van acompañadas de estornudos y mocos con frecuencia, y es muy común que en los niños los mocos sean amarillos. También se acompañan de una congestión, e incluso mocos amarillos fluorescentes según el agente externo que esté causándole la alergia al pequeño.

No te pierdas el artículo donde hablamos de las alergias alimentarias más comunes en niños pequeños.

¿Qué significan los colores de los mocos en niños?

Los colores de los mocos, y la consistencia de los mismos, varían en el transcurso del proceso catarral en los niños, así como otros factores ambientales que pueden afectar directamente.

Mocos claros

Los mocos más claros, en los que apenas se nota color, son los más comunes en los niños, que aumentan en cantidad si el pequeño está enfermo o tiene alergia. Suele tener una textura muy ligera, casi líquida, que sigue espesándose y adquiriendo un color más amarillo a medida que avanza la enfermedad.

dolor de nariz por resfriado

Mocos verdes

Los mocos verdes, al igual que los mocos amarillos en niños, son el fruto de la batalla que está teniendo en el cuerpo de los peques para combatir la infección. Aparecen en las etapas finales de los procesos catarrales, y no requieren ningún tratamiento antibiótico porque quieren decir que el resfriado está a punto de terminar.

Mocos espesos

Los mocos espesos son mocos claros más secos, y aparecen por la noche sobre todo, o cuando el catarro está terminando y los niños ya producen menos mocos.

Para más detalles sobre el color de los mocos; echa un vistazo a esta completa infografía:

color de los mocos infografia

Tratamiento para los mocos amarillos

El tratamiento para combatir este síntoma tan común en niños, dependerá de la enfermedad que los esté causando. Como ya hemos visto, los mocos amarillos pueden ser un síntoma de sinusitis o bronquitis, dos infecciones para las que el pediatra tendrá que recetar antibióticos efectivos para eliminarlas.

dolor de garganta y congestion nasal

Si los mocos son debidos a un resfriado, poco hay que hacer más que esperar a que el niño lo pase por sí mismo. Pero si la fiebre es muy alta, y el niño tiene otros síntomas graves, siempre podemos acudir al médico de urgencia para recetarle algún medicamento específico para su problema.

Cuando los mocos son causa de una alergia, los antihistamínicos son la clave para acabar con ella. Consulta siempre a un pediatra antes de administrar cualquier medicamento a un niño, ya que el remedio podría ser peor que la enfermedad.

Remedios caseros para los mocos amarillos

Si los mocos amarillos y espesos suponen un problema para el pequeño, porque no para de moquear y no puede respirar bien, hay algunos remedios naturales y caseros a los que podemos recurrir.

  • Un deshumidificador proporciona un ambiente mucho más saludable para que el niño respire mejor cuando está en casa, descongestionando la nariz más fácilmente al fluidificar los mocos.
  • El niño debe beber mucha agua a lo largo de todo el día, para limpiar en profundidad las vías nasales y eliminar el moco.
  • Las infusiones calentitas también ayudan a eliminar el moco acumulado.
  • No te olvides de limpiar bien la nariz y las fosas nasales de tu bebé para quitar el exceso de mocos, sobre todo antes de ir a dormir, y que los mocos amarillos no sean un problema para que respire y descanse correctamente.

Por último, si te gustó el artículo sobre los mocos amarillos, no te pierdas estos otros artículos del blog:

Mocos amarillos en bebés y niños; Causas y tratamiento efectivo
5 (100%) 3 votes
Etiquetas: , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates