Inicio » Embarazo » Pies hinchados en el embarazo

Pies hinchados en el embarazo

Los pies hinchados en el embarazo son una de las grandes incomodidades que aparecen en la inmensa mayoría de mujeres que pasan por esta etapa de la vida, sobre todo durante los meses del año de más calor. Los cambios que aparecen en tu cuerpo durante el embarazo, ocasionan la retención de líquidos, sobre todo en la zona baja del cuerpo, dónde es más difícil de eliminar con normalidad.

Puede que te parezca un problema muy difícil de evitar, pero existen una serie de recomendaciones que debes conocer para al menos aliviar los síntomas, y evitar en la medida de lo posible la molesta retención de líquidos que ocasionan los pies hinchados en el embarazo, y la aparición de los temidos edemas.

Pies hinchados en el embarazo; qué hacer para evitarlos

Pies hinchados en el embarazo La aparición de pies hinchados en el embarazo es algo muy común en las mujeres que pasan por esta etapa. La retención de líquidos es mucho mayor que otras ocasiones habituales, sobre todo cuando el tamaño de la tripa es mayor en el último trimestre del embarazo, y puede dar lugar a situaciones tan incómodas como la pesadez de piernas y cansancio excesivo al final del día, o incluso que no te entren los zapatos.

Cuando la hinchazón de pies es demasiado elevada, puede deberse a un problema de regulación de la tensión, por lo que se debe acudir al médico para descartarlo. Pero si la hinchazón es normal, unas medidas muy prácticas en tu día a día te ayudarán a aliviar las molestias y a prevenir los pies hinchados.

– Evita usar ropa ajustada. Lleva ropa holgada que permita la circulación en todo el cuerpo, pero sobre todo en las piernas. El zapato escogido debe ser ajustado al pie, pero sin causar molestias, para así facilitar la recirculación y evitar que se retenga líquido en la zona más baja.

Pies hinchados en el embarazo - Masajear los pies– Mantén los pies en alto. En el trabajo, mantén los pies un poco elevados, y cuando llegues a casa, ponte cómoda en el sofá con los pies lo más elevados posible.

Camina cada cierto tiempo. Haz fluir la circulación de tus piernas dando pequeños paseos cada media hora si estás todo el día trabajando sentada.

Evita el calor. Mantente en un sitio fresco para evitar la congestión de las venas y arterias de tus piernas; de esta forma, la circulación será mejor.

– Masajea tus piernas y pies con gel frío o toma duchas de agua fría en la zona baja del cuerpo. Así aliviarás la hinchazón y disminuirás las molestias acumuladas durante el día. Cuando no puedas hacerlo tú, pide a alguien que te ayude y te dé un agradable masaje en los pies.

– Toma mucha agua. Hidrátate bien para que tu cuerpo pueda eliminar fácilmente el líquido retenido; recuerda que cuanto menos se bebe, el cuerpo tiende a eliminar menos líquido.

Con estos simples consejos podrás evitar la aparición de los pies hinchados en el embarazo, y te sentirás mucho más aliviada para poder afrontar esta bonita etapa con muchas más ganas e ilusión.

Pies hinchados en el embarazo
5 (100%) 1 vote

Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates