Inicio » Embarazo » Placenta previa oclusiva, qué es y qué riesgos tiene

Placenta previa oclusiva, qué es y qué riesgos tiene

La placenta previa oclusiva no es más que una mala posición de la placenta durante el embarazo, que puede ser algo pasajero, o puede mantenerse así hasta el momento del parto, causando serias dificultades al dar a luz. La placenta previa además produce unos síntomas muy característicos durante el embarazo, aunque no es nada peligrosa si se detecta a tiempo y se realizan los pasos adecuados durante el parto para que no cause problemas en la madre ni en el bebé.

Vamos a ver qué tipos de placenta previa existen, cuándo se puede detectar, qué mujeres están más predispuestas a tenerla, y cómo se trata durante el embarazo y en el momento de dar a luz al bebé.

Placenta previa oclusiva

Como bien sabemos, la placenta es ese órgano que se desarrolla junto con el feto, envolviéndolo dentro del útero y protegiéndolo.

Placenta previa oclusiva en el embarazoA medida que el bebé se va desarrollando en el útero, la placenta de forma natural se va desplazando a la parte superior, lo más lejos posible del cuello del útero, pero en ocasiones ésto no ocurre, y la placenta puede quedarse en el lado contrario, bloqueando el cuello uterino de forma parcial o completa. A esto es a lo que llamamos placenta previa oclusiva.

La placenta previa puede ser de varios tipos:

Temporal; cuando la placenta se encuentra cerca del cuello del útero, pero a medida que el momento del parto se acerca se va desplazando hacia el lado contrario

Parcial; cubriendo parte de la abertura

Total; bloqueando la abertura cervical por completo, considerada como placenta previa oclusiva

Una placenta previa puede detectarse antes de las 20 semanas del parto, por lo que los médicos y la madre estarán prevenidos para ello en el momento de dar a luz. Cuando se detecta, el médico hará un seguimiento exhaustivo para proceder de forma correcta el día esperado.

Placenta previa; síntomas y situaciones

Placenta previaAunque no en todas las mujeres ocurre de la misma forma, una placenta previa por lo general causará un sangrado vaginal en la segunda mitad del embarazo. La sangre será de color rojo brillante, y no va acompañada de dolor, pasando a ser más oscura y espesa a medida que el feto va creciendo.

El sangrado no necesita tratamiento, ya que no es perjudicial para la madre, a no ser que sea excesivo. En la mayoría de los casos es un sangrado leve, y desaparece en poco tiempo, aunque puede repetirse en semanas posteriores.

Placenta previa oclusiva; factores que predisponen a padecerla

En general, cualquier mujer puede sufrir este tipo de desarrollo anormal del embarazo, pero existen determinados factores que predisponen más en el embarazo:

– Mujeres anteriormente sometidas a cesárea en anteriores embarazos, sometidas a extirpación de fibromas uterinos o a cualquier tipo de cirugía previa

– Mujeres que hayan sufrido un legrado

– Mujeres mayores de 35 años que dan a luz por primera vez

– Y en menor medida, mujeres que ya han sido madres con anterioridad de mellizos o trillizos y que pueden sufrir una placenta previa oclusiva por los daños ocasionados en un parto múltiple

Placenta previa oclusiva, qué es y qué riesgos tiene
2 (40%) 1 vote
Etiquetas: , , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates