Cómo controlar el consumo de azúcar en niños

Por todos es bien sabido que los niños adoran el sabor dulce. Si bien somos los adultos los que los acostumbramos a que incluyan ciertos alimentos en su dieta, el azúcar en niños crea tal adición que puede llegar a convertirse en un deseo irrefrenable.

efectos del azúcar en niños

En el caso de los niños, el consumo excesivo de azúcar puede ser incluso más perjudicial que para los adultos. En esta etapa de crecimiento, cualquier factor en la dieta condiciona su correcto desarrollo, y además da pie a la adquisición de ciertos hábitos que mantendrá en el futuro.

Publicidad

¿Como podemos controlar los padres el consumo excesivo de azúcar en los peques? ¿Hay alguna alternativa saludable que de verdad resulte atractiva para ellos y que les permita seguir disfrutando de su sabor predilecto?

A través de esta guía de alimentación y salud, te contamos cuáles son las consecuencias de tomar mucho azúcar en la infancia, qué efectos tiene en los niños, y cómo controlar la adición.  Toma nota de las recomendaciones de la OMS y adáptalas a tu día a día para alimentaros correctamente en familia.

Cómo afecta el exceso de azúcar en niños

El azúcar es un nutriente que se encuentra de manera natural en los alimentos. Sin embargo, en la naturaleza no la encontramos en niveles tan elevados como en los productos dulces que se consumen hoy en día. Las chuches, bollería, bebidas refrescantes, y otros derivados del azúcar, son potencialmente peligrosos para la salud.

Cuando consumimos un producto rico en azúcar, los niveles de glucosa se disparan. Conocido como glucemia, el nivel de azúcar en la sangre debe estar entre unos valores normales de 72 a 100 mg/dl como máximo, para que no afecte negativamente a la salud.

Publicidad

consumo de azúcar el niños

Si los niños (y también los adultos) consumen mucha azúcar en su dieta, los niveles de glucemia estarán en todo momento por encima de lo normal. Con el tiempo, la persona puede desarrollar diabetes, que tiene efectos devastadores para la salud.

Unos valores por encima de 125 mg/dl provoca daños en el cuerpo a diferentes niveles. Hoy en día la prevalencia de diabetes en niños ha aumentado muchísimo, y hay riesgo de que lo siga haciendo. Todo esto es debido al fácil acceso que tienen los peques a alimentos ricos en azúcar, que les encantan y a los que no se pueden resistir.

Alimentos y bebidas ricos en azúcar

Si bien es normal tomar en la dieta ciertas cantidades de azúcares que están presentes de manera natural en los alimentos como frutas, verduras o cereales, el azúcar en niños de la dieta procede sobre todo de productos procesados.

Sin que nos demos cuenta, los padres ofrecemos a los niños alimentos que tienen para ellos un sabor muy apetecible, pero que les aportan más azúcar de la que debería. Entre ellos están los cereales de desayuno, galletas, bollos, bizcochos, helados, golosinas, y las bebidas azucaradas o refrescos.

consecuencias azúcar en niños

Pero incluso algunos alimentos que creemos que son ‘saludables’ en realidad no lo son. Los zumos de frutas, incluso si son naturales, la miel, y otros productos que tienen altas concentraciones de azúcar, aumentan la glucemia en la sangre y potencian la resistencia a la insulina.

Poco a poco, estos azúcares de los alimentos van haciendo su efecto en los niños. Además de aportar grandes cantidades de energía que podrían provocar un problema de sobrepeso u obesidad infantil, están los daños metabólicos que cada vez están más presentes en los niños.

Síntomas de exceso de azúcar en sangre

¿Cómo podemos saber si un niño tiene un nivel de azúcar en la sangre demasiado elevado? Hay síntomas muy claros, que sobre todo dan la cara en los peques, más que en los adultos. Entre ellos podemos destacar los siguientes:

  • Mayor sensación de sed
  • Más ganas de hacer pis
  • Aumento de la sensación de hambre
  • Pérdida de peso abrupta
  • Cansancio excesivo

Estos síntomas coinciden con los de la diabetes, aunque no tiene por qué tratarse de esta enfermedad cuando se detectan en niños. La rápida actuación cuando los síntomas de exceso de azúcar en sangre dan la cara, podría evitar un problema metabólico mayor en los pequeños.

Cómo controlar el consumo de azúcar en niños

Con el fin de evitar que los niños sufran los efectos de la hiperglucemia en sangre, o niveles elevados de azúcar, es muy importante el control de la dieta. No se trata de demonizar el azúcar, si no de hacer un consumo responsable y de manera consciente, bajo el conocimiento de que este nutriente, aunque es básico, puede tener efectos muy negativos en la salud.

Los azúcares son necesarios en la dieta, ya que son la principal fuente energética del cerebro y de algunos otros tejidos y órganos del cuerpo humano. En lugar de recurrir a los azúcares simples, la recomendación de los expertos en nutrición infantil es incluir en la dieta azúcares complejos, que son los que se encuentran en los alimentos naturales, y no en los procesados.

riesgos de los dulces en niños

Publicidad

A veces, el azúcar libre o azúcar simple se encuentra camuflado en muchos alimentos que ni si quiera sabemos. Aparecen como ingredientes que no son fáciles de detectar, tales como: jarabe, glucosa, sacarosa, galactosa, fructosa, sirope o néctar. ¡Ten mucho cuidado con ellos!

Cada vez hay en el mercado más productos destinados a la alimentación infantil que los incluyen. Fíjate en los zumos de frutas, los yogures, panes, batidos, bebidas tipo refrescos, e incluso en derivados de las frutas y chuches que vienen etiquetadas como ‘naturales’. Podrían no ser tan sanas como parecen.

Trucos para disminuir el consumo de azúcar en niños

Según las recomendaciones, no debemos incluir ningún tipo de azúcar en niños menores de 2 años. A estas edades, el azúcar natural de los alimentos es más que suficiente para su correcto desarrollo y crecimiento.

Los niños entre 2 y hasta los 6 años van desarrollando su paladar progresivamente, ya que es una etapa crucial para que se acostumbren o no al consumo de azúcar. En la medida de lo posible, intenta no consumirla en casa ni fuera de esta, cuidando la alimentación de toda la familia.

Lo que mejor funciona en los niños es ser un buen ejemplo. Puede que como adulto ya tengas cierta adición al azúcar; es algo absolutamente normal en nuestros días. Pero ten un poco de consideración con la dieta de tus peques, ya que ellos aún pueden prevenir esta necesidad de tomar dulces con frecuencia.

alternativas al azúcar en la dieta

Sigue estos consejos desde que los niños son pequeños y empiezan a variar su alimentación más allá de la lactancia:

  • Evita el azúcar en la leche, ya que la leche natural contiene galactosa, y su sabor es delicioso sin tener que añadir nada más.
  • No le des zumos comerciales a los niños. Evita también los zumos de frutas incluso si son caseros.
  • En lugar de recurrir a los zumos, intenta tomar la fruta entera, aportando así menos concentración de azúcar y más fibra, vitaminas y minerales.
  • No le des ninguna bebida a los niños; la mejor y la más natural es el agua.
  • Prepara tus propios dulces en casa con un menor contenido en azúcar. Al principio no estarán muy sabrosos, pero con el tiempo aprenderéis toda la familia a disfrutar del sabor natural del restos de ingredientes.
  • Si tus hijos ya tienen cierta dependencia del azúcar y les encanta el dulce, empieza a educar su paladar disminuyendo progresivamente la cantidad de azúcares en la dieta hasta unos niveles adecuados.

No hay que renunciar a los alimentos dulces si os gusta disfrutar de ellos en familia. Realmente se trata de hacer un consumo más responsable, y buscar alternativas lo más naturales posibles incluyéndolas dentro de una dieta equilibrada.

Alternativas al azúcar en la dieta infantil

Como ya hemos avanzado, la mejor alternativa para que los niños puedan seguir disfrutando de sus sabores dulces favoritos es recurrir a los alimentos naturales. Las frutas, cereales, y otros alimentos que contienen azúcares de forma natural, son igualmente deliciosos y ‘satisfacen’ ese ansia de dulce.

¿Qué pasa con los edulcorantes y otros tipos de azúcares que admiten ser saludables? Aunque nos hayan vendido que el azúcar moreno, la miel, la panela y otros derivados del azúcar son más sanos, no dejan de ser azúcares simples que igualmente aumentan la glucemia en sangre. No hay que abusar de ellos.

edulcorantes artificiales bebés

En cuanto a los edulcorantes artificiales como la sacarina, el eritritol, el acesulfamo, el aspartamo, o incluso la estevia, no son los más adecuados para sustituir el azúcar en la dieta de los niños.

Por supuesto, pueden ser una solución puntual, pero nunca hacer un consumo habitual. Se ha demostrado que aunque ayudan a limitar el consumo de azúcar en niños, siguen creando una gran necesidad de consumir dulce a nivel psicológico, que con el tiempo podría aumentar de manera negativa.

Otras recomendaciones de alimentación infantil

Mantener una dieta sana y equilibrada para nuestros peques es una tarea complicada, pero no imposible. En El Blog de tu Bebé te damos algunas claves y consejos para conseguir que los niños se alimenten de una forma más saludable, disfrutando de la comida en familia. Echa un vistazo a estas publicaciones:

¿Y tú, conocías ya los efectos que tiene el azúcar en niños y cómo poder controlar el exceso en la dieta? Pon a prueba estas alternativas saludables y permite que tus peques disfruten de su sabor favorito de una forma sana.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *