Inicio » Educación » ¿Tienes un hijo putativo? ¡Aprende a congeniar con él!

¿Tienes un hijo putativo? ¡Aprende a congeniar con él!

A veces entablamos una nueva relación con una persona con hijos, y acabamos por cogerle tanto cariño a esos niños que los queremos como si fueran nuestros. Hoy en día, debido a todos los casos de divorcios y separaciones, son muchos los hombres y mujeres que acaban por tener un hijo putativo sin apenas darse cuenta, pero no siempre el amor que se tiene hacia ellos es correspondido como nos gustaría.

hijo putativo que es

Tener un hijo putativo no significa hacer el papel de padre o madre con él, ya que hay que tener en cuenta que el niño tiene su figura paterna y materna bien establecidas, y no debemos intentar hacerle sombra. Ser padre putativo es una tarea complicada, pero si sabemos dar los pasos correctos, puede dar resultados muy beneficiosos para ambas partes, creando un vínculo muy bonito.

Hoy vamos a ver qué es exactamente un hijo putativo, y cuándo se considera que tenemos uno en una relación de pareja. También veremos algunos trucos para congeniar con el hijo de nuestra pareja, actuando de padre sin serlo, y sin meternos en un terreno que no nos corresponde.

Si tú también quieres llevarte bien con tus hijos putativos porque les quieres tanto como a tu pareja, te vendrán muy bien estos consejos para conseguirlo, junto a una dosis extra grande de paciencia.

¿Qué es un hijo putativo?

Un hijo putativo es el niño que se considera como hijo sin serlo realmente. Es decir, un pequeño que se quiere tanto como a un hijo, que se actúa con él como si fuera hijo, pero realmente no es hijo de sangre.

madre putativa

Este término se usa mucho en la actualidad cuando una persona comienza una relación con otra que tiene hijos con otra pareja anterior. Si la convivencia ofrece una relación afectiva entre la nueva pareja y los niños, se podría decía que esta persona es padre putativo, madre putativa, y que los niños son hijos putativos, cuando hay una relación similar a la que habría entre un padre y un hijo.

Diferencias entre hijo putativo e hijo adoptivo

Un hijo adoptivo no es lo mismo que un hijo putativo, ya que hay temas legales que marcan la diferencia. Mientras que un hijo adoptivo es aquel niño al que se ha adoptado legalmente como hijo propio, y que por ley se tiene parentesco, aunque no de sangre, el hijo putativo es un niño que no es hijo de forma legal, pero se tiene con él una relación de padre e hijo.

¿Qué es un matrimonio putativo?

Para que una persona pueda decir que tiene hijos putativos, no tiene por qué casarse con la madre o el padre de esos niños. La relación de padre o madre putativo no tiene nada que ver con las acciones legales, pero el matrimonio putativo sí.

Un matrimonio putativo es aquel que se considera nulo por alguna causa que en un principio desconocían ambos cónyuges o uno de ellos. Un ejemplo de ello es casarse cuando uno de los cónyuges ha estado casado anteriormente pero no ha recibido aún el divorcio de su anterior pareja. A efectos legales sigue estando casado con la anterior persona, y el matrimonio con la nueva pareja sería nulo o matrimonio putativo.

hijo fuera del matrimonio

Hay quién afirma los hijos que no son de sangre para la persona del matrimonio putativo que no es padre real de los pequeños, pasarían a ser hijos putativos, pero legalmente esto no es correcto, ya que el término de ‘hijo putativo’ es un término que se acuerda por la relación que tiene esa persona con los niños, y no por lo que dictamina la ley. Si dicha persona no tiene relación con los niños, no se podría considerar que son hijos putativos suyos.

Cómo congeniar con un hijo putativo

Entablar una relación con el hijo de tu nueva pareja puede ser muy complicado al principio. Sobre todo si el niño se encuentra en una edad rebelde, puede verte como una persona que intenta interponerse en la relación entre sus padres biológicos, y puede llegar a sentir rechazo inicial hacia ti.

Teniendo en cuenta que no eres el verdadero padre o madre del pequeño, hay algunos pasos que puedes dar para ganarte su confianza y llegar a tener una bonita relación, considerándolo como tu hijo putativo.

Ten paciencia

No todos los niños se encariñan al mismo tiempo de una nueva persona que llega a su vida. Los niños más pequeños pueden aceptarte rápidamente, pero si son más mayores, necesitarán que les des su tiempo, sin forzarles a que se lleven bien contigo desde el principio.

significado de congeniar

Dales espacio y ten mucha paciencia, porque las relaciones entre personas no se pueden comprar ni se puede obligar a un niño a quererte. Mientras tanto, mantén una actitud correcta en la familia, tanto con el niño como con tu pareja nueva, siempre desde la armonía y el respeto.

Respeta a los padres biológicos

Desde el principio, no tomes el rol de padre o madre, porque el pequeño ya tiene a sus padres biológicos que son los que se tienen que encargar de seguir ese papel. Mantente en un segundo plano dejando que sean los padres biológicos del niños los que tomen las decisiones y los que impongan su disciplina, sin cuestionarlos en ningún momento delante del niño.

Al principio no tienes que ignorar al niño, pero tampoco lo acoses si ves que no se está comportando como es debido. Recuerda que no eres su padre y debes respetar en todo momento lo que decidan por él.

Busca vínculos afectivos

Comienza buscando cosas en común que tengas con los niños, y crea vínculos afectivos poco a poco con ellos. Interésate por las actividades que más le gustan, participa en sus juegos, y adáptate a la forma de pensar que tiene.

madre adoptiva

Comenzar siendo su amigo es el mejor camino para que al final el niño se convierta en tu hijo putativo, una vez que te hayas ganado su confianza y vea que contigo se puede contar.

Ayúdale con sus tareas

Si quieres ejercer de padre, tienes que preocuparte también de su educación. Una forma muy fácil de influir en él es ayudarle en sus tareas, haciéndolo de buena fé y ayudándole en las materias en las que el niño pueda tener dudas y dificultades.

Propón actividades familiares

Para llevarse bien con los niños hay que estar en los momentos malos, pero también en los buenos, y no hay nada mejor que pasar el tiempo en familia con todos. Propón actividades para hacer fuera de casa con tu pareja y sus hijos, pasando un tiempo alegre y divertido.

Algunas actividades familiares que te recomendamos son las siguientes:

hijo adoptivo

El significado de congeniar es tener cosas en común con el niño, así que piensa en lo que más le gustaría hacer, y adapta los planes para que sea él quién más disfrute, porque cuando le veas feliz, tú también podrás disfrutar al máximo de estas actividades con el que se convertirá poco a poco en tu hijo putativo.

Por último, si te gustó el artículo sobre el hijo putativo, no te pierdas tampoco estos otros artículos del blog:

¿Tienes un hijo putativo? ¡Aprende a congeniar con él!
5 (100%) 1 vote

Acerca de Pili Rodriguez

Pili Rodriguez
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo y crianza de los niños. ¡Te ayudaré encantada!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates