Inicio » Educación » Cómo actuar con un bebé de alta demanda

Cómo actuar con un bebé de alta demanda

Desde el nacimiento, todos los bebés son completamente dependientes de sus padres. Nos necesitan para comer, para calmarse, para sentirse seguros, y para actividades cotidianas como el aseo. Luego está el bebé de alta demanda, que tiene un comportamiento un tanto diferente y a veces nos trae de cabeza.

bebé de alta demanda

Este término cada vez es más común escucharlo en la sociedad actual. Aunque han existido bebés de alta demanda desde siempre, no hace mucho que se describió una forma de ser muy particular en los niños que requieren de mayor atención.

Un bebé de alta demanda es un niño normal. Sin embargo, para su bienestar necesita un tipo de atención que requiere de más apego, más tiempo y dedicación. ¿Crees que tu hijo tiene estas características? Hoy puedes descubrirlo.

¿Qué es un bebé de alta demanda?

Willian Sears es un investigador y pediatra de Estados Unidos que ha estudiado el comportamiento de los bebés. Creador del término ‘Crianza de apego seguro’, que ahora utilizamos tanto en la educación de los niños, también habló por primera vez de los bebés de alta demanda.

Fue su cuarta hija, Hayden, la que le hizo ver que no todos los niños tienen las mismas necesidades. Según Sears, Hayden era un bebé de alta demanda, que nada más dejarla en la cuna empezaba a llorar, y solo se calmaba a tomarla en brazos.

bebe alta demanda guarderia

Este tipo de bebés tienen su mayor consuelo en los brazos, el pecho de su madre o el arrullo de sus papás, y requieren que siempre haya alguien pendiente de ellos.

Aunque dicen que a los niños que solo quieren estar en brazos no hay que ‘malacostumbrarlos’ y dejar que lloren, esto no puede hacerse con un bebé de alta demanda. Llorará sin parar, más y más, porque siempre están demandando la atención y el cariño que necesitan para sentirse seguros.

¿Es mi hijo un niño de alta demanda?

Un bebé de 1 mes que presenta signos de alta demanda, requiriendo los brazos de sus padres sin parar, lo seguirá siendo a los 2 meses, a los 2 años, y toda su vida. Una de las características de las personas de alta demanda es que mantiene las mismas características durante la infancia, la adolescencia y la adultez.

Son personas completamente normales, solo necesitan una crianza diferente a la habitual. Las características se irán suavizando o convirtiéndose en nuevas capacidades, que el niño y el adulto aprovechará para forjar su propia personalidad.

Cuidar a un bebé de alta demanda puede ser agotador y complicado a veces. Pero no más que a cualquier otro niño.

que hacen los bebes de 2 meses

En cambio, tiene sus beneficios para los papás. Son niños muy despiertos, más inteligentes desde temprana edad, y tan solo necesitan más contacto y atención para su completo desarrollo. ¡Y eso podemos dárselo!

Si crees que tu hijo o hija podría ser un bebé de alta demanda, a través de la página web de ‘Alta Demanda’ hay unos test muy útiles que te ayudarán a analizar sus síntomas. Pincha en estos enlaces para acceder:

Y si todavía no lo tienes claro, no hace falta que catalogues a tu bebé como una persona de alta demanda o no. Simplemente deberás saber actuar en torno a sus necesidades y a las tuyas propias.

Características de un bebé alta demanda

Según Sears, autor del término ‘High Need Baby’, hay algunas características que se repiten en los bebés y niños de alta demanda. El peque puede presentar solo algunas o todas ellas. Dependerá de su comportamiento en particular, ya que como sabes, no todos los bebés son iguales.

¿Y cuáles son estas características? Vamos a ir viéndolas de una en una. ¡Comprueba si a ti bebé también le pasa!

Son demandantes

Los niños de alta demanda, como el propio término indica, necesitan atención continua. Siempre quieren más, quieren estar cerca de los suyos, cuanto más mejor, y sentirse queridos y atendidos.

niño alta demanda cuidados

Son intensos

Cuando se expresan, lo hacen con una intensidad desmesurada. Tanto si están alegres, dando gritos y riéndose estruendosamente, como si están tristes o nerviosos, con berrinches y lloros. Lo viven todo con mucha pasión.

Se alimentan frecuentemente

Desde el nacimiento, el acto de ser alimentados, de darles el pecho o el biberón, es su momento de calma y tranquilidad. Por ello el momento de comer les encanta, e incluso cuando son mayores lo necesitan constantemente. Por supuesto, siempre con la compañía de su papá o mamá.

Tienen alta sensibilidad

Un bebé de alta demanda es muy sensible, perciben cualquier estímulo mucho antes que nadie. Son niños muy atentos, que miran siempre a su alrededor, y por ello se dan cuenta de los cambios o las emociones, de los ruidos, los olores, o cualquier estímulo externo. ¡Es una capacidad increíble!

Necesitan contacto físico

No solo necesitan tener a sus padres cerca, también necesitan que les toque, les abracen, les cojan, y siempre con el mayor contacto físico posible. Tienen necesidad de estar con su madre, que es con quien se han acostumbrado desde el nacimiento.

como sera mi bebe online

Son hiperactivos

Como ya hemos dicho, son niños muy atentos y despiertos, y esto les hacer tener un gran nivel de actividad todo el tiempo. Preparados desde bien temprano para la acción, los niños de alta demanda empiezan a erguirse, a gatear, caminar y comunicarse, generalmente antes que otros bebés.

Son absorbentes

Un adjetivo que suelen utilizar los padres de bebés de alta demanda es este. Tienen tanta energía, y están siempre encima de los papás, que acaban por absorberle la energía a los mayores. ¡Siempre quieren más!

Se despiertan frecuentemente

Y esto no pasa solo cuando están despiertos a lo largo del día, porque por la noche duermen poco y se despiertan mucho. Con el más mínimo ruido o estímulo se despiertan y ya tienen la necesidad de contacto. Están en alerta constante.

Si tu bebé no duerme bien, puede ser por este motivo o por otros en concreto. En El Blog de tu Bebé encontrarás más información acerca de este tema:

hijos de alta demanda

No se pueden calmar solos

Cuando se siente tristes, nerviosos o están mal, no pueden calmarse solitos. Necesitan que les hablen, les achuchen y les cuiden para sentirse mejor. Calmarse además les lleva más tiempo que a otros niños, porque no saben autorregular sus emociones.

No soportan la separación

Otro de los síntomas frecuentes es que no soportan la separación de sus padres. Esto puede llegar a ser muy duro en el momento en que tienen que quedarse con otros familiares, o ir a la guardería. Lo llevan fatal, aunque se trate de cuidadores ya conocidos, y suelen montar grandes numeritos.

Cómo actuar con los niños de alta demanda

Atender a un bebé así es agotador para los padres. Cuando no sabes qué hacer ante un bebé de alta demanda, lo primero en lo que piensas es en buscar ayuda. Pero no hay nadie que pueda ayudarte, porque tu bebé te necesita solo a ti.

Es una realidad, a veces dura, aunque bastante placentera con el tiempo. Lo único que puedes hacer es acostumbrarte a llevar un ritmo que sea cómodo para ambas partes.

niños alta demanda

Lo bueno es que mejoran los bebés con el paso del tiempo, y los niños de alta demanda se acaban convirtiendo en personas con más y más independencia. Mientras tanto, esto es lo que puedes hacer para llevarlo lo mejor posible:

Comprender la situación

El primer paso para sobrellevar este tipo de situaciones es comprender que no son niños que nos estén manipulando con el llanto. A pesar de lo que puedan decir otros, los niños de alta demanda realmente necesitan de nosotros más que otro bebé, y no hay que dejarlos llorar, porque de verdad están sufriendo.

Tampoco es necesario etiquetar a tu bebé dentro de esta categoría. Es como es, y tiene sus propias necesidades y manera de actuar. Como madre o padre, tu labor es acompañarle para darle todo lo que necesite y educarle como mejor sepas.

Responder a la demanda del bebé

Cuando tu hijo requiera de tu presencia o de tu contacto, no se lo niegues. El dejar que un niño llore le crea inseguridad y miedo. Seguro que no quieres que tu peque se sienta así.

Las llamadas de un bebé de alta demanda no son un capricho, son una necesidad. Te pedirá lo que necesite cuando lo necesite, y debes aprender a escucharlo y respetar sus ritmos de crecimiento y evolución.

Establecer una rutina

En todos los niños es importante seguir una rutina con la que aprendan a llevar su día a día. Para los niños con alta demanda, esto es imprescindible si quieres sobrevivir al finalizar la jornada.

bebes de alta demanda y altas capacidades

Lo mejor que puedes hacer es organizarte, dándole a tu bebé o a tu peque una base segura a la que atenerse. Son niños que necesitan mucha seguridad, y los cambios les asustan. Por ello es mejor tener una linealidad, a la que se adaptarán más fácilmente, mientras tú te organizas el tiempo para no saturarte.

Buscar ayuda

Para criar un bebé de alta demanda hace falta mucha ayuda. Suele ser la mamá la que se satura más, ya que el bebé tiende a apegarse mucho a ella. No tengas dudas de pedir a tu pareja que te ayude en lo que tú no puedas hacer, y así descargarte un poco de tus responsabilidades.

La ayuda de familiares y amigos externos es también muy útil. Y si ves que todo te está sobrepasando, hay profesionales en psicología que te pueden dar buenas herramientas para llevar mejor la situación.

Mantener la calma

Ante todo, ten mucha paciencia y mantén la calma. No dejes que todo esto te sature. Es difícil llevarlo todo por delante mientras tiras de tu bebé 24 horas, pero hay que aprender a priorizar; y esta es la oportunidad perfecta.

mi bebe no me deja hacer nada

Ten en cuenta que si los bebés de alta demanda ven que sus papás están nerviosos, ellos también lo sufrirán. Si ya son hiperactivos y sensibles de por sí, se pondrán aún peor, y puede ser poco beneficioso para toda la familia.

Actitud positiva

Para las familias de alta demanda funciona muy bien tener una actitud positiva ante la vida. Te irás dando cuenta de que las cosas que antes te estresaban, como mantener la casa impecable, darle prioridad a tu trabajo, o mostrar determinada actitud de cada a la galería, se vuelve banales.

Intenta salir, disfrutar del tiempo con tu bebé y tu familia, hacer actividades para niños de alta demanda que lo mantengan entretenido, y sobre todo, no sentirte culpable si no llegas a todo, porque es normal.

Los bebés de alta demanda pueden ser un reto o una aventura muy divertida. Tú decides en qué quieres convertir esta experiencia. Son niños maravillosos, con una personalidad diferente, que nos dan mucho cariño a los padres. ¡Así que disfrútalo al máximo!

¡Vota el artículo!

Acerca de Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada! ?

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*