Cómo vestir a un recién nacido paso a paso

Vestir a un bebé recién nacido puede parecernos la tarea más delicada y complicada del mundo. Meter sus bracitos dentro de la camiseta sin hacerle daño, proteger su cabecita para que no reciba ningún golpe… Si quieres saber cómo vestir a un recién nacido paso a paso, y sobre todo, qué tipo de ropa es la más adecuada para un bebé de pocos meses, sigue estas pequeñas pautas que podrán ayudarte a perder el miedo y disfrutar de este momento con tu bebé.

Cómo vestir a un recién nacido

En primer lugar debes asegurarte de que tienes a mano todo lo que necesitas para vestirle. En el caso de que hayas olvidado algo, nunca dejes al bebé sobre la cama o el cambiador solito; llévalo contigo en todo momento si necesitas moverte o salir de la habitación, y así evitarás que el bebé sufra cualquier caída.

Cómo vestir a un recién nacido paso a paso

Publicidad

Una de las primeras normas sobre cómo vestir a un recién nacido es proteger su cabecita mientras lo haces. Escoge prendas suaves que no opriman la cabeza del bebé al ponérselas, que sean abiertas o con cuello amplio. Para colocar la prenda, coge el cuello y la cabeza del bebé con una mano, y abre y coloca la prenda con la otra mano, con mucho cuidado y suavidad.

A la hora de escoger con qué prendas vestir al bebé, debe primar la comodidad para el niño, de forma que no se sienta oprimido, y que sean tejidos suaves con su piel, pero también prendas que sean cómodas para que los adultos podamos quitarlas y ponerlas cuantas veces sean necesarias.

Publicidad

Ésto es muy importante sobre todo cuando hay que cambiar el pañal del bebé, ya que habrá que hacerlo varias veces al día.

Cómo vestir a un recién nacido

Publicidad

Otro consejo muy importante es que la ropa se cambie a diario, y que esté limpia cada vez que la use el bebé. Así evitamos el contagio de cualquier infección al haber estado expuesta la ropa demasiado tiempo al aire libre.

Otro truco muy importante sobre cómo cambiar a un recién nacido es evitar que se enfríe. Cuando cambiemos al bebé, debemos hacerlo en un ambiente cálido, y hacerlo de forma rápida. En verano, de la misma formas, jamás debemos dejar que le dé demasiado calor al bebé en el cuerpo mientras le cambiamos.

Ahora que ya sabes cómo cambiar a un recién nacido, sólo necesitas practicar y aprender a cuidar de tu bebé en este momento tan íntimo. Al principio puede parecernos complicados, ¡pero todos los padres hemos pasado por ello y salimos victoriosos!

Encuentra aquí más información sobre el cuidado del bebé recién nacido.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *