Consejos para elegir los pendientes para recién nacidos

A pesar de que cada vez hay más papás y mamás que deciden no poner pendientes a su bebé, esta tradición sigue estando muy arraigada en la mayoría de las familias. Si este es tu caso, y quieres hacerlo de la forma más segura para tu peque, lo más importante es saber elegir los mejores pendientes para recién nacidos.

pendientes para recién nacidos

Con la gran variedad de diseños tan bonitos que hay en el mercado, nos surgen las dudas sobre cuáles son totalmente seguros y cuáles debemos evitar. Sobre todo en unos pendientes recién nacida hay un detalle que no podemos obviar: la calidad de los materiales.

Publicidad

Seguro que habrás oído miles de veces que los pendientes de oro son los mejores, ya que es uno de los materiales hipoalergénicos más seguros. Pero en unos pendientes de primera puesta para un recién nacido hay otros consejos que debes conocer para hacer una buena elección de la joya.

Analizamos junto a Alda Joyeros los mejores tips para elegir pendientes para bebés de cualquier edad protegiendo la salud de los más pequeños y vulnerables. Descubre sus más de 100 modelos entre los que elegir, con diseños absolutamente preciosos.

¿Cuándo poner los primeros pendientes a un bebé?

La decisión de poner pendientes a un bebé es algo muy personal para cada familia. De manera tradicional, a las niñas se les suele poner pendientes desde su nacimiento, recurriendo directamente a los servicios que prestan muchos hospitales, o yendo a una farmacia especializada en pendientes para bebés.

Unos pendientes para recién nacidos se pueden poner desde el mismo día del nacimiento. No obstante, hay pediatras que recomiendan dejar al menos una semana de margen, y realizar la intervención después de las primeras revisiones pediátricas para corroborar que todo va bien con la salud del bebé.

Publicidad

cómo elegir los pendientes para bebé

Los primeros pendientes que se ponen son siempre de acero quirúrgico, ya que este es el mejor material para evitar infecciones. Tras las dos primeras semanas, ya podrás cambiarlos por otro par de joyas que sean más de tu gusto, escogiendo preferiblemente unos pendientes de oro bebé que son hipoalergénicos.

Los pendientes de oro de primera ley, además de ser una joya preciosa y altamente duradera, evitan que provoque rechazo, reacciones alérgicas, o que se produzcan infecciones en las orejas del bebé. Pero por supuesto, no vale cualquier tipo de pendientes. Para un bebé hay piezas especiales que son más recomendables que otras.

Cómo elegir los pendientes para recién nacidos

Al margen de los pendientes de acero quirúrgico que se ponen al realizar el agujero en la oreja del bebé, hay una gran variedad de joyas disponibles entre las que elegir el primer par de pendientes de un bebé niña.

Con sus correspondientes cuidados y adecuado mantenimiento, no debe haber ningún riesgo de rechazo o reacción adversa usando un pendiente de calidad para la sustitución de las piezas provisionales.

pendientes de oro bebé

¿Qué detalles debemos tener en cuenta para elegir los pendientes de nuestro bebé o para hacer un regalo muy especial a los nuevos papás? Estas son las recomendaciones que puedes seguir:

Material

Al hacer el pendiente atravesando el lóbulo de la oreja, se origina una herida que tardará algunas semanas en curarse. Si bien en cualquier persona hay cierto riesgo de reacción, en el caso de un bebé de pocos días de vida, la piel es muchísimo más delicada y reactiva.

Publicidad

Es por ello que se recomienda siempre elegir pendientes de oro de primera ley y 18 kilates, ya que es uno de los metales más puros que no provocan alergias. Puedes elegir entre oro amarillo, oro blanco, oro rosado, o la combinación de diversas aleaciones de este material noble.

Forma del pendiente

Los pendientes para recién nacidos también deben ser cómodos, con una forma que no le origine molestias al dormir y colocar la cabecita de lado apoyada sobre la oreja. Es importante evitar pendientes que tengan bordes puntiagudos o accesorios que cuelguen. Cuanto más sencillo sea, mucho mejor.

pendientes hipoalergénicos bebé

Decántate por un pendiente que sea plano, lo más fino posible, y preferiblemente redondo, sin ninguna esquina que se pueda clavar. Más adelante ya tendrás tiempo de cambiarlo por otro modelo cuando el bebé crezca.

Tamaño

Lo mismo ocurre con el tamaño del pendiente, que a veces es más grande de lo debido. Los pendientes para mayores no son los más adecuados para un bebé recién nacido. Lo mejor es buscar un modelo especial para bebé que sea no mayor de 3 o 4 cm.

Los pendientes de recién nacida deben ir en sintonía con el tamaño de la cabecita de la pequeña. El tamaño es además importante para que no le molesten al dormir, y por supuesto, evitar posibles riesgos de tirones con los que se haría daño.

Peso

No suele ser habitual que un pendiente de primera puesta sea demasiado pesado, aunque es un detalle que no debemos olvidar. Cuanto más ligeros sean, mayor comodidad y seguridad para el pequeño.

pendientes primera puesta

¿Qué podría ocurrir si el pendiente es muy grande y pesa mucho? Pues obviamente, que el agujero de la oreja se vaya dando de sí o que llegue a rajarse ligeramente. Este mismo consejo es aplicable a cualquier edad, no solo en el caso de un bebé recién nacido.

Cierre

Por último, y no menos importante, destacamos el cierre del pendiente, prestando atención una vez más a la seguridad del bebé. Los mejores son los cierres con tuerca de rosca, disminuyendo la probabilidad de que se pueda abrir sin que nos demos cuenta.

Los cierres con tuerca a presión o cierres de plástico tienen mayor probabilidad de pérdida o de que el bebé lo abra por sí mismo. Además del riesgo de pérdida del pendiente, el bebé podría tragarse cualquiera de las piezas, con el consecuente peligro de atragantamiento.

Cuidados de los pendientes del bebé

Tan importante como elegir los mejores pendientes para recién nacidos es hacer un buen cuidado de estos. Lo habitual es que coloquemos los pendientes a nuestro peque y los dejemos un tiempo indefinido hasta que llegue el momento de sustituirlo por otro modelo.

pendientes de recién nacida

Aunque no lo creas, a los bebés se les suele acumular suciedad alrededor del pendiente, y sobre todo en la parte trasera, justo debajo del cierre. Es necesario que se giren y se limpien cada cierto tiempo para evitar que el agujero se infecte, usando un bastoncillo de algodón o gasa con un poco de agua o suero. ¡Así de sencillo!

Seguro que con estos consejos para elegir los mejores pendientes para recién nacidos, no tendrás ninguna duda sobre qué modelo es el más adecuado para tu bebé. Confía solo en los mejores joyeros especialistas en pendientes para los más pequeños, y en todo caso, déjate aconsejar para que no haya ningún tipo de margen de error. ¡Tu bebé lucirá guapísima con sus primeros pendientes!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *