Inicio » Salud » Almohadas para bebés y niños; Cuáles son recomendables

Almohadas para bebés y niños; Cuáles son recomendables

En la infancia, el sueño en los niños debe ser tranquilo y reparador, ya que durante las horas en las que los bebés duermen, se potencia mucho más su crecimiento y desarrollo. Pero hay que tener en cuenta que el descanso en los niños no es exactamente igual que en los adultos, y no siempre las almohadas para bebés y niños son necesarias o se utilizan de manera adecuada.

almohadas para bebés

La opinión de los expertos en salud infantil es muy variada en cuanto al uso de almohada en los primeros meses de vida del bebé. Este accesorio que muchos vemos como un básico a la hora de dormir, no es absolutamente necesarios para los bebés hasta los 2 años de vida, ya que la proporción de su cabeza con respecto a su cuerpo es diferente a la nuestra en esta primera etapa de su vida.

Sí existen algunos tipos de almohadas para bebés que tienen un uso terapeútico, y en algunos casos se recomiendan para los más pequeñitos. Para estar seguros de hacer la mejor elección, y evitar cualquier riesgo para nuestro bebé, hoy te contamos todo lo que debes saber sobre el uso de almohadas para bebés y niños pequeños.

Vamos a ver cuáles son las almohadas que un bebé necesita, a partir de qué edad puede empezar a utilizarlas, y cómo debe ser la calidad de éstas para asegurarnos de que el niño duerma correctamente y pueda crecer sano.

¿Qué son las almohadas para bebés?

Las almohadas para bebés son un complemento para dormir cómodamente y de manera segura en sus primeros años de vida. Son muy diferentes a las almohadas para adultos, ya que el tamaño de la cabeza del bebé, la posición que estos adoptan al dormir, y la colocación del cuello con respecto a su espalda, no tiene nada que ver con la nuestra.

cojin antivuelco el corte ingles

Los bebés recién nacidos suelen dormir bocarriba, y lo más cómodo para ellos es apoyar la cabeza en una superficie firme que esté al mismo nivel que el resto del cuerpo para no forzar la curva del cuello.

Antes de sus primeros años de vida, el bebé no necesita ningún accesorio para apoyar la cabeza, que muchas veces se usa como mera decoración para la cuna.

Peligro de asfixia y muerte súbita

Uno de los graves problemas que están estrechamente relacionados con el uso de almohadas en los bebés, es el riesgo de que el pequeño se de la vuelta mientras duerme y pueda ahogarse con la almohada. Son tan pequeñitos que no se dan cuenta de que la almohada les cubre la cara, impidiendo que respiren correctamente.

donde comprar almohadas para niños

Se ha visto que el uso de almohadas podría estar relacionado con el aumento del riesgo de muerte súbita infantil, un problema al que debemos estar pendiente durante los primeros meses de vida del bebé, evitando algunas prácticas que no son del todo convenientes.

Cómo debe dormir un bebé recién nacido

Para evitar el riesgo de muerte súbita en el bebé, hay algunas pautas que podemos seguir los padres:

  • Acuesta al bebé sobre su espalda, en una superficie firme.
  • Evita usar accesorios con los que el bebé pueda enredarse al moverse durante la noche, como peluches, sábanas que no estén ajustadas, cojines o almohadas.
  • En los primeros meses de vida, evita los protectores para los barrotes de cuna. Es más recomendable utilizar una cuna pequeña para recién nacido, o un moisés.
  • Mantén el área de descanso de tu bebé totalmente libre de cualquier objeto que pueda ser peligroso para él. Cuantas menos cosas tenga a su alrededor, mucho más seguro estará.

No te pierdas este vídeo de Youtube con las mejores posturas para que duerma un bebé:

¿Cuándo está aconsejado el uso de almohadas para bebés?

Como ya hemos indicado, hay un tipo de almohadas para recién nacidos y bebés pequeños que está indicado en ciertos casos como es la corrección de la plagiocefalia.

La plagiocefalia, o deformación del cráneo, se produce cuando el bebé pasa demasiado tiempo tumbado, apoyando su cabeza en la misma posición. Esta queda ligeramente aplanada, y si no se corrige, puede derivar en graves problemas de salud y desarrollo.

Para saber más sobre la plagiocefalia o cabeza plana, no te pierdas este otro artículo de El Blog de tu Bebé.

la mejor almohada para niños

Aunque es algo frecuente en los primeros meses de vida del bebé, normalmente la plagiocefalia se suele corregir por sí misma cuando el peque comienza a girar la cabeza por su cuenta, cambiando la posición.

No obstante, hay casos en los que la deformación se marca más y puede llegar a ser peligroso, para lo cuál se recomienda el uso de almohadas especiales para el bebé.

Las mejores almohadas para bebés según la edad

Almohadas para bebés de 0 a 36 meses

En sus primeros meses de vida, las almohadas para bebés no deben existir. Es decir, lo recomendable para un niño recién nacido es que duerma con el menor número de objetos a su alrededor; ni almohadas, ni peluches, ni cojines antivuelco. Es mucho más cómodo y seguro para él.

Sólo en el caso de bebés prematuros en los que aún no se han desarrollado del todo los huesos de la cabeza y siguen siendo blandos, se utilizan cojines especiales para evitar que se deforme y se aplane durante las horas de sueño. Pero estos cojines siempre deben usarse bajo consejo médico, siempre es mejor preguntar a un profesional antes de recurrir a ellos.

cojin de viaje para bebe

Para este rango de edad, los cojines de plagiocefalia pueden ser de gran ayuda en la prevención y corrección de este problema. Déjate asesorar por tu pediatra para saber cuándo necesitas hacerte con uno de estos cojines para bebés especiales.

A través de Amazon tienes muchas ofertas en cojines de plagiocefalia para bebés de la mejor calidad a un precio más bajo que en tiendas de puericultura y ortopedias.

Escoge el modelo más conveniente para tu bebé, y corrige la forma de dormir de la manera más adecuada. Tejidas, bordadas, a crochet…

Ver Almohadas

Almohadas para bebés a partir de 36 meses

Antes de los 2 años de edad, se pueden utilizar almohadas planas y pequeñas especiales para niños, pero en la mayoría de los casos, los niños de tan corta edad se mueven tanto que la almohada siempre acaba el cualquier lado de la cama menos en el lugar dónde debe hacer su función.

cojin antivuelco opiniones pediatras

En estas edades el niño no necesitará almohada, así que podemos prescindir de ella. Si decidimos usarla, deberá ser muy fina.

Un tipo de almohada que puede venir bien para corregir algunos problemas en los niños son los cojines de tipo cuña, perfectos para levantar ligeramente el tronco del bebé, evitando así el reflujo durante, favoreciendo la respiración y la digestión cuando el niño está malito.

modelos de cojines para bebes

Este tipo de cojín se debe colocar justo sobre el colchón, de manera que la sábana bajera quede por encima para evitar que se mueva durante la noche. Así mantendremos a nuestro bebé totalmente seguro, sin riesgo de asfixia y con una postura de sueño más cómoda para él.

Ver Almohadas

Almohadas para bebés de 2 a 3 años

Como complemento para favorecer el sueño de los niños a partir de los 2 años, podemos incluir en la cuna de nuestro peque una almohada pequeña, delgada y firme. Es a partir de los 2 años cuando un niño puede empezar a necesitar físicamente una almohada, cuando sus hombros ya son más anchos que la cabeza, y necesitan un soporte adecuado para mantener la postura de descanso correcta.

La almohada del bebé deberá ser de material transpirable, e ir siempre acompañada de una funda que se lave con frecuencia, de tejido suave que permita la respiración del niño.

almohadon para sentar bebe

Una almohada muy interesante para los niños de esta edad que aún duermen bocarriba es aquella que cuenta con surco para la cabeza, o un cojín ortopédico.

Además de para corregir la plagiocefalia, son almohadas muy cómodas para los peques, manteniendo una postura de descanso reparador de lo más segura.

Ver Almohadas

Almohadas para bebés a partir de 3 años

Cuando el niño ya llega a una edad en la que su postura de sueño es estable, podrá empezar a usar almohadas adecuadas. Ésto suele ocurrir cuando la talla del niño ya es mayor que la de la cama, y no consigue moverse a lo largo de ella cambiándose de postura tan fácilmente.

En todos los casos, las almohadas ya podrán ser iguales que las que usamos los adultos, y siempre que se adapten a la postura en la que suele dormir el niño para que le resulte más cómoda.

como debe ser la almohada

Si el niño duerme bocarriba, son recomendables las almohadas para bebés y niños con surco que se amolden a la nuca. Para niños que duermen bocabajo, es mejor una almohada muy fina. Si duerme de lado, la almohada tendrá que ser consistente para que mantenga la cabeza bien alineada con la columna y sea cómoda.

Escoge un modelo que tenga un tamaño adecuado para la cuna o la cama de tu peque, que sea hipoalergénica y fácil de lavar, y que sobre todo le resulte cómoda y útil sin suponer un riesgo extra durante la noche.

Ver Almohadas

Ahora que ya sabes qué almohada para bebés elegir según la edad de tu peque, y en qué momento se vuelve un imprescindible para la cunita de tus hijos, haz la mejor elección invirtiendo en almohadas de calidad sin gastar dinero de más.

Acerca de Pili Rodriguez

Pili Rodriguez
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños y la alimentación. ¡Te ayudaré encantada!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*