Cómo cuidar la piel del bebé recién nacido

La piel del recién nacido es mucho más delicada que la nuestra. Principal barrera de protección contra el mundo exterior, debemos cuidar la piel del bebé con sumo cuidado, proporcionándole todo lo que necesita para mantener fuerte y sana.

piel del recién nacido

El bebé recién nacido pasa de estar en el interior del útero materno, rodeado del líquido amniótico, directamente al mundo exterior donde todo a su alrededor es nuevo. Su piel pasa súbitamente de estar protegida a ser la protección contra lesiones y golpes para esa pequeña personita que aún tiene que desarrollarse.

Publicidad

Seguro que quieres lo mejor para tu pequeño, y te preocupas por su salud. Pero, ¿sabes exactamente cómo debes cuidar la piel del bebé recién nacido? Te contamos su importancia, y qué detalles tener en cuenta para que la piel de tu bebé se desarrolle de la manera más saludable en sus primeros meses de vida.

¿Cómo es la piel del recién nacido?

La piel del recién nacido es hasta 5 veces más fina y delicada que la de los mayores. Actúa como barrera de protección frente al mundo exterior, por lo que a veces puede sufrir más de la cuenta, y reaccionar como señal de aviso.

Cuando el bebé es pequeño, utiliza el sentido del tacto para comunicarse con lo que le rodea. Sus otros sentidos como la vista o el oído aún no están del todo desarrollados, por lo que a través de la piel puede sentir los cambios de temperatura, la textura de los objetos, y por supuesto, a su papá y a su mamá.

cuidar la piel del bebé

Publicidad

En estos primeros meses, la piel tiene un papel muy importante en el desarrollo del pequeño. El bebé aprenderá mucho de sí mismo, de las personas que lo rodean, y del mundo en general, guiándose por la presión, el roce, y otras sensaciones táctiles.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la piel del bebé también es sumamente reactiva. Mucho más que la de los mayores. Ante la detección del más mínimo riesgo, la piel del bebé puede producir una erupción, un eccema o cualquier otro tipo de reacción, que nos indica que algo no va bien, y debemos actuar al respecto.

Cosméticos infantiles naturales y ecológicos

La elección de los productos para cuidado de la piel de los más pequeños es uno de los pasos más importantes para evitar que la piel del bebé sufra. Ya sea a la hora del baño, al cambiar el pañal, o para el cuidado y recuperación de la piel sensible o la piel atópica que reacciona fácilmente, los productos naturales y veganos de Natatul están diseñados para prevenir, proteger y calmar.

Formulados con ingredientes botánicos naturales como la avena y el aloe vera, sus propiedades
beneficios son antibacterianas, hidratantes y regenerativas, además están libres de químicos
(tales como parabenos, OGM, colorantes sintéticos que puedan ocasionar reacciones en la piel del
recién nacido).

También son aptos para las pieles más sensibles de grandes y pequeños, permitiendo una limpieza natural y suave de la piel, y aportando nutrientes que la barrera cutánea necesita para su recuperación diaria.

cuidado de la piel del bebé

A través de la tienda online de Natatul puedes encontrar diferentes packs adaptados a las necesidades de cada familia, con los que ahorrar mucho dinero en tu compra. El más completo es el pack para cuidar la piel del bebé recién nacido que incluye jabón corporal, loción y bálsamo reparador.

Puedes elegir también otros packs para tu bebé o para regalar, invirtiendo en los mejores productos veganos y orgánicos para evitar cualquier problema dermatológico en el bebé.

Problemas dermatológicos más comunes en el bebé

Los problema cutáneos son muy frecuentes en el bebé. Más de lo que los papás podemos llegar a imaginar.

La inmensa mayoría de veces no suelen ser problemas graves, y se pueden solucionar fácilmente con unos simples cuidados. No obstante, hay que prestar atención ante la más mínima señal para actuar lo antes posible y tratarlos a tiempo.

Entre los principales problemas dermatológicos en el bebé destacan los siguientes:

  • Eccema: piel seca, escamada y ligeramente inflamada. Pueden aparecer pequeños bultos rojos y ampollas.
  • Dermatitis del pañal: es la más común, y también la más temida entre los papás. Provoca sensibilidad y rojeces en la piel que está en contacto con el pañal mojado.
  • Sudamina: también conocido como miliaria, son unos pequeños granitos que aparecen en los pliegues de la piel o en las zonas de roce, por exceso de acumulación de sudor.
  • Dermatitis seborreica: conocido comúnmente como costra láctea. Es una descamación del cuero cabelludo muy habitual en el recién nacido, que desparece por sí misma.
  • Acné neonatal: pequeños granitos en el rostro o en otras zonas del cuerpo debido a la acción de las hormonas de la madre que afectan al bebé.

piel sensible bebé

Publicidad

Si bien algunas de estas afecciones de la piel no se pueden evitar, y aparecen de forma natural en el bebé, hay que otras que sí podemos prevenir. Basta con cuidar la piel del bebé recién nacido para que no se irrite y nos avise con esa llamada de atención tan particular.

Cómo cuidar la piel del bebé recién nacido

Si quieres evitar la gran mayoría de problemas en la piel del bebé, presta atención a sus cuidados básicos, sobre todo durante los primeros meses de vida. Es en esta etapa cuando el pequeño necesita una ayuda extra para que la piel se desarrolle completamente y cumpla su función protectora en el futuro.

Cambio a menudo del pañal

Muchos de los problemas de rojeces e irritación de la piel vienen por el uso de pañales, y por la presencia constante de humedad. Procura revisar el pañal del bebé cada poco tiempo, cambiándolos rápidamente cuando tenga pipí o caquita.

piel reactiva niños

Aprovecha para dejar que la piel respire unos minutos antes de ponerle el pañal limpio, esperando a que se seque por completo. Por supuesto, también puedes ayudarte con una pomada para el culito del bebé si notas que empieza a formarse alguna rozadura en un sitio concreto.

Usar jabones neutros

A la hora del baño, es importante elegir un jabón neutro para el bebé, cuyo pH esté entre 5,5 y 7 como máximo. Si bien los jabones que usamos los adultos son más bien alcalinos, la piel del bebé necesita totalmente lo contrario.

Con un buen jabón para bebés, especialmente formulado para el recién nacido, podrás lavarle sin problema tanto el cuerpo como la cabecita. Ten en cuenta que no hay que abusar del baño; y que si un bebé no está sucio, no tendremos que bañarle a diario.

Cremas para el cuidado de la piel

Además de la crema para el culito, un bebé recién nacido necesita una crema especial para el cuerpo que actúe como protección para su piel. Las cremas suaves y lociones humectantes corporales son las más adecuadas. Escoge la que más te guste.

piel atopica bebé

Estas cremas vienen muy bien aplicándolas después del baño para aprovechar al máximo la hidratación. Aplícala cuando la piel está todavía un poquito húmeda, fortaleciendo la acción natural de la piel, y promoviendo un buen estado de salud.

Evitar la exposición a temperaturas extremas

Ni el frío ni el calor extremo son buenos para la piel del bebé. Si las temperaturas excesivamente altas o bajas nos afectan a los adultos en la piel, imagínate cómo debe pasarlo la piel de un bebé recién nacido.

Evita poner a tu bebé directamente al sol, o dejarlo en un lugar en el que esté pasando frío. El bebé no puede avisarte si tiene calor o frío; pero tú puedes saberlo tocándole la cabecita o la nuca para actuar antes de que la piel reaccione.

Vestir al bebé con ropa transpirable

Otra de las recomendaciones de los especialistas en dermatología infantil es utilizar ropa suave y tejidos transpirables para vestir al bebé. El cuerpo del recién nacido todavía no tiene desarrollado el mecanismo regulador de la temperatura corporal, por lo que la ropa actuará como una segunda piel para eliminar el exceso de calor o evitar el frío.

ropa bebé entretiempo

Los tejidos como el algodón o el lino orgánico son los mejores. Decántate por prendas para bebé confeccionadas con textiles naturales, y viste al pequeño acorde a las temperaturas en cada época del año para que su piel no sufra ni eccemas ni sudamina.

¿Cómo deben ser los productos para el bebé?

Un aspecto a tener en cuenta, es que la piel del bebé necesita productos de higiene y cuidados muy específicos, con formulación más suave que la de los mayores. Es sumamente importante elegir aquellos que estén específicamente indicados para el recién nacido, evitando alternativas naturales de las que no estés 100% segura.

¿Cómo son los productos para el recién nacido afectuosos para el cuidado de su piel? Veamos sus características más destacables:

  • Componentes naturales
  • Libre de alérgenos
  • Ingredientes no irritantes
  • Protección cutánea elevada
  • Suaves para la barrera cutánea natural
  • Totalmente seguros para el bebé

¿Qué otras características destacarías tú en los productos para cuidar la piel del recién nacido? ¿Y tú, cómo sueles cuidar la piel de tu pequeño para que crezca sano y fuerte? ¡Comparte tus propios consejos!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *