Compartir habitación entre hermanos: pros y contras

Un hermano es un amigo fiel que te acompañará toda la vida. Si bien cada uno tiene su propia personalidad, poder compartir habitación entre hermanos puede ser la experiencia más enriquecedora para ambos, permitiendo estrechar lazos y mantener una unión más saludable que dure para siempre.

habitaciones compartidas hermanos

No obstante, dos hermanos no tienen por qué llevarse bien en todo momento, ni aunque sean mellizos o gemelos. Compartir habitación tiene sus beneficios para los hermanos y hermanas, aunque también hay algunos inconvenientes.

Publicidad

Las peleas, la necesidad de intimidad cuando se hacen mayores, los problemas de sueño que pueden darse en cada etapa, no siempre permite que los peques habiten en un dormitorio compartido. Cada familia es un mundo.

Aún así, si quieres probar esta experiencia con tus hijos, y quieres preparar la habitación para hermanos perfecta a su medida, con esta práctica guía para padres te contamos cómo lograrlo. Toma nota de las recomendaciones de los expertos en psicología infantil para hacer que la experiencia de compartir habitación entre hermanos sea 100% positiva para todos.

¿Es buenos compartir habitación entre hermanos?

Con el fin de unir y de mejorar la relación, la convivencia entre hermanos es muy importante durante la infancia. En esta etapa en la que están creciendo, aprendiendo a conocerse a ellos mismos y los demás, los hermanos pequeños lo tienen más fácil para adaptarse a la forma de ser del otro.

Por supuesto, no es lo mismo que compartan dos hermanas, dos hermanos varones, o incluso niños de diferentes sexos. De igual forma, influye mucho la edad de cada uno, y la diferencia de edad que hay entre ellos, así como su carácter.

Publicidad

compartir habitación entre hermanos

Compartir habitación en la infancia tiene sus ventajas y desventajas. En algunos casos pueden pesar más los contras, aunque en la mayoría de veces son más los beneficios que los niños y niñas obtienen al pasar el máximo tiempo posible con sus hermanos.

Así que sí, por lo general, los expertos en psicología y educación infantil insisten en que compartir habitación a edades tempranas es muy saludable para los niños, siempre que no haya ningún motivo de peso que juegue en contra. Es importante valorarlo de manera individualizada.

Beneficios

¿Cuáles son las ventajas que pueden obtener los niños y las familias cuando dos peques o más comparten habitación? Vamos a ver las más importantes:

  • Optimización del espacio: uno de los beneficios de compartir habitación entre hermanos más evidentes es poder aprovechar más el espacio de casa. Sobre todo si la vivienda tiene espacio limitado, si no hay suficientes habitaciones, o si se desea dar otro tipo de uso a los dormitorios, la familia tendrá más libertad cuando los peques duermen en el mismo dormitorio.
  • Estrechar vínculos: al compartir el espacio, los niños desarrollan una relación más estrecha. Esto será más evidente cuando más pequeños sean los niños. Podrán pasar más tiempo juntos y a solas, jugando, haciendo actividades que les gustan, y charlando.

habitación compartida infantil

  • Habilidades sociales: los niños que se crían más cerca de otros niños, sobre todo si son familia, aprenden mejor a relacionarse con los demás. Adquieren habilidades básicas para la vida como ser más comunicativos, negociación, respeto mutuo, compromiso por los demás, o a compartir.
  • Seguridad: los niños que crecen juntos tienen siempre a su lado a un compañero que les da compañía en todo momento. En esas etapas en las que pueden aparecer los miedos a quedarse solos, a la oscuridad, u otros problemas, tener a tu hermano o hermana cerca es el mejor apoyo.

Inconvenientes

Pero no todo es color de rosa, porque las habitaciones para hermanas y hermanos que se comparten pueden ser todo un campo de batalla y peleas. Es absolutamente normal, ya que compartir tiene sus contras:

  • Diferencia de edad: el mayor problema lo vemos cuando los niños tienen una gran diferencia de edad entre ellos, o si están pasando por etapas de crecimiento muy diferentes. Los intereses de ambos pueden ser muy dispares, y esto no siempre ayuda a estrechar lazos.
  • Conflictos constantes: después de probar la experiencia, si los hermanos no consiguen llevarse bien compartiendo dormitorio, puede que no funcione. Siendo hermanos y criados con los mismos valores, los peques pueden ser muy diferentes entre ellos, y no podemos obligarles a que estén juntos en todo momento. Esto solo empeorará la relación.

edad ideal entre hermanos

Publicidad
  • Problemas de sueño: si uno de los hermanos tiene problemas para dormir, puede influir negativamente al otro. Ya sabes que el descanso es esencial para el crecimiento de los niños, así que en estos casos, puede que no funcione compartir habitación, o los hermanos tendrán que dormir separados temporalmente.
  • Falta de privacidad: cuando se van haciendo mayores, los niños requieren mayor privacidad. Siempre puedes utilizar trucos para dividir los espacios en el dormitorio, pero a medida que llega la adolescencia, los peques te pedirán tener su propio espacio en el que estar a solas, incluso teniendo una relación de lo más estrecha con sus hermanos. Es muy normal.

¿Cuándo separar a dos hermanos que comparten habitación?

Esta pregunta es muy difícil de responder, ya que las condiciones serán diferentes en cada familia. Al compartir habitación entre hermanos, puede que tarde o temprano llegue un momento en que alguno o ambos te pida un espacio propio.

Déjate guiar por las necesidades de tus hijos, o haz lo que consideres mejor si llega a darse algún problema en la convivencia entre ambos. No fuerces la relación si ves que no funciona, y es que compartir habitación no está hecho para todo el mundo; ni si quiera en la infancia.

compartir habitación entre hermanas

¿En qué momento sabremos entonces que ha llegado el día en que los niños tengan habitaciones diferenciadas? He aquí algunas situaciones frecuentes:

Conflictos entre hermanos

Si las peleas entre hermanos o hermanas son frecuentes al compartir el espacio de la habitación, y no hay manera de llegar a un punto en común, lo mejor es recurrir a la separación. Por el bien de tus hijos y del resto de la familia.

Discusiones a la hora de jugar, al disfrutar de la paz en el dormitorio, por no poder dormir bien o estudiar tranquilamente, son algunos ejemplos.

Gustos diferentes

A veces, la diferencia de edad, o si son niño y niña quienes comparten la habitación, puede hacer que tengan unos gustos y necesidades diferentes. Si ves que no funciona, mejor darles su propio espacio a cada uno.

habitacion para hermanos gemelos

Cuando son más jóvenes, puede funcionar bien compartir habitación entre hermanos y hermanas, pero cuando crecen, verás señales que te indicarán que la convivencia y el compartir espacio ya no es posible.

Deseo de intimidad

Por supuesto, también hay que tener en cuenta que durante la pre-adolescencia y en la adolescencia, los peques requieren cada vez de más intimidad. Poder dormir tranquilos, cambiarse de ropa sin nadie alrededor, escuchar su música favorita, hablar por teléfono con sus amigos íntimos, son básicos en los jóvenes.

No dejes que los hermanos discutan por motivos que se pueden prevenir con el simple hecho de darles un espacio a solas para cada uno. Incluso si no hay mucho espacio en casa, en todos los hogares es posible apañarse para que cada miembro de la familia tenga su valiosa intimidad y libertad.

habitaciones infantiles hermanos

Otras recomendaciones sobre educación infantil

La maternidad es una de las aventuras más apasionantes de la vida. Sin embargo, y aunque parece que tenemos a mano toda la información necesaria para criar a los niños, la mayoría del tiempo nos enfrentamos a situaciones en las que es muy complicado salir airoso.

Si quieres saber sobre crianza y educación infantil, no te pierdas otras publicaciones de El Blog de tu Bebé. Echa un vistazo a estos temas que serán de tu interés como madre o padre:

Si tienes la oportunidad de darle un hermanito o hermanita a tu peque, ¡todos los vais a disfrutar mucho! Y si además pueden compartir habitación entre hermanos, ahora que sabes cómo manejar todo el proceso, su relación será mucho más fuerte de por vida. Así que no lo dudes y da el paso.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *