Inicio » Embarazo » Histeroscopia diagnóstica y quirúrgica; ¡Todo lo que has de saber!

Histeroscopia diagnóstica y quirúrgica; ¡Todo lo que has de saber!

La histeroscopia se ha convertido en uno de los procedimientos más usados para detectar y tratar los problemas de úteros más comunes en la mujer. Consiste en un procedimiento que procura ser lo menos invasivo posible, con la intención de hacerlo de una forma más rápida y cómoda para la paciente que está siendo tratada.

cytotec previo a la histeroscopia

Si tu doctor te ha dicho que puedes tener algún problema de salud con respecto a tu útero o la cavidad uterina, y que necesita hacerte una histeroscopia, seguramente querrás saber qué va a utilizar, cómo será el proceso, y cómo te sentirás durante la inspección y la operación que tengan que hacerte.

Vamos a ver qué es una histeroscopia, para qué se utiliza, qué tipo de anestesia se utiliza y el tiempo de duración del procedimiento, así como el tipo de dolor o sensación que se puede notar cuando nos sometemos a ello. ¡Toma nota y prepárate para esta intervención!

¿Qué es la histeroscopia?

La histeroscopia es un procedimiento que consiste en la introducción de una delgada herramienta por la vagina de la mujer y el cuello del útero, para llegar al interior de la cavidad uterina y poder hacer un examen de ésta, visualizándolo a través de una cámara que envía imágenes a un monitor de vídeo.

Es un procedimiento quirúrgico mínimamente agresivo, que se utiliza en sustitución de otras intervenciones quirúrgicas que supondrían un mayor riesgo para la paciente.

Por lo general se suele hacer sin anestesia, para que la recuperación sea más rápida, aunque si se trata de un proceso más largo y tedioso, también se puede hacer con sedación. Este procedimiento no duele, ya que a la paciente se le administra un medicamento para ayudar en la relajación y que no sienta ninguna molestia, llegando incluso a dormirse.

postoperatorio utero septo

Pero, ¿cómo se hace una histeroscopia? Vamos a verlo detenidamente.

Histerectomía paso a paso

Para hacer este procedimiento, primero hay que ayudar a la paciente a relajarse, para después tumbarla en la camilla en la posición correcta.

A continuación se introduce el histeroscópio a través de la vagina y el cuello del útero con sumo cuidado, para llegar dentro del útero.

histeroscopia quirurgica polipo endometrial

Se aplica gas o líquido a través de un tubito que va incorporado, para conseguir que el útero se expanda, y se pueda ver mejor en su interior. A través de la transmisión de imágenes, se puede hacer una revisión o cualquier tipo de procedimiento quirúrgico que se necesite para tratar algún problema de la paciente.

Para que te hagas una idea mejor del procedimiento, echa un vistazo a este vídeo:

¿Cuánto tiempo dura la histeroscopia?

Según el procedimiento que se deba hacer, este proceso puede durar entre 15 minutos y hasta un máximo de una hora. La paciente apenas notará nada después de la administración del sedante, por lo que el tiempo se pasa antes de lo esperado en la mayoría de los casos.

Al ser cirugía menor ambulatoria, no se precisa de ingreso hospitalario al terminar. La mujer no necesita ni si quiera estar en reposo, y puede marcharse a su casa nada más acabar.

¿Para qué se hace una histeroscopia?

Este procedimiento se suele hacer en aquellas mujeres en las que se sospeche que haya alguna alteración en la cavidad uterina que haya que ser tratada. Es muy frecuente hacerlo para una visualización directa del útero cuando se sospecha de patología uterina después de haber hecho otras pruebas médicas que no han sido del todo concluyentes. Es una forma de asegurarse de que todo va bien.

histeroscopia duele

Gracias a este procedimiento se pueden detectar miomas, pólipos, útero subsepto y otras alteraciones endometriales.

También es muy frecuente usar este sistema para examinar el útero de la mujer en casos de que no se pueda conseguir el embarazo después de haber intentando en varias ocasiones, por lo que se suele asociar siempre en las clínicas de fertilidad la histeroscopia y embarazo.

Cuando se detecta algún problema en el interior del útero que se pueda solucionar de forma directa, la misma histeroscopia nos sirve para solucionarlo, interviniéndolo en el mismo momento. Para ello, la óptica que tiene el aparato, permite ver qué es lo que se está haciendo en el procedimiento, y tener un control exhaustivo.

Según la función que tenga este procedimiento, ya sea para explorar o para solucionar un problema, hay dos tipos de histeroscopia: diagnóstica y quirúrgica. Vamos a ver las diferencias.

¿Qué es una histeroscopia diagnóstica?

La histeroscopia diagnóstica está enfocada a diagnosticar los problemas que se puedan dar en el útero de la mujer, confirmando o desmintiendo los resultados obtenidos de otros exámenes, o cuando se sospecha de algún problema que no se puede comprobar de otra forma.

Tan solo consiste en la inspección de la cavidad, usando la cámara para ver el interior, sin ningún otro tipo de intervención. Este examen visual es muy corto, y suele tardar tan solo 15 ó 30 minutos en realizarse por completo.

que es una histeroscopia diagnostica

¿Qué es una histeroscopia quirúrgica?

Cuando es necesario tratar una enfermedad o problema en el interior del útero, se recurre a la histeroscopia quirúrgica, haciendo la intervención a través del pequeño tubito que es introducido por la vagina hacia el útero.

Este tubo permite introducir herramientas para hacer todo el trabajo médico, extirpando y retirando el material necesario, así como para hacer un biopsia endometrial en caso de que sea preciso. Al usar la cámara que conecta con el monitor externo, se tiene una visión excelente de todo el trabajo que se está haciendo en el interior del útero, disminuyendo así el riesgo.

histeroscopia quirurgica postoperatorio

Riesgos de la histeroscopia

Todas las pacientes que se van a someter a este procedimiento, son informadas con anterioridad por su médico de los riesgos que pueda suponer esta intervención. Estos riesgos son:

  • Dolor
  • Hemorragia
  • Perforación en el útero
  • Desgarros en el cérvix
  • Nauseas y mareo
  • Infección de las trompas de falopio

Aunque estos riesgos no tienen por qué aparecer en la paciente, siempre hay una posibilidad entre 10 mil casos de que pueda darse alguno de estos efectos adversos o fallos durante el procedimiento.

Sin embargo, poder solucionar un problema de salud a través de este método, el lugar de tener que intervenir a través de un corte en el útero desde el exterior, es mucho arriesgado para la mujer, por lo que siempre es preferible recurrir a la histeroscopia.

Si os gustó el artículo sobre la histeroscopia, no os perdáis tampoco los siguientes artículos del blog:

Histeroscopia diagnóstica y quirúrgica; ¡Todo lo que has de saber!
5 (100%) 1 vote

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates