Sarna en niños; Síntomas y tratamiento

Aunque hay muchas enfermedades que están controladas desde hace años, todavía de vez en cuando se producen pequeños brotes que nos recuerdan que siguen entre nosotros. Este es el caso de la sarna en niños, una enfermedad de la piel que puede llegar a ser bastante molesta e incluso peligrosa.

qué es la sarna

La sarna afecta sobre todo a los más pequeños de la casa, ya que su sistema inmune no está del todo desarrollado. La piel de los niños es mucho más débil que la de los adultos, y ellos tienen mayor propensión a contagiarse cuando están en contacto directo con ella.

Publicidad

Pero, ¿qué es la sarna exactamente? ¿Por qué se produce este sarpullido que pica tanto? ¿Es posible evitarla o tratarla de una manera efectiva entre la población joven?

Descubre con esta completa guía cómo saber si un niño tiene sarna, y cuál es el mejor tratamiento para acabar con ella. No dejes que nada afecta al bienestar de tu pequeño si puedes interceder para que goce de la mejor salud.

¿Qué es la sarna?

La sarna humana, también conocida como escabiosis, es un tipo de infección de la piel causada por el parásito Sarcoptes scabei var. hominis. Este parásito es un tipo de ácaro que se introduce en la capa más externa de la piel, depositando ahí sus huevos para alimentarse y reproducirse.

Como consecuencia, la persona que sufre de sarna siente mucho picor, enrojecimiento de la piel, e incluso dolor, por una reacción inmunitaria exacerbada para acabar con el parásito.

Publicidad

sarna en personas limpias

En personas más sensibles, la mera presencia de los ácaros y los excrementos y restos que van dejando bajo la piel provoca una fuerte reacción alérgica. Esto ocurre sobre todo en bebés y niños pequeños, cuya piel es altamente sensible.

Pero la sarna no solo afecta a los peques de la familia. Es muy, pero que muy contagiosa, por lo que el peligro de que se transmita al resto de persona cercanas es muy elevado. Por ello hay que tener sumo cuidado cuando se detecta el primer brote.

Causas de sarna en niños

La causa de la sarna es muy sencilla; la mera presencia de este parásito podría provocar el contagio de la persona. Este ácaro necesita introducirse en la piel para continuar con su ciclo, poniendo huevos y desarrollándose.

Una vez que los huevos se han abierto, las larvas van hasta la superficie de la piel para madurar, y convertirse en adultos. Los machos y las hembras salen de la piel para encontrarse, y para ello provocan exantemas o heridas.

Pero aquí no acaba el ciclo, porque las hembras volverán a la piel para poner huevos, propagándose por diferentes zonas del cuerpo.

ácaros en la piel niños

Entre las vías de contagio más frecuentes podemos destacar el contacto piel con piel, de una persona afectada a una sana, o incluso dentro de la misma persona en diferentes partes del cuerpo.

Pero los ácaros también se pueden liberar en la ropa, en las toallas o ropa de cama, contagiándose de manera indirecta.

Lo que no es posible que ocurra es un contagio de animal a humano. La sarna que afecta a los perros u otras mascotas no infecta a las personas, y viceversa.

¿Cómo saber si un niño tiene sarna?

Existe un dicho que dice: ‘sarna con gusto, no pica’. Y precisamente tiene mucho que ver con esta infección, ya que el principal síntoma asociado a la sarna es precisamente la picazón en la piel.

Si bien un adulto podría detectar por sí mismo la presencia de sarna en la piel, en los niños los síntomas cursan de una forma diferente. Veamos cuáles son los signos que nos podría ayudar a detectar la sarna en niños e infantes:

Publicidad
  • Picazón intensa, que empeora por la noche cuando los ácaros están más activos.
  • Pequeñas ampollas, ronchas en niños y bultos en la piel.
  • Marcas de túneles excavados en la piel.
  • Formación de escamas en la piel y costras.
  • Irritabilidad en los niños, que no paran de rascarse todo el rato.

remedios caseros sarna

La zona en la que está localizada la irritación de la piel también nos puede ayudar. Aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, a estos bichitos les encanta anidar en los pliegues de manos y pies, la cara interna de las muñecas, las axilas, la cintura, la ingle, y en el caso de los bebés, también en el cuero cabelludo, el rostro, la palma de las manos y la planta de los pies.

Esto es así porque es la piel más fina donde tienen mejor acceso los parásitos, y también zonas que están en constante roce y contacto, por lo que la transmisión es mayor.

Complicaciones de la sarna en niños

La sarna es muy contagiosa, y sobre todo los niños pequeños son los que están más expuestos. Si no nos damos cuenta, y estos bichitos van avanzando, podrían provocar daños muy graves en los pequeños.

El rascado constante provoca una irritación aún mayor, derivando en lo que se conoce como impétigo. El impétigo es una infección de la piel causada por bacterias, cuando queda expuesta por haber retirado la capa más externa que la protege de los agentes infecciosos.

imágenes y fotos de sarna en niños

También aumenta la probabilidad de que formen grandes costras, con sangrado y otras afecciones de la piel.

Si la sarna se extiende mucho es más difícil de tratar, alargando el proceso de eliminación y recuperación de la salud de la piel del paciente.

¿Cuánto dura la sarna en niños?

Siempre que no sea un caso muy grave, y que no se haya extendido mucho, la sarna en niños puede tardar entre dos y cuatro semanas en desaparecer.

Este periodo de tiempo es variable en cada caso, y según el tratamiento recomendado para la edad y situación del niño o niña.

Tratamiento de la sarna en niños

Antes de aplicar cualquier tratamiento, es importante diagnosticar la sarna por parte de un doctor especializado. En la mayoría de ocasiones se tomará una muestra de piel para corroborar la presencia del parásito, y así elegir el mejor tratamiento personalizado.

La sarna en niños se suele tratar con una crema o loción especial que se aplica en la piel. Esta contiene una formulación para matar ácaros, sin dañar la delicada barrera cutánea de los niños.

como saber si tengo sarna

Sigue las indicaciones del pediatra, aplicando la crema en todo el cuerpo, y no solo en la zona en la que haya erupción. La piel podría estar infectada incluso sin que exista signos evidentes. En bebés se puede aplicar también en cuero cabelludo, las orejas y en el rostro, evitando la zona alrededor de los ojos y la boca.

Es importante dejar actuar el tratamiento entre 8 y 12 horas antes de lavar con agua y jabón suave. Por este motivo, lo más recomendable es poner la loción justo antes de ir a dormir, retirando los restos con un baño al día siguiente por la mañana.

Este tratamiento es tan eficaz que en la mayoría de los casos solo necesita de una aplicación. En 24 o 48 horas los ácaros habrán desaparecido. Pero si se produce una re-infestación, se puede volver a poner en 1 o 2 semanas.

La mejor forma de prevenir la sarna en niños es evitar el contagio entre los miembros de la familia y también el colegio de los niños. Al igual que ocurre con la infestación de piojos, hay que tener cuidado de no compartir ropa, dormir en la misma cama, o hacer contacto piel con piel.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *