Inicio » Salud » Resonancia magnética cerebral en niños; ¡Lo que no sabías!

Resonancia magnética cerebral en niños; ¡Lo que no sabías!

La resonancia magnética cerebral es una prueba rutinaria que se realiza hoy en día a muchos niños con la finalidad de descartar cualquier alteración en el cerebro. Cuando el médico nos comunica que tenemos que hacer una resonancia cerebral, nos asaltan los miedos, ya que es imposible no pensar que podría estar pasándole algo a nuestro hijo y los especialistas aún no se atreven a decirnos nada.

que es un tac cerebral

Nada más lejos de la realidad, ya que en la mayoría de los casos en los que se practica una resonancia magnética craneal en los niños, no se detecta ningún fallo en el funcionamiento del cerebro. Esta información obtenida de la resonancia magnética nos puede ayudar a descartar problemas en bebés, quedándonos mucho más tranquilos después de aplicarla.

Si tu hijo está a punto de hacerse un escáner cerebral de este tipo, y quieres ir preparada para esta experiencia, nunca está de más conocer en qué consiste la prueba y qué datos podemos obtener de ella.

resonancia magnetica efectos secundarios

Vamos a ver cómo se hace una resonancia nuclear magnética de cerebro en niños, por qué se suelen solicitar este tipo de pruebas, cómo deben prepararse los niños para ese día, y si realmente entraña algún riesgo para el cerebro de los pequeños. De esta forma iremos mucho más seguros, sin miedos, y con la tranquilidad de que lo más seguro es que no aparezca ningún daño o anomalía en la anatomía del cerebro del niño.

¿Qué es una resonancia magnética cerebral?

Una resonancia magnética cerebral (RM craneal) es una prueba segura en la que se hace un estudio del cerebro usando un campo magnético y ondas de radio para obtener imágenes del cerebro y del tronco encefálico. De esta forma, podemos ver con detalle el interior del cerebro, descartando así cualquier anomalía, forma anormal o daño, que se haya podido dar en el paciente, en comparación con un cerebro normal.

Para esta prueba no se utiliza ningún tipo de radiación, como puede ocurrir con la tomografía axial computada, por lo que el riesgo para el paciente es nulo.

¿Para qué sirve este tipo de resonancia?

La resonacia craneal se realiza cuando se cree que podría haber una lesión cerebral que se pueda detectar en la forma de esté. Sobre todo se lleva a cabo cuando se detectan determinados síntomas que podrían indicar algún fallo en el cerebro, aunque en la mayoría de ocasiones, solo sirve para descartar ese fallo, ya que no siempre se encuentran daños o anomalías cerebrales.

En el caso de los niños pequeños y bebés recién nacidos, se suele hacer esta prueba como una rutina para descartar problemas de desarrollo cerebral.

resonancia medica

La resonancia magnética en niños se aplica sobre todo cuando se sospecha que podrían ser autistas, tener algún problema de epilepsia, e incluso en niños prematuros que han tenido muy bajo peso al nacer y que podrían presentar una formación defectuosa del cerebro por falta de tiempo en su desarrollo.

Una parte del control de los niños epilépticos es hacer una RMN cerebral cada cierto tiempo, así como TAC craneal y otras pruebas, para tener un control más estricto de esta afección. Estos casos suelen ser lo más comunes a la hora de llevar a cabo este examen dentro de la zona de pediatría de cualquier hospital.

¿Es dolorosa la resonancia magnética cerebral?

En absoluto. Es una prueba que no causa nada de daño en el paciente, ni a niños ni a adultos; aunque en el caso de los niños sí que podemos destacar que son bastante tediosas y aburridas, ya que pasar el día entre médico es todo lo contrario a divertido.

En ocasiones, para detectar posibles derrames de sangre en la zona del cerebro, se hace también un resonancia con contraste, y en este caso sí que se necesita hacer un pequeño pinchazo en el brazo para introducir la sustancia de contraste. El dolor no irá más allá que el del simple pinchazo, ya que el contraste en el interior del cuerpo no produce ningún daño.

resultados resonancia magnetica

La resonancia magnética con contraste nos ayuda a colorear la sangre de forma que se pueda detectar durante la prueba. Así, si se ha producido un derrame en alguna parte de la cabeza, como por ejemplo en el caso de que el niño haya sufrido una caída o golpe en el cráneo, podremos ver de qué cantidad de sangre se trata, dónde se localiza, y si es peligroso, con el fin de hacer la intervención que sea necesaria.

Preparación para el niño

En niños más pequeños, se recomienda que se haga la resonancia magnética cerebral con sedación, para así lograr que el niño se mantenga quieto todo el tiempo y se pueda tomar la imagen mucho más rápidamente y sin problema.

Cuando se hace una resonancia craneal con contraste, o si se va a sedar el niño, el médico siempre recomendará que el pequeño vaya en ayunas, y también que se le quite al niño cualquier objeto metálico que tenga encima, como pulseras, colgantes o pendientes.

tipos de resonancia magnética

Los niños que tengan algún implante metálico como ortodoncia, válvulas cerebrales o del corazón, o incluso implantes en el oído, no podrán hacerte esta prueba, ya que el metal interfiere en la toma de la imagen, y no se podrá obtener una foto nítida.

¿En qué consiste esta prueba?; Su procedimiento

A diferencia de pruebas médicas como la radiología o el TAC cerebral, una resonancia magnética de la cabeza no utiliza rayos X, siendo un proceso totalmente inocuo para el niño. En el siguiente vídeo podrás averiguar cuál es la diferencia entre TAC y resonancia magnética:

En este proceso, el niño tendrá que quitarse toda la ropa y vestir una bata del hospital antes de acostarse en la camilla del aparato de resonancia. La camilla se deslizará por el tubo hasta colocar la cabeza justo en la zona de medida. Ya que este aparato también sirve para tomar imágenes de otras zonas del cuerpo, se puede mover la camilla para ajustarla justo en la zona que queremos analizar, en este caso, la cabeza del pequeño.

El procedimiento dura unos 30 minutos, y el niño tendrá que permanecer totalmente quieto para que las imágenes sean nítidas. Por esta razón es tan necesario recurrir a la sedación en el caso de niños pequeños que no son capaces de permanecer quietos. Durante este tiempo además, el aparato en funcionamiento emite un ruido muy pesado que no dejará al niño dormir, por lo que tendrá que tener mucha paciencia hasta terminar.

contraste resonancia magnética cerebral

La ondas magnéticas atraviesan los tejidos del cuerpo, de forma que se puede tomar una imagen muy fiable del cerebro, totalmente nítida, en la que se detectan los detalles que podrían indicar que el cerebro no tiene una forma correcta, o se ha producido algún daño en él.

Posibles riesgos de la resonancia magnética cerebral

Los riesgos que produce este tipo de prueba son prácticamente nulos. En comparación a otras pruebas, la resonancia magnética está exenta de daños, y el único riesgo que se podría destacar es la posibilidad de sufrir una alergia al gadolinio, la sustancia que se utiliza como contraste para resonancia magnética.

Sin embargo, está demostrado que provoca muchas menos reacciones alérgicas que el contraste yodado que se utiliza en el TAC o en la radiología, por lo que la resonancia magnética cerebral en niños está considerada la prueba médica más inocua de todas, y hay que tenerle miedo.

Resonancia magnética cerebral en niños; ¡Lo que no sabías!
5 (100%) 2 votes

Etiquetas: , .

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Free WordPress Themes - Download High-quality Templates