Cómo afecta el cambio de hora a los niños

¿Has notado que tu peque se siente más cansado e irritado después del cambio de hora? ¿Cómo les afecta el cambio de horario a los niños pequeños y a los bebés? ¿Hay alguna forma de combatir los síntomas de astenia o incluso de evitarlos? ¡Te lo contamos con detalle!

cambio de hora en niños

Y es que sí, efectivamente, los niños también sufren el cambio de estación y sobre todo cuando se produce el cambio de horario de verano y de invierno. Al estar habituados a una rutina concreta, y tener que adelantarla o atrasarla una hora, la situación les trastorna por completo.

Publicidad

Según la Asociación Española de Pediatría, los más pequeños sufren una alteración de su biorritmo que podría tardar varios días, e incluso semanas en volver a recuperar la normalidad. Para que no afecte a toda la familia de manera negativa, hay algunos consejos que deberías conocer.

Descubre por qué se altera el reloj biológico de los niños con el horario nuevo, qué podemos hacer lo papás, y cómo superarlo de la mejor forma. Ponlo en práctica no solo con sus hijos, si no también en los mayores, ¡y notarás la diferencia!

¿El cambio de hora afecta a los niños?

Como ya hemos avanzado, el cambio de hora en niños supone una modificación de sus relojes analógicos. Si bien a los adultos nos afecta de cierto modo, somos más conscientes de este cambio, y estamos mentalmente preparados para ello. Sin embargo, los bebés y niños pequeños no tienen la capacidad suficiente para gestionar esta nueva situación.

Esto ocurre dos veces al año, adelantando o atrasando una hora para poder aprovechar mejor las horas de luz del día. Aunque se está barajando la opción de eliminar esta medida desde hace tiempo, por el momento en España y otros países la mantendrás algunos años más.

Publicidad

gestionar el cambio de hora

Son ya muchas décadas las que se lleva haciendo este cambio, y después de numerosos estudios para ver cómo afecta a la población general, se ha visto que precisamente los niños son los que más notan los efectos negativos. Tardan potencialmente más tiempo que los mayores en adaptarse al nuevo horario.

A un niño le afectan los cambios que se hagan en su rutina diaria, aunque sea lo más mínimo. Comer a una hora diferente, levantarse y acostarse a destiempo, disfrutar de la hora del baño o del juego, así como el horario de la escuela, podría verse afectado a diferentes niveles en los peques.

Consecuencias del cambio de hora para los niños

Los síntomas que conlleva el cambio de horario en los niños pequeños son muy variables, e incluso pueden ser diferentes según su edad y la época del año. No obstante, hay algunos patrones que se repiten en las personas que más sufren estas variaciones del biorritmo.

Entre los efectos del cambio de hora en los niños podemos destacar los siguientes:

Verás que tu peque está todo el día bostezando, con sueño, que se irrita con lo más mínimo, y que le cuesta más dormirse y despertarse. Es absolutamente normal, y se pasará en unos días. Pero mientras tanto, hay que tener paciencia hasta volver a la rutina.

Astenia estacional en niños

Junto con el cambio de hora, que se produce a finales de marzo en primavera, y a finales de octubre en la época de otoño, hay otros trastornos que se pueden sumar al estado físico y mental de los pequeños y mayores. Seguro que habrás oído hablar de ello. Se conoce como astenia primaveral, aunque por supuesto, también existe la otoñal.

La astenia estacional es un trastorno muy común que afecta a una gran parte de la población de todo el mundo. Consiste en una sensación de cansancio y falta de energía a lo largo del día, debido a los cambios que se dan en determinadas épocas del año.

horario de verano cambio niños

Justo en primavera y en otoño se notan más las variaciones de los periodos de luz-oscuridad a lo largo del día. Así mismo influyen los cambios de temperatura, el aumento de la humedad ambiental, y otros detalles que podrían afectar a la dinámica de nuestro organismo.

Las defensas también bajan considerablemente, por lo que es habitual que aumente la probabilidad de caer enfermo. Esto se debe a la alteración que sufren las hormonas, encargadas de regular los ciclos del cuerpo y de mantener el bienestar.

Cómo tratar el cambio de horario

Ante el cambio de horario no hay nada que podamos hacer. Muchos no estamos a favor, y nos gustaría que no existiera. Pero como es un hecho consensuado por muchos países, no nos queda más remedio que adaptarnos y seguir adelante.

El mayor problema es que tras el cambio de horario tenemos que seguir con las rutinas de trabajo, escuela y otras actividades diarias. Una vez que se ha producido el cambio, solo podemos seguir adelante y adaptarnos poco a poco. A los adultos parece que nos cuesta menos, pero ten en cuenta que a tus peques les podría afectar más.

cambio horario niños pequeños

Publicidad

Una ventaja es que el cambio de hora se hace siempre en fin de semana, y gracias a este margen de tiempo, podrás empezar a prepararte antes de que llegue el lunes. Uno de los mejores consejos es que empieces desde el mismo viernes a preparar el cuerpo ante el horario de verano o el horario de invierno.

¿Cómo cambiar el horario de mi hijo para que se prepare? Cada familia es diferente, y ni hay dos niños que tengan las mismas necesidades. Lo mejor que puedes hacer es recurrir al método de ‘prueba y error’, para dar con lo que mejor funciona en casa.

¿Se puede prevenir la astenia en niños?

¡Claro que sí! Con los años que llevamos enfrentándonos al cambio de hora y a sus efectos en el cuerpo, a día de hoy hay múltiples recomendaciones que nos dan los expertos para ponérnoslo más fácil.

Hazle más sencillo el cambio de hora a bebés, niños pequeños, niños de todas las edades, e incluso a los adultos de la familia con estas medidas preventivas que os vendrán fenomenal a todos:

Explicarle los beneficios

Al primer paso para prepararos ante el cambio de horarios, es investigar acerca de los beneficios. Cuando sabes exactamente el por qué de esta medida, resulta mejor concienciarse del pequeño esfuerzo que haréis toda la familia.

cómo afecta a los niños el cambio de hora

Explica a los niños una semana antes de que ocurra, qué es lo que vais a hacer, por qué cambiáis los horarios con antelación, y las ventajas que tiene el sistema para ahorrar energía y disfrutar más de las horas de sol.

Adelantar todas las rutinas

Una vez dada la explicación, llega el momento de ir adelantando las rutinas poco a poco. Como todavía no puedes retrasar o adelantar la hora de ir al cole, céntrate en el resto de horarios del día.

Por ejemplo, durante una semana, empezad a levantaros un poquito antes. También es recomendable ir variando la hora de ir a la cama y la del baño. Cada día un poquito hasta que llegue el fin de semana, que es cuando tiene lugar el momento importante.

Alimentación equilibrada

Uno de los efectos del cambio de hora en los niños es la falta de energía. También es frecuente caer enfermo en los días posteriores, ya que el sistema inmunitario se desestabiliza. Prepara a tu peque para estos problemas antes de que lleguen.

evitar los efectos del cambio de hora

A través de una dieta sana y equilibrada, con alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes, conseguirá recargar los niveles de su organismo para que no le falte de nada. Los alimentos como fruta fresca, verduras, frutos secos y legumbres son básicos, ya que aportan mucha energía y antioxidantes.

Hacer deporte

Otra medida para que se adapten al cambio de hora es hacer deporte. No solo conseguirás que los niños descansen mejor, si no que su sistema inmune se potenciará al máximo.

Aprovecha para hacer ejercicio en familia cada tarde. Dedica al menos una hora para salir al parque con los más peques, o a jugar a vuestro deporte favorito. Los deportes al aire libre como una caminata por la naturaleza son el doble de beneficiosos para todos.

Implicación de toda la familia

Y aunque los niños son los que más lo sufren, los hermanos mayores y los adultos podemos aprovechar estas ventajas para adaptarnos mejor al cambio de horario. No lo dejes para el último día y súmate tú también.

cambio de horario para niños

Es importante que toda la familia se implique para hacer estos cambios progresivos antes de la noche crucial en la que se suma o se resta una hora de sueño. Que no te pille desprevenido, y hazlo correctamente cada vez que toque.

Horas de sueño recomendada para los niños por edades

El descanso nocturno es absolutamente esencial para los niños en etapa de crecimiento. Mientras duermen se liberan múltiples hormonas que participan en su correcto desarrollo, al mismo tiempo que se recargan de energía para rendir al máximo al día siguiente.

Cuanto más pequeños son los niños, más horas de sueño profundo necesitan. Esto se debe a que su ritmo de crecimiento y formación de tejidos es mayor.

insomnio infantil

¿Cuántas son las horas que tiene que dormir un niño según su edad? Pues también dependerá de cada pequeño. Pero por lo general el tiempo recomendado por los pediatras es este:

  • Bebés hasta 3 años: de 10 a 12 de descanso, repartidas por la noche y también en una o dos siestas por el día.
  • Niños hasta 5-6 años: de 9 a 11 horas nocturnas, sin necesidad de dormir siesta.
  • Hasta la adolescencia: de 8 a 10 horas según las necesidades de cada uno. Podrán ir modificando los horarios a medida que se hacen mayores.

Haya o no cambio de horario, los niños tienen que descansar bien cada noche para poder disfrutar de una buena salud. El descanso influye a mucho niveles, y si para los adultos es importante, en el caso de los más pequeños de la casa es algo absolutamente esencial. ¡No lo olvides!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Un Comentario

  1. Hola,

    muy buena información, sí que lo notan, lo notamos hasta nosotros.

    Gracias y feliz año nuevo!

    A. Moreno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *