Inicio » Salud » Enfermedad de la bofetada en niños; ¡Identifícala con fotos!

Enfermedad de la bofetada en niños; ¡Identifícala con fotos!

A pesar de que se trata de un tipo de enfermedad muy común en niños, a la gran mayoría de padres les sorprende la forma de presentación que tiene la conocida como ‘enfermedad de la bofetada’.

polaramine para bebe

Provocada por un virus, recibe muchos nombres diferentes. Pero debido al enrojecimiento de las mejillas en los niños, parece que los pequeños hayan recibido una fuerte bofetada que les ha dejado esta marca tan llamativa.

Publicidad

¿Has notado que tu bebé tiene las mejillas muy rojas, con una pequeña erupción, pero sin otros síntomas que resulten preocupantes? Se trata de una primera fase que puede ir seguida de otros síntomas para los cuáles podemos prepararnos.

Descubre en qué consiste la enfermedad de la bofetada, cuál es el virus responsable, y cómo suele cursar en los niños. ¿En qué casos debemos preocuparnos? ¿Cuándo hay que acudir al médico?

Te contamos cuál es el tratamiento para esta afección, y cómo se curan los niños con un sarpullido en el rostro sin que queden marcas.

¿Qué es la enfermedad de la bofetada?

Aunque se conoce coloquialmente como la enfermedad de la bofetada, el nombre médico que recibe esta infección por parvovirus es eritema infeccioso.

Publicidad

Hay quién la llama también megaloeritema o quinta enfermedad, ya que fue una de las 5 enfermedades infantiles más frecuentes, que se manifiestan a través de una erupción en la piel.

Esta enfermedad es frecuente en niños entre 5 y 15 años, aunque también se puede dar en bebés de corta edad. Se caracteriza porque el síntoma más llamativo son las mejillas muy rojas, como si hubiera recibido una fuerte bofetada.

la escarlatina es contagiosa para las embarazadas

Esto se debe a una erupción que después puede pasar al resto del cuerpo, junto con una sintomatología bastante leve.

En ocasiones se puede confundir la enfermedad del eritema infeccioso con el eritema súbito o roseola en bebés. Ambas son infecciones víricas, pero la sintomatología es diferente, y son fácilmente diferenciables.

Pincha aquí para saber más sobre la enfermedad del exantema súbito en niños.

Causas del eritema infeccioso

El eritema infeccioso es una enfermedad exantemática. Se manifiesta a través de un exantema o sarpullido en la piel, que en este caso comienza por el rostro.

En este caso, está ocasionada por un virus en concreto, el parvovirus B19. Este virus se transmite a través de las secreciones nasales, ingresando en el organismo de los niños por las vías respiratorias.

Es muy común su contagio en las escuelas y en casa, sobre todo en primavera y verano, por las gotículas de los estornudos y la saliva que quedan adheridas a objetos comunes como cubiertos o al compartir un vaso.

la quinta enfermedad en bebes de 7 meses

Al igual que ocurre con otros virus de este tipo, tiene un periodo de incubación de alrededor de 15 días. En esta primera etapa los síntomas son apenas apreciables, aunque el sujeto infectado resulta altamente contagioso.

Pasada esta fase, es cuando el niño presenta la primera erupción en el rostro, dejando de ser contagioso. En la etapa final se produce la eliminación del virus, con unos síntomas más evidentes pero menos peligrosos para el contagio.

Síntomas del eritrema en niños

La enfermedad de la bofetada pasa por 3 fases diferentes desde que el virus ingresa en el organismo del niño.

Los síntomas que se dan en cada fase son diferentes, y pueden ayudar a detectar la enfermedad, diferenciándola de otras infecciones.

Primera fase

En un primer momento el niño pasa por la etapa de incubación, con una fiebre leve, dolor de cabeza y de garganta, molestias musculares, debilidad e incluso nauseas.

Son síntomas poco preocupantes, como de un resfriado leve. Por este motivo es muy complicado detectar la enfermedad en la fase en la que el virus es más contagioso.

sindrome niño abofeteado

Segunda fase

La segunda fase es la más evidente, comenzando con una erupción en las mejillas. El rostro del pequeño se pone muy, pero que muy rojo, como si le hubieran dado una fuerte bofetada.

megaloeritema infeccioso

La erupción aparece sobre todo en mejillas, aunque también se extienden en la frente y el resto de la cara.

Tercera fase

En la tercera fase, la erupción se extiende por todo el cuerpo, aunque es menos llamativa. Se nota más en la parte superior del tronco y en los brazos, sin picores ni molestias, como suele ocurrir con otras enfermedades exantemáticas.

la enfermedad de la bofetada en niños

En cuestión de 10-15 días desde que comienza la erupción en el rostro, esta acaba por desaparecer por sí misma.

¿Cuándo acudir al médico?

La enfermedad de la bofetada no entraña ningún riesgo para los niños pequeños. Es una enfermedad que cursa sin síntomas graves, activándose los mecanismos de protección del cuerpo para acabar con el virus en pocos días.

No es necesario ir al médico, ya que los niños tienen muy buena recuperación con un poco de reposo, evitando que vayan a clase para no contagiar el virus a otros compañeros en la primera fase.

enfermedad de la bofetada fotos

No obstante, hay algunos casos en los que los niños podrían empeorar, con una manifestación más grave de la sintomatología típica.

Si notas que tu hijo o hija tiene fiebre muy alta que no desciende, vómitos frecuentes y debilidad, no dudes en acudir a urgencias para descartar otro tipo de enfermedad o una complicación del eritema infeccioso.

Los niños que padezcan de anemia o que tengan un sistema inmune deteriorado, sí que deben consultar al médico ante los primeros síntomas de la enfermedad para seguir un control exhaustivo.

Complicaciones del eritema infeccioso

A pesar de que es una enfermedad que no tiene una sintomatología grave ni resulta peligrosa para los niños que pasan por ella, se han dado determinadas complicaciones en casos aislados.

Presta atención a estos síntomas en tus pequeños para acudir al médico lo antes posible si notas un empeoramiento:

  • Inflamación de los gánglios o de las articulaciones.
  • Anemia falciforme o anemia hemolítica previa, que puede empeorar con la enfermedad, afectando el transporte de oxígeno en sangre. Este se manifiesta a través de una coloración azulada en la piel.
  • Embarazo. Cuando una mujer no ha pasado esta enfermedad y corre el riesgo de contagiarse estando embarazada, puede provocar problemas en el feto, como el desarrollo de una anemia grave.

picor y granitos barriga embarazo

Eritema infeccioso y embarazo

Lo normal es haber pasado esta enfermedad en la infancia y generar inmunidad. Pero hay personas que llegan a la edad adulta sin haber estado en contacto con el virus, y puede contagiarse de manera tardía.

Si estás embarazada y hay algún niño en la familia que tiene la enfermedad de la bofetada, los médicos recomiendan evitar el contacto con él en la medida de lo posible. Aunque en muy pocos embarazos hay un riesgo elevado, nunca está de más prevenir complicaciones.

El riesgo es mayor cuando las embarazadas estén en el primer trimestre de embarazo. Podría darse un aborto o problemas en el bebé, que son fácilmente evitables con el mero hecho de aislarse frente a otras personas que estén pasando la enfermedad.

Diagnóstico de la enfermedad de la bofetada

¿Cómo saber si es la enfermedad de la bofetada y no otra cosa? Lo cierto es que es una de las enfermedades más claras, con síntomas tan evidentes como es la erupción en las mejillas de los niños.

escarlatina bebe 6 meses

En una primera fase sí que puede confundirse con un resfriado, una gripe o cualquier otra enfermedad vírica. Pero una vez que llega la segunda fase, la erupción es muy característica. Por este motivo no se suele hacer ninguna prueba especial en el médico.

Tratamiento de la enfermedad de la bofetada

No existe ningún tratamiento concreto para acabar con el virus de la bofetada. La enfermedad del tortazo en los niños suele pasar por sí misma, siendo el sistema inmune el principal encargado de luchar contra el virus y eliminarlo.

Esto es muy beneficioso porque crea inmunidad. Los niños que han pasado por ella no volverán a contagiarse ni aunque estén en contacto más adelante con otras personas que la tengan.

se puede pasar la escarlatina dos veces

El único tratamiento que se podría seguir sería para aliviar los síntomas, aunque en este enfermedad tampoco son muy molestos para los niños.

El pediatra podría indicar el uso de ibuprofeno y paracetamol para la fiebre y el dolor muscular, tomar mucha agua para descongestionar la nariz, o un expectorante para la tos. Para el tratamiento de la piel se puede usar una buena crema para pieles atópicas, así como reposo para ver la recuperación plena del niño en pocos días.

La ‘quinta enfermedad’ o ‘enfermedad de la bofetada’ no suele dejar marcas en la piel del rostro ni del cuerpo, ya que el sarpullido no produce picor ni cursa con heridas. Los baños fríos o con agua templada alivian el enrojecimiento y la calentura de la piel, tratándola con cuidado, ya que la piel de los niños es muy delicada.

Si tienes cualquier duda, consulta con tu pediatra, o déjate guiar por tu instinto. Ya verás como la enfermedad de la bofetada cursa de manera habitual sin complicaciones, y el moflete inflamado de tu peque vuelve a tornarse de su color habitual en poco tiempo.

Acerca de Pili Rodriguez

Pili Rodriguez
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños y la alimentación. ¡Te ayudaré encantada!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*