Inicio » Embarazo » Usar el jacuzzi en el embarazo; ¿Existe riesgo?

Usar el jacuzzi en el embarazo; ¿Existe riesgo?

Existen muchos falsos mitos alrededor de lo que se puede y no hacer estando embarazada. Uno de los más sonados es darse un baño en un jacuzzi en el embarazo. ¿Es cierto que una embarazada debe evitar este tipo de prácticas para no poner en riesgo al futuro bebé?

embarazadas y jacuzzi

Lo cierto es que sí, es muy importante tomar algunas medidas de seguridad si te gustan los baños relajantes en el jacuzzi. No tienes por qué dejar de disfrutar de una sesión de spa en el embarazo, solo deberás tomar determinadas precauciones.

Vamos a ver cuáles son los efectos del jacuzzi en el embarazo, qué riesgos existen y por qué deberías evitar los baños.

Pero no todo es negativo. Tienes alternativas para darte un baño en piscinas de burbujas, bañeras de hidromasaje, y también en un balneario, siempre que tu baño en jacuzzi siga unas medidas de seguridad concretas. ¡Ya verás que no es complicado!

¿Es seguro usar un jacuzzi en el embarazo?

Según la definición de jacuzzi, o bañera de hidromasaje, se trata de una pequeña piscina de agua caliente que viene provista de varios chorros que crean un flujo de salida y entrada del agua. Esto crea unas burbujas, que al entrar en el interior de la piscina resultan de lo más relajantes.

El problema que tiene el jacuzzi es que utiliza agua a una elevada temperatura. Para obtener el efecto deseado, esta suele alcanzar entre 38 y 40ºC como mínimo, y ahí es donde radica el riesgo para el feto.

bañarse en agua fría estando embarazada

Por suerte, la temperatura se puede regular. Por ello hay formas de usar jacuzzis durante el embarazo, controlando que la temperatura no sea elevada.

Y es que como se ha demostrado desde hace décadas, el baño caliente en el embarazo es un riesgo para el futuro bebé. Los jacuzzis, bañeras de hidromasaje y aguas termales no son adecuadas a altas temperaturas sobre todo en el primer trimestre.

Jacuzzi en el primer trimestre de embarazo

Bañarse en el jacuzzi durante el embarazo con agua caliente podría tener efectos negativos para el bebé. Cuando la temperatura corporal de la madre asciende por encima de los 39ºC en el primer trimestre, podrían producirse graves daños en el feto.

En esta etapa tan delicada en la que el embrión se está desarrollando y el feto crea sus primeras estructuras, la exposición al calor estaría relacionada con defectos de nacimiento en el pequeño.

baño y embarazo

Esto no solo ocurre si la madre se da un baño en una tina de agua caliente. La misma gravedad reviste una exposición solar constante, o incluso si la mujer sufre de fiebre alta durante varios días.

El mayor de los riesgos es que se den abortos espontáneos, de manera que el embarazo se interrumpa en los primeros meses por un simple baño o el uso de una sauna de calor.

Riesgos de usar un jacuzzi embarazada

Desde hace décadas se ha dicho que una embarazada no debe darse baños ni estar en remojo durante mucho tiempo. Hay falsas creencias al respecto, hasta el punto de que las mujeres han llegado incluso a evitar bañarse o ducharse lo mínimo posible durante el embarazo.

Nada más lejos de la realidad. ¡Por supuesto que puedes bañarte estando embarazada! Siempre que evites los riesgos asociados a las bañeras de hidromasajes, tú y tu futuro bebé estaréis a salvo.

Pero, ¿qué pasa si una mujer embarazada se mete al jacuzzi? Hay dos riesgos que deben tenerse en cuenta, y que realmente no te impiden hacer un buen uso de las burbujas de tu jacuzzi.

Temperatura elevada

Por un lado está la temperatura elevada que tienen las piscinas de burbujas o los spas. La temperatura corporal media de una mujer es de 36ºC, aunque esta puede subir ligeramente durante el embarazo.

baño caliente embarazada

Sin embargo, tan solo 10 minutos de tiempo dentro de una piscina de agua caliente podría elevar la temperatura unos 2ºC extra en la mamá, y esto es especialmente peligroso en el primer trimestre de embarazo, como ya hemos visto.

Gérmenes

Otro gran riesgo asociado al uso de bañeras de hidromasaje en el embarazo son los gérmenes. El agua caliente o templada es el medio ideal para que las bacterias y hongos crezcan a sus anchas y se reproduzcan.

Si se trata de una piscina pública, o si no sabes con certeza que el agua tiene un mantenimiento adecuado contra los gérmenes, es mayor el riesgo de contraer una infección que pueda transmitirse a tu bebé.

¿Qué pasa si he usado un jacuzzi estando embarazada?

Durante el primer trimestre de embarazo es cuando se da la formación del tubo neural del bebé. El tubo neural se irá desarrollando poco a poco a lo largo del embarazo, formando el cerebro del feto, la columna vertebral, y otras estructuras de gran importancia.

Si has usado un jacuzzi en el embarazo y has estado expuesta más de 10 minutos a una elevada temperatura, no tiene por qué haberle pasado nada a tu bebé.

he ido a un spa estando embarazada

No obstante, es importante que hables con tu médico para poder hacer una revisión y detectar a tiempo cualquier defecto del tubo neural en el embarazo, actuando con la antelación necesaria.

Sigue siempre las indicaciones del doctor si tienes pensando volver a usar una bañera de hidromasaje. Por supuesto, si te bañas en agua fría o templada y si la piscina está correctamente desinfectada, seguro que no te pondrá ningún impedimento.

Cómo usar un jacuzzi en el embarazo de forma segura

De manera general, se recomienda que durante el primer trimestre evites usar cualquier tipo de bañera caliente o piscina que no cumpla con las medidas de higiene extremas. Esta es una etapa muy delicada para el desarrollo del futuro bebé.

A partir del segundo y tercer trimestre, hay algunas medidas que puedes poner en práctica:

  • Si es posible, baja la temperatura del agua para que no suba tu temperatura corporal.
  • Evita sentarse en la zona de los chorros, donde la temperatura será más elevada.
  • Sal del jacuzzi de inmediato si empiezas a notarte acalorada.
  • Mantén la cabeza, el pecho y los brazos fuera del agua para equilibrar la temperatura corporal.
  • Toma mucha agua y mantente hidratada en todo momento.
  • Procura no darte un baño tú sola. Es mejor que haya alguien acompañándote por si te mareas o notas alguna molestia.

jacuzzi en el embarazo

¿Cuánto tiempo puede estar una embarazada en un jacuzzi?

A partir del segundo trimestre, si tienes buena salud y no estás pasando por un embarazo de riesgo, no hay ningún problema para usar el jacuzzi o la piscina de burbujas.

En el caso de que el agua esté caliente, a la temperatura habitual que se suele usar en este tipo de baños, reduce el tiempo a menos de 10 minutos para que la temperatura corporal no llegue a subir.

Nunca utilices el jacuzzi en el embarazo si te notas previamente acalorada o si tienes fiebre o un poco de destemplanza. En este caso lo único que lograrás será subir más la temperatura, sintiéndote peor y poniendo en riesgo el desarrollo del futuro bebé.

Otras alternativas al jacuzzi en el embarazo

Es normal que a veces durante el embarazo tengas la necesidad de darte un baño relajante. En lugar del jacuzzi, hay otras opciones más adecuadas que te harán sentir bien.

Aprovecha en verano para refrescarte en una piscina de agua fría o agua tibia. Siempre y cuando la temperatura no sea alta y el agua esté tratada contra gérmenes, no hay ninguna restricción.

embarazo y spa primer trimestre

En invierno, o si no tienes piscina a tu alcance, prueba a darte un baño tibio. Una vez más, controla la temperatura tu cuerpo, y no abuses del agua caliente para evitar sentirte mareada.

Otra alternativa es poner los pies en remojo con agua tibia a caliente. Mojando solo los pies la temperatura del cuerpo no subirá de forma excesiva. El efecto relajante será similar si te sientas cómodamente en un sillón y te tomas una taza de té o infusión.

Entonces, ¿es peligroso el jacuzzi en el embarazo? Como ya hemos visto, no tiene por qué suponer ningún riesgo para el bebé si haces un uso responsable de este tipo de sistema de relax y otros similares.

Seguridad para la embarazada y el feto

¿Puede una embarazada ir a un spa o usar un jacuzzi? ¿Es seguro darse un baño caliente o tibio en el hogar? Además de estas preguntas que ya hemos resuelto, hay otras muchas que nos surgen durante el embarazo.

En El Blog de tu Bebé damos respuesta a muchas de las dudas frecuentes entre las embarazadas para evitar poner en riesgo al feto:

¿Y tú, también eres amante de los baños calientes? No te limites a usar el jacuzzi en el embarazo siempre que lo hagas con sentido común y siguiendo las indicaciones de tu doctor. ¡El disfrute será doble!

¡Vota el artículo!

Acerca de Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*