Cómo ayudar al niño a reconocer las malas influencias

A lo largo de la vida nos encontraremos con personas que potencian al máximo nuestras virtudes y otras que pueden resultar ser malas influencias en una determinada etapa.

malas compañías en el colegio

Sobre todo en la infancia y adolescencia, cuando aún no somos capaces de detectar las malas compañías, los padres y educadores son la mejor ayuda para escoger el camino correcto.

Publicidad

¿Crees que tu hijo o hija tiene amigos que no le hacen bien? ¿No se han dado cuenta y las consecuencias de sus actos podrían llegar a ser catastróficas? Es el momento de actuar para permitirles que puedan llegar a identificar las malas influencias por sí mismos.

Los niños pequeños no tienen la culpa de ello, simplemente sus valores no encajan con los que queremos que aprendan nuestros hijos. Antes de que sea demasiado tarde, puedes educarle para que sepa reconocer tanto las buenas como las malas influencias.

¿Qué puedes hacer tú como adulto? En primer lugar, no imponer tu criterio. Y después, sigue estos consejos de los expertos en educación infantil para ayudar a tu hijo a tener su propio criterio a la hora de escoger a sus amigos. ¡Ya verás qué bien funciona!

¿Qué es una mala influencia?

Las malas influencias o malas compañías son un tipo de personas cuyos actos o palabras van en contra de nuestros valores, objetivos vitales o hábitos positivos. Pueden ser amigos, compañeros de clase, del trabajo, o cualquier otro conocido.

Publicidad

En la infancia, una de las mayores preocupaciones de los padres es que los niños tengan amigos que les afecten en su conducta o en algún ámbito de su desarrollo. Cada familia tiene sus propios valores a la hora de educar a los niños, y sobre todo en esta etapa de la vida tan delicada, cualquier detalle marca la diferencia.

malas influencias en la adolescencia

Es normal que los niños pequeños y los adolescentes, con el fin de encajar socialmente, se dejen influenciar por sus amigos. Esto ocasiona que a veces se comporten de una manera que los padres no deseamos.

Sin embargo, podemos educar en positivo para que los niños sepan evitar estos comportamientos que no nos gustan. La clave está en fomentar buenos hábitos en los menores, y que sepan alejarse cuando hay personas que chocan con ellos.

Cómo ayudar a un niño a evitar malas influencias

Seguramente tú te des cuenta más fácilmente si tu peque se está dejando influenciar por otros. Desde fuera se tiene mayor perspectiva, y hay que considerar que no siempre los niños tienen la capacidad de detectar cuando una persona no es del todo buena para ellos.

¿Cómo evitar las malas influencias para que tus hijos no se acerquen o se alejen de ellas si ya las tienen cerca? Lo primero es mantener la calma. Comienza a educarles desde pequeños para que tengan su propia capacidad de decisión, y no tendrás que preocuparte por esas malas influencias para niños que hay en todas partes.

Vamos a ver algunos de los consejos que nos dan los expertos en psicología infantil para fomentar que un niño tenga suficiente capacidad de evitar por sí mismo las malas compañías:

Variedad de amistades

Permítele que tenga la mayor variedad de amistades, que no esté limitado a un único grupo. Además de los amigos de clase, participar en otros tipos de actividades y salidas en familia hará que tus peques conozcan a más gente con las que tener mayor afinidad.

buenas o malas amigas

De esta forma se dará cuenta de que hay diferentes formas de pensar y de actuar entre los niños de su edad. Desarrollará la capacidad de analizar qué actitudes le benefician, y cuáles debe evitar a toda costa.

Fomentar la independencia

Sé el mejor ejemplo para tu hijo, pero no tomes decisiones por él. Déjale que tenga su propio criterio y que sea independiente a la hora de hacer amigos y decidir con quién pasa su tiempo de ocio.

Cuando un niño ve cómo los padres afrontan los problemas con otras personas, aprende a hacer lo mismo y a ser más selectivo con la gente con la que se rodea. En lugar de interferir por él para que escoja buenas influencias, muéstrale cómo lo haces tú para que tenga total independencia en este aspecto.

Crianza firme y flexible

Utiliza un sistema de crianza que sea firme pero flexible al mismo tiempo. ¿Cómo se pueden combinar dos características tan diferentes entre ellas? Es muy sencillo. Marca unas normas y límites en casa y deja que tus hijos las cumplan con flexibilidad y autonomía.

Algo que ayuda mucho para que estas normas se cumplan es establecerlas todos juntos, en familia. Los niños también deben ser partícipes, de manera que puedan comprender mejor de qué se trata y por qué es tan importante para su educación mantenerse dentro de esos límites.

Publicidad

No te pierdas todos los detalles sobre la crianza respetuosa y cuáles son las pautas para conseguirla.

niños pequeños amigos malos

Elogiar un buen comportamiento

En lugar de castigar o criticar cuando tu hijo o hija haga algo malo, educa en positivo y elogia sus buenos comportamientos. Desde pequeños, cuando los niños se acostumbran a recibir cumplidos por lo que hacen bien, tenderán a buscar esta sensación de satisfacción en todo lo que hagan.

Otra manera de hacer refuerzo positivo en la educación de tus peques es darles pequeños premios de vez en cuando. Si se lo merecen, además de buenas palabras, llévalo a hacer alguna actividad en familia que le guste, permítele que vea su película favorita, o cómprale ese juguete que tanto tiempo lleva deseando.

Advertir sobre la responsabilidad de las malas acciones

Los niños no son conscientes del peligro que tienen sus malas acciones hasta que no se ven envueltos en ellas. La mejor forma de aprender es equivocándose por uno mismo, por supuesto. Pero si le adviertes cuál es la su responsabilidad antes de que lo haga, se lo pensará dos veces.

¿Qué puede pasar si se deja influenciar por los demás y acaba haciendo alguna gamberrada o acto vandálico? Obviamente tendrá que pagar por ello y será amonestado o castigado, ya sea en casa, por parte de la escuela o incluso por la ley local. Explícaselo para que lo tenga en cuenta.

Conocer a los amigos

Para saber si realmente son malas influencias, tómate el tiempo de conocer a los amigos de tus hijos. Quizás te estés equivocando, y sus valores son más parecidos a los de tu familia de lo que te imaginas.

detectar el acoso escolar

Conocer a los padres de estos otros chicos y chicas es una ventaja si tienes que actuar para sacar a tu hijo y a sus amigos de algún apuro. Recuerda que los amigos de tu hijo son también niños, y desde su inocencia no tienen culpa de estar recibiendo otro tipo de educación quizás tú no consideres adecuada.

Hablar directamente con el niño o la niña

Habla con tu hijo y conoce cuál es su punto de vista sobre estas amistades que te preocupan. A través de la escucha activa potenciarás la confianza con tus peques para que se sientas seguros y te cuenten todo lo que necesiten.

No juzgues, no le hables mal de sus amigos. Esto solo podría provocar que se aparte de ti para proteger a sus colegas. La persona que más te importa es tu hijo o hija, y por ello tiene que ser el tema de conversación principal, utilizando un lenguaje lo más positivo posible para que sienta que tiene tu apoyo.

Poner límites

¿Y si la cosa se pone tensa? No te quedará otro remedio que poner límites y actuar de manera tajante. Cuando realmente son malas amistades es mejor hacer lo correcto a tiempo, aunque a tus peques les cuente algo de tiempo comprender que lo haces por su bien.

Buscar la ayuda de otro amigo, de una persona de confianza o incluso de un psicólogo, le permitirá a tus peques tener otro punto de vista y otra opinión ajena a ti. Tarde o temprano se darán cuenta de que esas malas influencias no le harán bien ni ahora ni en el futuro, y que puede rodearse de gente mucho mejor.

consecuencias de las malas influencias

Otras herramientas educativas útiles para los padres

Encuentra en El Blog de tu Bebé otros muchos consejos para educar en positivo a tus hijos. Comienza echando un vistazo a estos posts que son altamente interesantes:

¿Y tú, crees que tu hijo o hija se está dejando llevar por malas influencias? ¿Temes que los amigos le lleven por el mal camino y no sabes cómo estrechar lazos con él para que te haga caso? Actúa a tiempo y no dejes que las malas amistades hagan estragos en su educación.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *