Inicio » Salud » Qué hacer cuando un niño sufre un ataque de pánico

Qué hacer cuando un niño sufre un ataque de pánico

El miedo es un sentimiento que nos acompaña desde el nacimiento. Si bien los niños suelen desarrollar unos miedos diferentes a los de los adultos, ellos también pueden ser víctimas de un ataque de pánico que no sepan resolver por sí mismos.

ataques de panico sintomas

Cuando un niño siente un ataque de pánico, los padres no sabemos qué hacer. Este episodio extremo se nos escapa de las manos a la mayoría, y solo los más experimentados conocen las herramientas para actuar correctamente.

Pero, ¿qué pasa si es la primera vez que mi hijo tiene un ataque de pánico? ¿Y si los ataques de pánico se convierten en algo frecuente? El primer paso es saber enfrentarlos, para después continuar investigando el problema que lo ha causado.

Vamos a ver cómo diferenciar un verdadero ataque de pánico en niños de una simple rabieta o un susto, cómo les afecta a los más pequeños, y qué podemos hacer los adultos en estos casos.

¿Qué es un ataque de pánico?

Se define como ataque de pánico a la sensación intensa de miedo que puede manifestar una persona como respuesta a un estímulo concreto. Los ataques comienzan de forma repentina, despuntando rápidamente, y deteniéndose en pocos minutos.

Sin embargo, cuando se sufre un ataque de pánico, el cuerpo pasa por un estado de alerta muy grave, y la explosión puede ser muy intensa. Los niños experimentan unas alteraciones que nos llegan a preocupar a los padres, como temblores, dificultad para respirar, mareos, nauseas, o incluso rigidez en el cuerpo.

ataque de pánico en niños

Los ataques de pánico son diferentes a los ataques de ansiedad en niños, aunque sus características en ocasiones son similares. Si quieres saber más sobre la ansiedad en niños, no te pierdas esta completa guía:

Causas de los ataques de pánico en niños

Los mayores estamos expuestos cada día a miles de situaciones que nos pueden hacer llegar a un ataque de ansiedad o pánico repentino. Pero, ¿qué razón puede llegar a propiciar un ataque de pánico en niños?

El ataque de pánico infantil tiene el mismo trasfondo que el de una persona de cualquier edad. Se da tanto en un adolescente como en un bebé, aunque son más probables en niños entre tres años y siete años, cuando comienzan a tener cierta comprensión de su entorno.

En los niños, los ataques de pánico se dan por múltiples situaciones en las que se someten a una gran ansiedad o estrés. Entre ellas podemos destacar estos ejemplos:

  • Ansiedad por separación, al separarse de papá o mamá
  • Fobia escolar al ir al colegio
  • Fobia social, por tener que enfrentarse a alguna situación de exposición social
  • Ataque de pánico nocturno, debido a un mal sueño o pesadilla
  • Fobias concretas a algún objeto o animal que le produzca miedo

como es un ataque de ansiedad

Los ataques de pánico a veces se dan por el recuerdo de alguna situación extrema por la que haya pasado el niño, reviviendo el miedo vivido en el momento. Por ejemplo, al volver a un lugar en el que lo pasó mal, o enfrentarse a alguien a quien tiene mucho miedo.

En casa caso es muy diferente, pero los síntomas son similares. ¿Cuál es la buena noticia? Que los ataques de pánico se curan tanto en niños, jóvenes o adultos.

Síntomas de ataque de pánico

Un ataque de pánico en un niño no es una situación nada agradable, ni debemos tomárnoslo a la ligera. El niño lo pasa fatal cuando siente pánico, y por ello hay que saber detectarlo para actuar a tiempo y de la manera más adecuada.

¿Cuáles son los signos frecuentes de una crisis de pánico infantil? Fíjate si el niño padece los siguientes síntomas:

  • Dolor de pecho
  • Dificultad para respirar
  • Hiperventilación o respiración rápida
  • Mareos y/o desmayo
  • Sudoración fría
  • Escalofríos
  • Aumento de la frecuencia cardiaca
  • Piel pálida y fría
  • Dolor abdominal
  • Nauseas y vómitos

ataque de ansiedad sintomas que hacer

Lo peor de todo es que cuando sufrimos un ataque de pánico, la sensación que se percibe es tan desagradable que se llega a tener un miedo irracional a morir. Es como si la mente se separara del cuerpo, con una angustia que nos invade y que nos paraliza completamente.

Si has tenido alguna vez una crisis de ansiedad o crisis de pánico, sabrás lo mal que se pasa en ese momento. Ponte en lugar de un niño o adolescente, cuyos recursos para controlar el pánico y reponerse a él son mucho más escasos.

Cómo actuar ante un ataque de pánico infantil

Es normal no saber como parar un ataque de ansiedad cuando no te has enfrentado a ninguno anteriormente. Ante los síntomas de ataque de pánico en un niño, los padres, profesores o tutores debemos actuar cautelosamente, intentando controlar la situación.

El apoyo se centra en ayudar al niño a mantener su respiración. Para ello, ponte a su nivel, y mirándole directamente a los ojos, indícale cómo tiene que respirar despacio, tomando aire y soltándolo poco a poco.

Las respiraciones deben hacerse al mismo tiempo que el niño, con inhalaciones profundas, tomando el aire por la nariz y soltándolo por la boca. Toma al pequeño de las manos, y sin dejar de mirarle a los ojos, anímale a que te siga en la respiración hasta que se calme.

ansiedad en bebes

¿El ataque sigue manteniéndose o aumenta de intensidad? Entonces abrázale muy fuerte cubriendo el cuerpo del niño completamente con ambos brazos, pero sin apretarle para que no le falte el aire.

Al estar cerca del niño, colócate pecho con pecho y respira despacio para que note como tus pulmones se llenan y se vacían. Así logrará tranquilizarse controlando su respiración al mismo ritmo que la tuya.

Tratamiento del trastorno de pánico en niños

En los niños, un ataque de pánico no suele ser algo frecuente. A no ser que tenga algún tipo de trastorno, como en el caso de los niños autistas, estas crisis serán aisladas en el tiempo.

Solo en el caso en que se repitan constantemente, por ejemplo si el niño suele tener escalofríos por ansiedad al ir a algún sitio o ver a una persona, si tiene crisis de pánico por la noche cuando duerme y se despierta de forma abrupta, o si se conoce algún tipo de trauma por el que haya pasado y no pueda superar, es necesario acudir a un profesional.

mi hijo de 10 años tiene mucho miedo

El diagnóstico de un trastorno de pánico infantil crónico se determina cuando coinciden las siguientes circunstancias:

  • Varios ataques de pánico seguidos
  • El niño se siente preocupado constantemente por volver a sufrir otro ataque
  • Cambio importante de personalidad o de hábitos que pueda derivar de un trastorno mayor

El tratamiento para el trastorno de pánico en niños combina terapia y medicación, ayudando al niño a superarlo, e indicando a los padres como calmar un ataque de ansiedad en el futuro.

Ahora que ya sabes que le sucede al cuerpo en un ataque de pánico, y cómo puedes ayudar a tus hijos a superarlos, no dudes en actuar rápidamente para recuperar la calma.

Consulta con un psicólogo o con el pediatra de tu hijo qué hacer ante ataques de pánico frecuentes, o busca ayuda profesional para tratarlos y aliviar la ansiedad que conllevan.

Más información sobre psicología infantil

Encuentra más información interesante sobre psicología infantil en El Blog de tu Bebé. Estos temas te pueden ser de gran utilidad:

¿Y tus hijos, han tenido alguna vez un ataque de pánico? ¿Cómo has actuado en esa situación? Cuéntanos tu experiencia para que otros padres podamos aprender de ella.

¡Vota el artículo!

Acerca de Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada! ?

Un comentario

  1. Muy buenas directrices para encontrar problema del niño y que se manifiestan con miedo! Como padres de dos peques es de agradecer!

    Besos

    Anabel

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*