¿Qué son los piojos de mar y cómo se curan las picaduras?

¿Has oído hablar alguna vez de los temidos piojos de mar? Junto con la picadura de medusa y del pez araña que a veces se esconde en la arena de nuestras costas, estos pequeños bichitos son los causantes de los mayores daños en niños y pequeños durante las vacaciones.

piojos marino bebés

Puede que nunca los hayas visto, porque se trata de unos pequeños bichitos casi microscópicos que viven dentro del agua. Pero ahí están, verano tras verano. Son además cada vez más frecuentes porque habitan las aguas cálidas, y debido al calentamiento del agua de la playa, es más común encontrarlos directamente en la orilla, e incluso en la arena.

Publicidad

Mientras que nuestros mayores enemigos durante la época escolar son los piojos que habitan la cabeza de los niños, en vacaciones pasamos a tenemos los piojos de mar. Su picadura es mucho más molesta, y puede llegar a dar una gran reacción alérgica en los niños pequeños, que al final son los que más lo sufren.

No tengas miedo a la hora de disfrutar en el mar en familia. Estos pequeños bichitos no tienen por qué estar en todas las playas. Sin embargo, nunca está de más saber cómo actuar si llegan a picarte, tratando las ronchas y heridas según las recomendaciones de los expertos.

¿Qué son los piojos de mar?

Los piojos de mar son unos pequeños crustáceos de la familia de los isópodos, que presentan en cuerpo aplanado y ancho. Se conoce también como cochinillas de mar, por el parecido que tienen que este insecto, aunque son animales bastante diferentes.

Aunque la gran mayoría son tan minúsculos que apenas pueden verse, hay ejemplares adultos que pueden llegar a alcanzar los 4 cm de largo. Se pueden encontrar tanto dentro del agua, como en la arena de la orilla, en incluso sobre algunas rocas dentro del mar.

Publicidad

cómo es el piojo de mar

Estos insectos en realidad son parásitos, que se alimentan de los restos de piel y de la sangre de algunos peces de gran tamaño, como el salmón. Tienen unos dientes en forma de aguijón que están preparados para morder, obteniendo el alimento con tan solo realizar una picadura rápida.

Si bien los piojos de mar tienen como principal fuente de alimento a los peces, hay veces que se confunden y pueden llegar a picar a las personas que se están bañando en el mar. Ya sea en la orilla como los nadadores que van mar adentro, pueden ser víctimas de las picaduras de estos crustáceos que dejan heridas de mayor o menor tamaño.

¿En qué se diferencian de los piojos normales?

Nada tienen que ver los piojos de la cabeza que todos conocemos con los piojos de mar de los que todo el mundo habla ahora. Ambos son parásitos, es cierto, pero el objetivo de cada uno es un hospedador totalmente distinto.

Mientras que los piojos de la cabeza buscan a los seres humanos como huéspedes, viviendo en su cuero cabelludo para alimentarse y reproducirse, el huésped del piojo de mar son los peces. El hábitat de vida no es el mismo. De hecho, el piojo de mar picará a una persona por error, y solo si esta se encuentra dentro del agua o en la orilla del mar.

los piojos se mueren con el agua del mar

En esta ocasión nos vamos a centrar concretamente en la picadura del piojo de mar, cómo tratarla y de qué manera evitarla para que no nos chafe el baño.

¿Qué pasa si te pica un piojo de mar?

Los piojos de mar habitan en lugares muy concretos. Hasta hace poco no había en las costas españolas. Son habituales en las aguas de Australia, Florida, e incluso en el Mar Caribe. Pero debido al aumento de la temperatura del mar, cada vez se están extendiendo más en todo el mundo.

Estos pequeñísimos crustáceos tienen un cuerpo transparente que los hace totalmente invisibles cuando están en el agua. Sus dientes, además de para picar, les permite hacer pequeñas perforaciones en tejidos como el neopreno, y también en el traje de baño. Se pueden meter en todas partes sin que te des cuenta.

piojos de mar picadura

Una vez que han llegado a la piel, detectando el calor corporal de la persona, dan un mordisco rápido pero profundo, provocando un gran picor que a veces se siente como quemazón, enrojecimiento, e incluso sangrado.

Esto es lo que ocasiona uno solo de estos bichos. Imagínate que hay decenas de ellos y empiezan a picarte por todo el cuerpo. Al principio no lo notas dentro del agua, hasta que empiezas a sentir ardor en toda la piel afectada, agravándose las picaduras con el paso del tiempo.

Síntomas de picadura de piojos de mar

Los síntomas de la picadura del piojo marino serán diferentes según la sensibilidad de la persona, y también dependiendo del número de estas. El bocado no es lo único que debemos temer de esta picadura, porque al igual que la picadura de medusa, se libera una especia de toxinas que empeora la sensación.

Dentro del mar, la sensación de picor ya empieza a notarse. Por suerte, el agua salada mantiene las toxinas un poco a raya. Es cuando sales del agua, y las heridas entran en contacto con el aire, cuando el picor y el ardor se vuelven insoportables.

Entre las señales más importantes para detectar la picadura de los piojos del mar destacan:

Publicidad
  • Erupción en la piel
  • Enrojecimiento de la zona afectada
  • Sensación de quemazón intensa
  • Picor
  • Hinchazón de la zona que empieza a extenderse

qué hacer si te pica un piojo en el mar

A veces estas marcas se pueden confundir con las de la picadura de medusa. Es normal, ya que el tipo de toxinas son muy parecidas. Sin embargo, la gran diferencia es que la picadura de un piojo del mar deja una herida que suele sangrar, o en la que al menos han quedado las marcas del mordisco que son muy visibles.

Complicaciones de la picadura de un piojo de mar

Además de estas señales, hay otros síntomas que afectan a los niños debido a su mayor sensibilidad ante las picaduras de estos bichitos marinos. Entre los síntomas graves y las complicaciones más comunes podemos mencionar:

  • Ronchas grandes que aparecen hasta 12 horas después de la picadura
  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Adormecimiento
  • Naúseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Malestar abdominal
  • Fiebre

La mala noticia es que, en personas que son más sensibles a este tipo de picaduras, las ronchas pueden durar entre 2 y 4 días en la piel. Las toxinas seguirán haciendo su efecto, manifestando síntomas incluso hasta 2 semanas después del episodio.

¿qué hacen los piojos de mar?

Es común que una persona a la que ya le hayan picado anteriormente los piojos de mar, tenga una reacción mucho mayor, con una reacción alérgica de mayor intensidad. Por ello hay que tener sumo cuidado, prestando atención a los síntomas, y en caso necesario, acudir de urgencia al hospital.

Cómo tratar la picadura de un piojo de mar

¿Cómo hay que actuar ante una picadura de piojo de agua? Tanto si te ha ocurrido a ti, como a un familiar, y sobre todo a un niño pequeño, sigue estos pasos para tratar la herida:

  1. Nada más notar el mordisco del bicho, sal del agua inmediatamente.
  2. Retira cualquier prenda, como un bañador o traje de neopreno, ya que a veces los bichitos se esconden en los pliegues y pueden seguir picando.
  3. Lava la zona con agua lo más caliente posible. El agua caliente inactiva y mata al piojo de mar.
  4. Acude rápidamente al médico o al puesto de socorrista más cercano para ver a un profesional.
  5. Aplicar una pomada de corticoides es lo más adecuado, pero antes, un especialista tendrá que valorar si realmente se trata de una picadura de piojo de mar o no.
  6. Si no tienes ningún doctor cercano, un remedio casero muy usado puede ser el vinagre, aplicado directamente sobre la picadura, para aliviar el escozor mientras te desplazas al hospital.
  7. En caso necesario, si la reacción alérgica es muy fuerte, el doctor podrás aplicar otros fármacos como antihistamínicos o antibióticos. Sigue las recomendaciones del médico, y nunca te auto-mediques.
  8. Mantén la calma, y revisa la picadura en las próximas horas. Si se pone peor, el picor es más intenso, o las ronchas se expanden, vuelve de urgencias al hospital.

Ante todo, intenta no tocar ni rascar la herida para evitar que se abra y llegue a infectarse. Las picaduras pueden seguir dando problemas hasta varios días después, así que no bajes la guardia y pon mucha atención a su desarrollo hasta que no quede marca alguna.

Cómo prevenir los piojos de mar

Debido al calentamiento global, las aguas de las costas de todo el mundo son cada vez más cálidas, y facilita el desarrollo de diferentes especies como las medusas o los piojos de mar. Hace algunos años en España, Chile o México no existían estos pequeños crustáceos, pero ya se empiezan a reportar casos de picaduras en la mayoría de costas.

Por este motivo, es muy importante que antes de darte un baño, consultes con los socorristas de la playa si se han dado picaduras de piojos de mar en los últimos días. En caso negativo, no habrá problema para bañarse.

picadura piojos de mar

Aún así, es mejor prestar atención ante cualquier síntoma de picadura. Quitar el traje de baño nada más salir del mar es una forma de evitar que estos bichitos que se esconden en los pliegues, sigan picando por todo el cuerpo sin que nos demos cuenta.

Ahora que ya sabes qué son los piojos de mar, cómo detectar sus picaduras, y de qué manera actuar para que no dañen la piel de ningún miembro de la familia, ten mucho cuidado durante  tus vacaciones en el mar. ¡Protege a los más pequeños de la casa!

Si quieres saber más sobre otros tipos de piojos, por ejemplo de los que suelen habitar en la cabeza de los niños (y a veces también de los mayores), en El Blog de tu Bebé tenemos varias guías que te pueden interesar. Echa un vistazo aquí.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Un Comentario

  1. Hola,

    interesante saberlo, cada vez hace más calor.

    Gracias,

    Besos,

    A. Moreno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *