¿Se pueden comer aceitunas en el embarazo?

De las aceitunas se obtiene el aceite de oliva, ese alimento rico en nutrientes que es tan bueno para la salud. Si bien el aceite de oliva virgen extra está altamente recomendado durante la gestación, ¿qué pasa con las aceitunas en el embarazo? ¿es bueno tomarlas?

las embarazadas pueden comer aceitunas

La respuesta rápida es sí, se puede comer aceitunas en el embarazo porque son beneficiosas para la salud de la futura mamá y el feto. Pero como bien sabrás, hay muchos tipos de aceitunas, y es aquí cuando debemos añadir algunas excepciones.

Publicidad

El tipo de aliño, las aceitunas rellenas con anchoas, de queso, pimiento y otros ingredientes, y sobre todo, la procedencia del producto, determinarán si son totalmente seguras para su consumo. Hay muchas recomendaciones que debes conocer.

Te contamos todo lo que debes saber sobre comer aceitunas durante el embarazo, qué riesgos supone, qué cantidad tomar, y cómo consumirlas responsablemente. ¡Toma nota!

¿Puedo comer aceitunas estando embarazada?

Por supuesto que sí, puedes comer aceitunas estando embarazada. De hecho, muchas mujeres sienten la necesidad de tomarlas durante el embarazo, convirtiéndose en uno de los ‘antojos’ más habituales.

Según el tipo de preparación, las aceitunas suelen venir acompañadas con un aliño ácido, parecido al de los pepinillos en vinagre. Este aliño resulta apetecible para la gestante, que tiene más ganas de alimentos agrios.

Publicidad

aceitunas embarazo listeria

Lo bueno es que las aceitunas y los pepinillos ayudan a aliviar las nauseas y mejoran las digestiones. El fruto del olivo además contiene muchos nutrientes esenciales. Son ricas en ácidos grasos omega-3 buenos para la salud, vitaminas y minerales antioxidantes.

Comer aceituna en el embarazo ofrece múltiples beneficios para la mamá, y sobre todo para el bebé que crece en su interior. Nutrientes como la vitamina E, la vitamina C y los ácidos grasos omega-3 son básicos para el desarrollo cerebral del feto y el sistema inmune.

¿Es bueno comer aceitunas en el embarazo?

Son muchos los beneficios para la salud que ofrece un alimento tan bueno como las aceitunas. Entre ellos podemos destacar los siguientes:

  • Aportan nutrientes esenciales para el desarrollo del bebé como vitamina E, hierro y cobre.
  • Suponen un gran aporte de fibra dietética.
  • Contienen grasas saludables, aunque su aporte no es mayor del 15-25% del total.
  • Entre los ácidos grasos esenciales que contienen las olivas encontramos el oleico, primordial para la formación y funcionamiento del sistema nervioso.
  • Las olivas ayudan a prevenir la diabetes gestacional, gracias a su aporte en omega-3.
  • Son un excelente antioxidante por su contenido en vitamina E y C.
  • También son una excelente fuente de vitamina K, poco común en los alimentos. Esta vitamina es esencial en la coagulación de la sangre.
  • Consumidas al natural, mejoran la presión arterial, ayudando a disminuirla de manera natural.

¿Y qué más podemos decir de los beneficios de tomar aceitunas en el embarazo? Están buenísimas, y suponen un gran placer poder disfrutar de un picoteo sano y rico.

comer aceitunas en el embarazo riegos

Tomar aceitunas embarazada te da infinidad de posibilidades para seguir una dieta variada y rica en nutrientes básicos para el desarrollo del feto.

Qué riesgos tienen las aceitunas para la gestante

Aunque las aceitunas en el embarazo son muy buenas, como con cualquier otro alimento, hay que tomar una serie de precauciones. La primera de todas es asegurarse de su procedencia, ya que podrían estar contaminadas con sustancias y gérmenes nada deseables para la embarazada.

Ten mucho cuidado con las aceitunas que se venden a granel, que suelen venir en envases grandes. Sobre todo las encontrarás en mercadillos, charcuterías y tiendas de barrio. No son malas de por sí, pero por error, podrían sufrir una contaminación cruzada.

Algunas de las contaminaciones bacterianas más habituales son por listeria o toxoplasma. Estos microorganismos se encuentran en la carne y embutidos sin tratar, y son muy peligrosos en el embarazo.

Publicidad

aceitunas manzanilla embarazo

Las aceitunas tratadas térmicamente son las más seguras. Decántate por las que vienen en botes de cristal o en latas.

Un truco para no incrementar demasiado el consumo de sodio en las aceitunas en salmuera es lavarlas previamente. No es bueno abusar de la sal durante la gestación, previniendo un problema grave como es la hipertensión arterial.

¿Comer aceitunas engorda?

Las aceitunas en sí no son una fuente de grasas y calorías tan elevadas como podríamos pensar. Sí que es cierto que de ellas se obtiene el aceite de oliva. Pero el fruto, las olivas, contienen una gran cantidad de agua y fibra, lo que limita su contenido calórico.

Dentro de una dieta sana y equilibrada, y siempre que no se abuse de su consumo, las aceitunas no engordan. De hecho, la grasa que aporta no suele convertirse en depósito adiposo, si no que se emplea por parte del organismo para la formación de diferentes estructuras, como por ejemplo las membranas celulares.

Cómo incluir las aceitunas en el embarazo

Hay muchos tipos de aceitunas en el mercado. La clave para aprovechar sus ventajas y dejar a un lado sus inconvenientes, es hacer una buena elección de un producto de calidad.

¿Quieres una buena opción para tomar aceitunas en el embarazo? Prueba las aceitunas rellenas de anchoa. La anchoa aporta un extra de ácidos grasos esenciales, además de incluir minerales como el calcio.

aceitunas y pepinillos embarazo

Las aceitunas rellenas de pimiento rojo son también muy buenas. Tienen aún más fibra, son ricas en vitamina C, vitamina A y antioxidantes. Evita las que llevan queso si no está segura de que procede de leche pasteurizada, y también las aceitunas picantes, que pueden sentarte mal.

Si no tienes problemas de hipertensión en el embarazo, puedes tomar aceitunas negras, verdes, rojas, y de todo tipo, aliñadas o rellenas. Tan solo tienes que asegurarte de han sido tratadas correctamente, y que no suponen un riesgo de intoxicación alimentaria.

Las que vienen en tarro son las más seguras. También puedes tomar aceitunas añadiéndolas a platos que cocinarás después, como por ejemplo una pizza, el relleno de una calzzone o una empanada.

Tapenade de aceitunas

El tapenade es un tipo de paté de aceitunas, hecho con el fruto triturado. Este se puede comprar en un frasco de cristal envasado, previo tratamiento con calor para una total seguridad del consumidor.

Por este motivo, es un alimento muy bueno y sin riesgo para embarazadas. Evita las opciones frescas, que están refrigeradas o aquellas que son caseras y no tienes certeza de su procedencia.

tapenade riesgos en el embarazo

Ten cuidado al consumir el paté de aceitunas, no te pases con la cantidad. Es un alimento del que se puede abusar sin darte cuenta, incrementando demasiado las calorías consumidas.

Para tu información, las aceitunas verdes tienen un contenido graso del 15%, mientras que las aceitunas negras contienen un 25% de grasa. Por este motivo, el tapenade de aceituna verde es mejor, y te permitirá tomar un poquito más si no quieres pasarte.

Otras recomendaciones de alimentos durante el embarazo

Si tienes un fuerte antojo de aceitunas en el embarazo, no te cortes y date ese pequeño caprichito. Puede que en esta etapa se te antojen otros alimentos de los que tengas dudas a la hora de consumirlos.

Echa un vistazo a estas recomendaciones de El Blog de tu Bebé:

Comer aceitunas en el embarazo, ya sea su versión aliñada, rellena, o incluso en forma de pasta o crema, puede ser muy bueno para ti y tu bebé. Hazlo con moderación, y controla la cantidad. Ante todo, sigue una dieta equilibrada que incluya todos los tipos de alimentos que necesitas para estar 100% saludable.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *