¿Se puede comer mantequilla en el embarazo?

Cuando nos quedamos embarazadas, las mujeres tenemos claros cuáles son los alimentos que están prohibidos como son el jamón curado o el pescado crudo. Pero, ¿qué pasa con otros productos de consumo habitual como puede ser la mantequilla en el embarazo? ¿Hay algún riesgo en consumirla?

comer mantequilla en el embarazo

Este derivado lácteo puede suscitar ciertas dudas al igual que pasa con los quesos no pasteurizados. Puede contener bacterias y otros microorganismos que resulten perjudiciales para el feto y la futura mamá.

Publicidad

Si te gusta la mantequilla y quieres seguir consumiéndola en el embarazo, o encontrar algún otro sustitutivo saludable, te damos las mejores opciones. Descubre las recomendaciones de los expertos en obstetricia para saber qué alimentos son buenos y cuáles no durante el embarazo.

¿Se puede tomar mantequilla en el embarazo?

Las mujeres sí que pueden consumir mantequilla en el embarazo. Se trata de un alimento seguro tanto para la mujer como para el feto, siempre que siga un correcto tratamiento de pasteurización, al igual que el resto de lácteos.

La buena noticia es que la mantequilla se suele pasteurizar siempre, y nunca se consume cruda. Si además se trata de mantequilla industrial, de la que habitualmente se compra en supermercado y viene envasada correctamente, el riesgo es nulo.

mantequilla central lechera asturiana es pasteurizada

Publicidad

Para que la mantequilla sea segura tiene que pasar por un proceso de pasteurización conocido como UHT. Estas siglas vienen del inglés y significan ‘Ultra Hight Temperature’. Gracias a él se eliminan todos los microorganismos que puedan contener la leche empleada para la elaboración de la mantequilla y otros subproductos lácteos.

Este mismo proceso es importante en alimentos como quesos, nata, yogures o leche, y debe revisarse en todo momento para la seguridad de la embarazada. En caso de dudar si el producto se ha hecho con leche cruda, es mejor evitarlo.

Riesgos de consumir mantequilla estando embarazada

El principal peligro de tomar mantequilla en el embarazo es contraer una infección por listeria. La listeriosis es una infección provocada por una bacteria que se encuentra de forma natural en la leche y otros alimentos crudos como la carne o el pescado.

Altamente peligrosa para el bebé, podría provocar problemas en el desarrollo del feto o incluso un parto prematuro o aborto. Es importante no consumir productos hecho con leche cruda que puedan contener esta bacteria.

¿Qué pasa si has consumido mantequilla sin pasteurizar?

Si has consumido mantequilla sin pasteurizar, hay un alto riesgo de sufrir infección por listeria. Esta bacteria se encuentra frecuentemente en la leche, aunque no siempre provoca una infección al consumirla.

Según la cantidad de bacteria, y la respuesta inmunológica de la futura mamá, la bacteria podría llegar hasta el feto por el cordón umbilical. Como bien sabes, el bebé sistema inmune del bebé no está preparado para luchar contra la infección, y los síntomas podrían ser catastróficos.

mantequilla ahumada mercadona si estás embarazada

Pero no te preocupes, no todos los productos sin pasteurizar contienen listeria. Aunque es preferible no exponerse a ella ni a otros gérmenes, la enfermedad no tiene por qué aparecer.

Lo primero que debes hacer si has tomado mantequilla sin pasteurizar es ir al médico de urgencias y seguir sus indicaciones. En algunos casos es imprescindible hacer un análisis de sangre para detectar si la bacteria está presente. Controla también los posibles síntomas de infección que aparezcan en los siguientes días.

Beneficios de la mantequilla en mujeres embarazadas

Siempre que la mantequilla esté bien elaborada a partir de leche UHT, es un alimento que se puede incluir en la dieta de la embarazada. El consumo responsable ofrece múltiples beneficios para la salud de la madre y el feto:

Publicidad
  • Es una excelente fuente de energía.
  • Regula los niveles de colesterol en el organismo.
  • Es una excelente fuente de vitamina D y calcio, indispensables para la formación del cerebro, músculos, huesos y dientes del feto.
  • Mejora la salud de la piel por su contenido en vitamina A.
  • Contiene flavonoides, que regulan el estrés y la ansiedad.
  • También aporta ácidos grasos esenciales que ayudan controlar los niveles hormonales.

La mantequilla contiene vitaminas del grupo B, entre las que destacan la vitamina B12, ácidos grasos omega-3 y omega-6, además de ser una excelente cuente de calcio y fósforo. Contiene hierro, magnesio y antioxidantes como la vitamina E, que son esenciales para la madre y el bebé en pleno desarrollo.

Cantidad recomendad de mantequilla en el embarazo

No hay que olvidar que la mantequilla es el producto elaborado con la grasa de la leche. Este alimento contiene muchas calorías, y aunque es rico en nutrientes, también hay que controlar la ingesta.

como saber si la mantequilla está mala

Lo ideal sería que la mantequilla no supere el 10% de las calorías diarias de la dieta. Por ejemplo, en una dieta de unas 200 kcal es recomendable tomar hasta un máximo de 3 cucharadas de mantequilla al día.

Combínala con otras grasas saludables como el aceite de oliva, el pescado que es rico en omega-3, y el aguacate al natural. No tienes por qué comer mantequilla a diario. Pero si tu dieta es variada y equilibrada, te puedes permitir consumirla de vez en cuando.

¿Es mejor la mantequilla salada o sin sal?

Si no tienes problemas de hipertensión en el embarazo, la elección de mantequilla con sal o sin sal dependerá expresamente de tus preferencias. Sin duda, la mantequilla con sal tomada con moderación no suponer un elevado aporte de sodio a la dieta.

No obstante, si tu médico te ha indicado que vigiles el consumo de sodio, mejor elige un producto sin sal añadida. De esta forma te será más fácil limitar la sal que incluyes en la dieta, sin renunciar al sabor natural de la mantequilla.

¿Y la margarina?

Mientras que la mantequilla es un derivado lácteo, la margarina se hace de manera industrial a partir de aceites vegetales. Para convertir los aceites líquidos en un producto sólido de textura untable como la mantequilla, se realiza un proceso de emulsión aumentando la cantidad de aceites hidrogenados y de ácidos grasos trans.

Es cierto que la mantequilla es rica en ácidos grasos saturados, sin embargo, estos no son tan perjudiciales para la salud como las grasas trans. Tanto en el embarazo como en cualquier etapa de la vida, es mejor consumir mantequilla, ya que se ha comprobado que el aumento de los niveles de colesterol LDL en sangre es menor.

margarina embarazo

Como alternativa, la margarina especial hecha con aceites no hidrogenados está recomendada para personas que tienen los niveles elevados de colesterol. No obstante, otra ideal mucho mejor sería sustituir la mantequilla por aceite de oliva virgen extra.

Por lo tanto, se puede consumir mantequilla en el embarazo siempre que sea un producto adecuado para la alimentación humana, hecho a partir de leche UHT. Controla la cantidad de grasas en la dieta, y no tendrás ningún problema para cuidar de tu salud y de la de tu futuro bebé.

¿Qué alimentos se pueden y no se pueden comer en el embarazo?

Además de la mantequilla, hay otros alimentos que suscitan dudas a la hora de consumirlos durante la gestación. En El Blog de tu Bebé ya hemos hablado de algunos que te pueden interesar bastante:

Ahora que tienes claro si puedes o no comer mantequilla en el embarazo, no dudes en darte ese pequeño capricho de vez en cuando. Una rica tostada de mantequilla con mermelada puede ser una buena manera de empezar el día con toda la energía y buen humor.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Publicidad

Sobre Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *