Inicio » Alimentación » ¿Se pueden comer setas en el embarazo?

¿Se pueden comer setas en el embarazo?

Una de las recomendaciones que deben seguir las gestantes en esta etapa tan delicada es mantener una alimentación lo más sana y equilibrada posible. Rica en alimentos de origen vegetal como las frutas y las verduras, la gran duda llega cuando nos planteamos si es seguro comer setas en el embarazo.

níscalos efectos secundarios

Las setas y hongos son ingredientes muy versátiles que se pueden añadir a todo tipo de platos. Ricos en vitaminas, minerales, fibra, y bajos en calorías, vienen genial para controlar el peso y aumentar la saciedad.

¿Existe algún tipo de restricción o prohibición a la hora de tomar hongos en el embarazo? Esto dependerá de múltiples factores, tal y como veremos a través de esta guía para mujeres gestantes.

Descubre qué setas en el embarazo son beneficiosas, cuáles no debes tomar, y de qué manera incluirlas en tus menús. Las setas para el embarazo pueden ser una excelente opción siempre que se haga un consumo adecuado a las necesidades de la futura mamá y el feto.

¿Puedo comer setas embarazada?

La respuesta es sí, se puede comer setas en el embarazo sin ningún problema, siempre y cuando sean hongos comestibles, evitando aquellas variedades que son tóxicas y venenosas.

Los más comunes en la dieta habitual son los champiñones, un tipo de seta que es totalmente inocua, y que no representa riesgo alguno en la salud de la mujer embarazada, ni en ningún otro grupo de población.

he comido fruta sin lavar embarazada

Lo único que debes tener en cuenta es que los productos alimenticios sigan el protocolo de seguridad alimentaria adecuado. Una vez en casa, asegúrate de lavar y cocinar correctamente las setas, o en el caso de tomarlas fuera de casa, preguntar de qué manera han sido manipuladas.

Aunque las setas en el embarazo son seguras, no dejan de ser un producto que se recoge del suelo, y podrían estar contaminadas por diferentes tipos de microorganismos. Hay cierto riesgo de contraer una enfermedad parasitaria como la toxoplasmosis, así como otros gérmenes que se encuentran en la tierra de cultivo de los hongos, verduras y hortalizas.

¿Es bueno tomar setas en el embarazo?

Las setas comestibles son muy buenas en el embarazo, ya que resultan un excelente aporte de proteínas, fibra alimentaria, y otros muchos nutrientes. Cada seta tiene su propia composición, y por ello no se puede comparar un champiñón con otras setas como los níscalos, boletus o rebozuelos.

Por lo general, la seta más consumida es el champiñón en el embarazo, ya que es la típica que se compra en cualquier supermercado. Estos productos proceden de cultivos controlados, y son los más seguros si no quieres arriesgarte.

hongos para comer

Los champiñones aportan vitaminas, minerales y oligoelementos en diferentes cantidades, que son muy buenos para la salud de la madre y el desarrollo del feto. Son fuente de hierro, cobre, selenio, potasio, así como vitaminas del grupo B y ácido fólico.

Además cabe destacar su bajo aporte en calorías. Los champiñones solo tienen 30 kcal por cada 100 gramos de producto. No tienen grasa ni colesterol, pero sí son ricos en proteínas y aminoácidos de alto valor nutricional.

¿Qué tener en cuenta para consumir setas en el embarazo?

Si eres amante de las setas, o si de pronto durante el embarazo sientes un gran antojo, no te quedes con las ganas de tomarlas. Los champiñones y otros hongos comestibles son muy seguros, siempre y cuando sigas las instrucciones de uso adecuadas:

  • Recurre a productos de supermercado que estén correctamente etiquetados.
  • Compra tus setas favoritas en una tienda o proveedor de confianza.
  • Asegúrate de que el producto es fresco, y que no tiene daños visibles o moho.
  • Incluso si los ves limpios, no dejes de lavar los champiñones con cuidado, eliminando los posibles restos de tierra.
  • Si son setas deshidratadas, mantenlas en remojo unos minutos, lavándolas después con agua limpia antes de cocinar o consumir.
  • Evita los hongos crudos. Cocínalos completamente para asegurarte de eliminar cualquier microorganismo.

boletus congelados mercadona

Estos mismos consejos deben seguirse en todo momento a la hora de tomar setas, no solo si estás embarazada. Ten en cuenta que hay muchos hongos que son tóxicos. Si no haces una buena elección del producto, el riesgo para la salud será elevado.

Riesgos de los hongos en el embarazo

Comer hongos estando embarazada es seguro siempre que se manipulen bien. No olvides que las setas, tanto las silvestres como las cultivadas por la mano del hombre, crecen en el suelo, y la tierra puede contener múltiples parásitos y bacterias.

Al hablar de setas y embarazo hay siempre un riesgo que destacan los expertos: contraer la toxoplasmosis. El parásito llamado Toxoplasma gondii se encuentra en el suelo de manera natural, y una fuente de contaminación frecuente son las hortalizas que no han sido lavadas correctamente.

Lo mismo pasa con las setas, que aunque se tratan en la fábrica antes de ser envasadas, a veces vienen con restos de tierra. Por ello hay que lavarlas y enjuagarlas bien, asegurándote después de cocinarlas a una temperatura elevada, para acabar con los posibles parásitos.

hongos en el embarazo

Y no solo por el riesgo de toxoplasmosis. Las setas que no se han cocinado a altas temperaturas podrían contaminarse con bacterias como la listeria o la salmonela, provocando una infección muy grave para el feto. ¡No te arriesgues!

Qué setas se pueden tomar estando embarazada

A la hora de comer hongos durante el embarazo seguiremos las mismas indicaciones que en cualquier otra ocasión. Recurre siempre a los hongos comestibles seguros. Y en el caso de tener dudas, mejor evitarlos.

Los hongos comestibles a veces se parecen a otras variedades venenosas. No te arriesgues nunca, y recurre a los productos de venta en sitios oficiales, dejando a un lado los que se recolectan de manera salvaje.

Estas son las setas más seguras en el embarazo que puedes tomar sin peligro, disfrutando de tus sabores y textura favoritos:

  • Champiñón
  • Boletus edulis
  • Níscalo
  • Oronja, o amanita caesarea
  • Rebozuelos
  • Seta de cardo
  • Colmenillas
  • Lengua de vaca o setas ostra
  • Oreja de Judas
  • Trompeta de los muertos
  • Shiitake y otras setas japonesas
  • Trufa negra

setas en el embarazo

Cocina siempre de manera adecuada las setas antes de consumirlas, haciéndolas a la plancha, fritas o al horno, por ejemplo en una pizza o en el relleno de una empanada. Solo de estas forma, las setas en el embarazo son totalmente seguras para el feto, evitando infecciones e intoxicaciones que podrían ser muy peligrosas.

Alimentos que se pueden comer o no en el embarazo

¿Quieres disfrutar de tus alimentos e ingredientes favoritos en el embarazo? No te quedes con las ganas por dudar sobre si son seguros o no para tu salud y la de tu bebé.

Descubre en nuestro blog otras muchas guías como estas que te serán de gran utilidad:

Ahora que ya sabes que puedes comer setas en el embarazo sin poner en riesgo al feto, sigue las recomendaciones y haz una buena elección del producto. Ante la duda, mejor no te arriesgues. Decántate por productos etiquetados y cocinados a altas temperaturas tanto en casa como en tus restaurantes de confianza.

¡Vota el artículo!

Acerca de Pili Rodriguez

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Máster Universitario en Microbiología y Parasitología. El Blog de tu Bebé es una ventana digital para dar respuesta a dudas que tenemos los padres durante el embarazo, crianza de los niños, alimentación y otros temas. ¡Te ayudaré encantada!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*